VALPO BAJO CERO

VALPO BAJO CERO

Primera versión

Récord de público en Valpo Bajo Cero

• Más de 20.000 personas disfrutaron de las propuestas en heladería, chocolatería, cafetería, food truck y cervecería, entre otros, que protagonizaron un concurrido fin de semana de agosto en el VTP de Valparaíso

CON UNA ALTA ASISTENCIA DE 20 MIL PERSONAS culminó la primera versión de Valpo Bajo Cero, la inédita feria heladera que reunió no sólo a heladerías artesanales de la zona central, sino también a reconocidas chocolaterías, pastelerías, dulcerías, cervecerías artesanales y tostadurías de café. El evento se llevó a cabo el sábado 11 y domingo 12 de agosto, en las dependencias de Valparaíso Terminal de Pasajeros (VTP).

El chef oriundo del puerto, Tomás Olivera, fue el encargado de animar el evento, que contó con múltiples actividades y entretenciones para todas las edades, y productos para diferentes  gustos. Entre ellos destacó la participación del Teatro Lambe Lambe, Sanaclown, y las esculturas de hielo en vivo con IceMan.

COPA DE HELADERÍA

Durante la primera jornada se realizó la Copa Nacional de Heladería, con el apoyo de DuocUC, que seleccionó a tres exponentes de distintas heladerías artesanales del país. Los participantes debieron elaborar recetas in situ para que fueran evaluadas. El jurado de la competencia estuvo liderado por Stefan Ditzend, destacado consultor y chef heladero argentino, quien viajó exclusivamente para estar en Valpo Bajo Cero; Sebastián Lobos, product manager y asesor gastronómico de Comercial Tres Almendros; Ernesto Pacheco, director de la carrera de gastronomía de DuocUC, sede Valparaíso; Braulio Arellano, chef ejecutivo del área de desarrollo e innovación de Duas Rodas y Ángelo Sannazzaro, gerente de operaciones de PreGel Chile.

El primer lugar fue para María José Roca, de Heladería Rocciato, de Linares, quien compitió con “Mi casa en Rari”, helado con eucalipto y mermelada de manzana verde, quien se llevó el inédito trofeo a casa. “Somos muchos trabajando en heladería artesanal. Es importante juntarse y mostrar lo que cada uno está haciendo. Fue un desafío ir a la copa, llevar un producto que nos representara como zona y como estación de invierno. Lo bueno es que esto nos permite crecer para continuar con nuestra distribución, no sólo en la Región del Maule, también en Talca, Curicó y Santiago”, dijo la ganadora.   

El segundo puesto se lo llevó Catalina Ovalle, de Gelateria Firenze, de Santiago, con su gelato de ají verde denominado “Gelato dell’ Inferno”. La tercera ubicación fue para Ricardo Sepúlveda, de Heladería Vitelli, de Coyhaique, con “Sorbete de Cauchao”, una berrie endémica de la Patagonia chilena, desde donde viajó exclusivamente para participar en la instancia.

También, en torno a la heladería, en la jornada del domingo se efectuó la entrega de un reconocimiento a Helados York, parte clave de la identidad de Valparaíso, reconociendo su aporte a la industria y creación heladera en la región.

EXPOSITORES

Entre los expositores que apostaron por esta edición estaban, por nombrar algunos, las heladerías Fruttato, Go Vegan, By Walthari, Café Marrón, Herrera Chiguay, La Morada Alegre, Heladería Miño, Vinter-Nitro Helados e Il Naturale, Heladería Artesanal. Respecto a esta última, ubicada en el Mall Mid Maipú, su dueño, Eduardo Moya, señaló que ofrecieron helado de choclo albahaca, zapallo camote, yoghurt frutos verdes, chocolate 76% cacao, helado de harina tostada, manzanas asadas con canela, sorbete de plátano naranja, zabaione, maní salado, stracciatella, yoghurt frutos amarillos, kiwi y frambuesa en vaso y cono. “Fue fantástico, apreciamos que la gente quiera aprender un poco más del helado, porcentaje de materia grasa y características propias. No sólo lo ven como un dulce, sino como un alimento”, indicó.  

También estuvieron presentes marcas del mundo de los dulces y la pastelería, como Mercadito Alegre, Pastelería Sép7ima, Pastelería Olfos y Fiol Dulcería, junto a su creadora Camila Fiol, quien realizó una masterclass en el escenario central de VTP. Además estuvo Pastelería Mür, del Cerro Concepción, donde la dueña Denisse Lazcano y su socio, el chef César Torres, expusieron un cheesecake de maracuyá, con glaseado de chocolate blanco y mango; pasteles cremosos, pulverizado de cacao bitter con cremoso de chocolate blanco y centro de chocolate; domos glaseados, espejo con centro de frambuesa y crocante de brownie, con mousse de mantequilla de maní. Destacó la bombonería y macarons creados por el chef Jorge Ruiz, quien también hizo una masterclass.

En cuanto a chocolatería, hubo exponentes como D’Airola, Mucané, Xocowine y Vivali Chocolates. La cafetería nacional estuvo representada por Melbourne Café y Puro Café, dos clásicos de Valparaíso. Raúl Recabal, encargado de ventas y capacitación de Puro Café, de calle Edwards en Valparaíso, señaló que, “mostramos al público la cadena de valor del café, desde la mata hasta la taza, de qué manera pueden lograr identificar la calidad del café, y así prepararlo de la mejor manera. Como tienda especializada, nos dedicamos a educar y difundir la cultura del café a los distintos públicos”. En el stand ofrecieron su carta de café de especialidad, con granos procedentes de Colombia, Guatemala, Nicaragua o Perú, en espresso, latte, capuchino, etc., en preparaciones propias, además del café envasado en grano o molido. También vendieron métodos de preparación, como prensa francesa, mocka italiana, aeropress, chemex, etc. “En el escenario hicimos un conversatorio de café con Tomás Olivera, que tuvo alta interacción. En general la expo me pareció una súper buena instancia, ordenada, con alta respuesta de público pese a ser la primera versión”, dijo Recabal.      

En Valpo Bajo Cero hubo además una extensa oferta de food trucks y productos de restaurantes, queserías, dulcerías, jugos naturales, espumanterías y cervecerías artesanales, como Casa Cervecera Altamira de Valparaíso, quien refrescó a los adultos asistentes con sus diversas variedades en shops, tripacks y growlers.  

Así, miles de familias pudieron disfrutar de Valpo Bajo Cero, que ya pretende tener una nueva versión.