Tendencia y oportunidad de negocio

El poder de los hoteles temáticos

El poder de los hoteles temáticos

• ¿Por qué están ahí? ¿Qué brindan? Las ofertas hoteleras que desarrollan un marcado hilo conductor a lo largo de toda su propuesta parecen abrirse paso a propósito de un mercado de clientes cada vez más exigentes. Saben marcar diferencia desde el inicio y el público que los elige se convierte en el gran protagonista de una experiencia de servicio donde todo lo que el pasajero ve y disfruta durante su estadía sigue una línea muy definida, incluyendo la forma de comunicarse, las comidas, el diseño de los espacios y la experiencias de ocio

La presencia de hoteles temáticos en la industria no podría describirse como esencialmente nueva, pero sí se ha transformado en una de las tendencias de la industria hotelera. Algunos plantean que es consecuencia del desarrollo de experiencias destinadas a mejorar la oferta, sobre todo, ante el registro de un mayor número de perfiles de clientes. Millennials y los viajeros de tercera edad –sobre todo de países de Norteamérica y Europa– son algunos de los públicos cuya demanda se ha identificado con claridad en los últimos años. Hoy también se puede definir fácilmente a los pasajeros que se hospedan por motivo de trabajo y deciden quedarse unos días más para conocer el destino. Lo mismo pasa con las personas que se toman largos periodos de vacaciones para desconectar o conocer, y con los llamados “digital nomads", personas que usan la tecnología para trabajar, descartando oficinas y siendo capaces de viajar mientras desarrollan sus actividades laborales.

Por otro lado, vale mencionar la evolución que ha tenido el rubro alojamiento en la industria del turismo, entre otros factores, por los avances tecnológicos y el surgimiento de plataformas de oferta.

Asimismo, resalta que estamos en un mercado donde el cliente se ha vuelto especialmente informado y exigente, un escenario donde las personas cuentan con redes sociales y buscadores, por nombrar algunas de las herramientas que hoy en día facilitan la decisión de compra.

Así las cosas, pareciera ser que cada vez más nos adentramos en un mercado con productos hechos para nichos de clientes específicos, y esa especificidad luce con un especial valor en un mundo globalizado, pues, beneficios aparte, surge la necesidad de distinguirse. Más allá de ser un importante origen para los actuales hoteles temáticos, en este último punto se encuentra una atractiva oportunidad de negocio, una ventana que varios desarrolladores de hoteles ya han tomado a propósito de sus interesantes cualidades.

LOS DISTINGUE…

Entre los hoteles temáticos suele existir un delicado trabajo de arquitectura y diseño interior, factor que enriquece la experiencia y, al mismo tiempo, se desarrolla con especial cuidado para provocar al huésped, fomentando su curiosidad y regalándole tanto sorpresa como placer. Junto a esto, son recintos que resaltan por sus programas de actividades y oferta gastronómica, ámbitos que regularmente están conectados y coordinados, formando el hilo conductor del tema que los convoca. Todo lo anterior va en la línea de superar las expectativas del cliente, y el éxito de esta tarea, al igual que la calidad de los servicios y ambiente, tiene relación con la capacidad de anticiparse, ya sea a cambios o tendencias del mercado, así como el comportamiento o estrategias de la competencia.

En lo concreto, las habitaciones adquieren especial protagonismo en este tipo de oferta hotelera. Muchas veces, son espacios que se trabajan de manera individual y se equipan con elementos personalizados en el afán de hacer la estadía realmente particular.

Más allá de las áreas privadas, y siguiendo la consigna de que los turistas buscan vivencias, en sus programas se pueden encontrar actividades que reúnen a huéspedes y público de la ciudad acorde a la temática gestionada: conciertos o debates, entre otros. Algunos desarrollan sus áreas comunes como verdaderas galerías, especializándose en el arte e incorporando colecciones, como es el caso de St. Regis Singapore, que tiene una colección de arte asiático y obras de Botero y Picasso.

LETRAS, MODA, VIDEO JUEGOS…

Cuando se habla de hilo conductor, en el escenario de hoteles temáticos se encuentra toda clase de propuestas y la clave parece ser no perder de vista la idea de entregar una experiencia enriquecedora y diferente, gracias a detalles realmente exclusivos respecto de la competencia.

Le Pavillon des Lettres es un ejemplo de aquello. Invita al mundo de las letras presentándose como el primer hotel literario de París. Se ubica en el Distrito VIII –reconocido barrio cultural de la capital francesa–, y se inspira en exponentes como Charles Baudelaire, Victor Hugo, Franz Kafka, Léon Tolstoi, Virginia Woolf y Gustave Flaubert. Sus espacios son obra del decorador Didier Benderli, quien resume su proyecto así: “Una alianza de las artes, la combinación de literatura, pintura y escultura para crear un diálogo sutil entre estos componentes”. Aquí se juega con colores y materialidades, ocupando sus contrastes, tal es el caso de la oposición de lo tosco con lo sedoso, generando con ello sensaciones físicas que complementan el placer de la lectura. A propósito de las 26 letras del alfabeto francés, el hotel tiene mismo número de habitaciones y en cada una se alberga la esencia de un escritor a través de fragmentos escogidos e impresos en las paredes, textos que siguen el principio de un imaginario basado en la noche, el sueño y la poesía.

También en París, en una zona ícono de la moda prêt-à-porter, rodeado de los barrios Saint Honoré y Opera, el hotel Dress Code es otra apuesta temática de París. En este lugar, sus 33 habitaciones, las salas de estar y cada uno de los espacios han sido pensados por la decoradora Stéphanie Coutas como un elegante desfile de moda, rico en estilos, colores y estados de ánimos, haciendo guiños a algunas de las mejores casas de alta costura parisina. Con esta propuesta, los pasajeros pueden elegir hospedarse en un ambiente de estilo futurista o de los años 60, en uno que se viste de rayas marinas, de grises perla o dentro de la estética atemporal y elegante del diseño pata de gallo, solo por nombrar algunas de las opciones donde priman conceptos que ningún amante de la moda ignoraría.

Completamente diferente a estos desarrollos franceses, en enero recién pasado, Atari, la icónica firma pionera en la industria de los videojuegos, anunció su entrada en el sector hotelero gracias al desarrollo de una experiencia de alojamiento temático única en Estados Unidos. La iniciativa contempla la apertura de varios hoteles, primero en Phoenix y luego en Austin, Chicago, Denver, Las Vegas, San Francisco, San José (California) y Seattle. El nivel de entretenimiento en cada uno de estos lugares estaría asegurado con actividades para personas de toda edad y capacidades de juego, contemplando lo más reciente en realidad virtual y aumentada. El desarrollo y diseño lo dirige el Grupo GSD, de Shelly Murphy, y Napoleón Smith III, productor de la franquicia cinematográfica Teenage Mutant Ninja Turtles. "Estamos encantados de asociarnos con GSD Group y True North Studio para edificar los primeros hoteles de marca Atari en los Estados Unidos. Juntos construiremos un espacio que será mucho más que un simple lugar para alojarse", afirma Fred Chesnais, CEO de Atari". 

UN HOTEL PERFUME

Otra vez en Europa, Magna Pars, l’Hotel à Parfum luce como otro buen modelo de hotel temático, uno donde vale la pena dejarse llevar por la propuesta. Con una inédita iniciativa, delicadamente trabajada desde su apertura en 2013, se presenta como un jardín de aromas oculto en un espacio en la Via Forcella, calle privada y paralela a Via Tortona, corazón de la moda, arte y diseño en Milán. Concretamente es un hotel perfume, de cinco estrellas, con jardín sensorial, spa, centro fitness, biblioteca, azotea y espacios gastronómicos.

Creado por la familia Martone –perfumistas autores de fragancias propias y de reconocidas marcas–, ocupa el espacio donde anteriormente funcionaba la fábrica de perfumes de esta firma, y brinda una experiencia multisensorial a partir de notas amaderadas, resinosas, florales y frutales, entre otras. Cada una de las sesenta suites –habitaciones de entre 32 y 90 metros cuadrados–, se inspira en un determinado ambiente aromático y su respectiva línea histórica. Hay 19 dedicadas a los árboles y arbustos en flor, como gardenia, jazmín, neroli y magnolia. Otras nueve evocan bosques con notas de vetiver, sándalo y pachulí. Una docena se inspira en árboles frutales como el níspero, cerezo e higo; y veinte están dedicadas a arbustos aromáticos, por ejemplo, salvia blanca y plantas resinosas como mirra y estigia.

En este hotel el pasajero se puede encontrar con historias como la de la Junior Deluxe Suite 101, donde el aroma que invade delicadamente es el de la bergamota, pequeño árbol con hojas y flores similares a las de la naranja agria, cuya esencia se obtiene de la cáscara de la fruta sometida al proceso de prensado en frío. Conocida como oro verde de Calabria, según la leyenda, en las noches de luna llena la bergamota revela el lugar donde nacen las hadas.

En todas las habitaciones de Magna Pars, l’Hotel à Parfum hay pinturas figurativas inspiradas en los ingredientes olfativos usados y se disfruta con vistas al jardín interior donde crecen magnolias, azaleas y olivos, por mencionar algunas especies cultivadas. Se suma el disfrute de textiles italianos y mobiliario obra de talentosos artesanos locales de Lombardía.

En áreas comunes destaca una pared de cristal que entrega vista hacia el pasado: a los elementos industriales, antiguas paredes, pasillos de ladrillos expuestos y barandas de acero que tenía la fábrica de perfumes de la familia Martone

Todo el interiorismo se trabajó con el contraste que surge entre el blanco y la calidez de la madera, ambiente complementado con colecciones de libros antiguos y elementos de una decoración minimalista, permitiendo realzar obras de arte de artistas famosos o emergentes de todo el mundo, formando con ello la Galería de Arte Magna Pars extendida a través del hotel y las suites.

Liquidambar es el bar y uno de sus restaurantes, un lugar desarrollado con estilo lounge donde crecen árboles de goma dulce y se completa la experiencia sensorial de este hotel temático con platos y cócteles olfativos. Lo mismo pasa en DA NOI IN, el otro espacio gastronómico del Magna Pars, cuya creativa cocina de mariscos presenta platos con aromas y fragancias, mezclas inusuales y recetas auténticas italianas entre cuyos ingredientes se contempla un clásico de la perfumería, la lavanda.

 

www.pavillondeslettres.com

Instagram: @pavillon_des_lettres

www.hoteldresscode.com

Instagram: @hoteldresscode

www.atarihotels.com

Instgram: @atarihotels

www.magnapars-suitesmilano.it

Instagram: @magnaparshotel

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 17 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones