Con 25 años de trayectoria, la empresa se encuentra llevando a cabo nuevas estrategias para diversificar su oferta

SOUTH WIND

South Wind

  • Con 25 años de trayectoria, la empresa se encuentra llevando a cabo nuevas estrategias para diversificar su oferta y consolidarse, una vez más, como líderes en el mercado nacional Su experiencia en ventas y elaboración de productos para el extranjero la destacan, manteniendo un proceso altamente exigente, garantizando calidad y precios competitivos

NUEVAS ESTRATEGIAS con miras a los próximos cinco años mantienen a South Wind S.A., como una de las empresas proveedoras de productos del mar más importantes del país. En 2016 comenzaron las operaciones de su segunda planta de proceso orientada, principalmente, a cubrir las necesidades del mercado nacional, gracias a lo cual a nivel retail y canal horeca han crecido ampliamente.

Sin duda, la infraestructura de esta empresa es la que permite este crecimiento y el actual escenario que vive con dos frigoríficos y cámaras propias, que aseguran eficiencia y calidad. Se ha convertido en uno de los principales procesadores de salmón, atún y pulpo, con productos como ahumados y carpaccios. Sin embargo su oferta ha logrado diversificarse mucho más, gracias a un fuerte impulso en la importación de otras alternativas finamente seleccionadas. Valeria Auda, socia de la empresa junto con Soledad Parot, explica que “estos dos últimos años, la oferta de nuestra empresa para hoteles, restaurantes y casinos, nos ha llevado a importar directamente una serie de productos, como atún en porciones y lomos desde Vietnam, camarones de China y Ecuador, con distintos calibres y presentaciones, todo gracias a nuestra infraestructura que nos permite ser súper eficientes porque el producto llega a puerto, se interna y después pasa directo a nuestras instalaciones, para finalmente entregarlo al cliente”.

CUESTIÓN DE DIFERENCIACIÓN

Diferenciarse y destacar por su calidad, es uno de los pilares que no se transan en South Wind, por eso la selección de productos es muy definida. Según cuenta Valeria, “mantener una buena cadena de frío es suficiente para que un pescado se mantenga en buenas condiciones. Por eso aseguramos que nuestra oferta es de la mejor calidad, sin tratamientos con fosfato, ni glaseo excesivo, porque buscamos que nuestros clientes puedan llegar a la mesa con un producto real, de la misma calidad y dimensión de lo que compramos. Que no reduzca su tamaño ni minimice el sabor a la hora de cocinarlo, sin duda marca la diferencia. Son pescados ricos que no decepcionan”.

Por lo mismo, tener un balance entre inventario y venta es fundamental. Es por ello que trabajan arduamente en traer pescados más sofisticados, como albacora, bonito, algunos pescados blancos, camarones grandes, asegurando así variedad en la oferta, evitando el sobre stock o carencia de productos.

Contar con una oferta permanente que genere confianza y mantener un inventario acorde, para que los profesionales se animen a poner en la carta un tártaro de atún, por ejemplo, con la certeza de que la proteína estará disponible con la mejor calidad en el momento oportuno, es otro de los objetivos que South Wind ha ido implementando. Al respecto, Valeria Auda indica que “para este año traemos muchas sorpresas en cuanto a productos nuevos. Los chefs de los distintos hoteles y restaurantes lo piden, buscan innovación, presentaciones distintas con productos de buena calidad. Queremos ser un aliado para ellos, y ofrecerles alternativas con las que puedan innovar y sorprender a sus comensales”. Lo cierto es que hoy, comer en Chile productos del mar con estas características es un privilegio. Aun así, señala que hay un nicho importante que lo busca y exige, por eso la compañía trabaja para contar con un portafolio novedoso y atractivo, principalmente de pescados y algunos crustáceos que cumplan esas expectativas, que además vaya generando una nueva cultura nacional de consumir cada vez más estos productos nobles y de mejor calidad.

CINCO ESTRELLAS

Una buena experiencia, por ejemplo, han sido las porciones de atún que han tomado un gran protagonismo dentro de la carta de South Wind, seguida por la reineta “limpia”, de Asia, es decir, sin tratamiento con fosfato, lo que una vez más hace la diferencia a la hora de cocinarla, y los camarones grandes, “reales”, esos que al ponerlos en la sartén no se reducen a pequeñas muestras. “Para nosotros, vender el calibre real que ofrecemos es fundamental. Si el chef pide un 36/40, a la hora de llevarlo a la olla queda tal cual él lo espera”, agrega la ejecutiva.

Menos agua, menos intervención. Finalmente, productos más nobles que cuestan lo que se paga: textura, tamaño y sabor, sin la distorsión que causan los tratamientos químicos.

South Wind entró al mercado norteamericano hace cuatro años. Difícil tarea, pues los estándares en Estados Unidos son muy exigentes, sobre todo en el retail, donde el requisito fue obtener la certificación BRC, trámite que duró alrededor de un año, pero lo lograron. Ya están con tres clientes importantes, que les ha permitido incluir nuevos conocimientos con respecto a otros mercados y sus experiencias. Por ello han podido innovar en el escenario nacional, principalmente con sus ahumados, de rebanada perfecta, que ya es destacado por su calidad. Además, hace muy poco, se estrenó un nuevo ahumado tradicional, en frío y en caliente, una línea premium que a poco andar ha alcanzado el éxito esperado. “Le ha ido tan bien, que el retail nos pidió elaborar marcas propias con este producto. En ese sentido nos gusta innovar y marcar tendencia, porque finalmente el consumidor es quien gana con la posibilidad de tener a disposición más alternativas de primera”, dice Valeria.

La experiencia en Estados Unidos, las certificaciones y el éxito en las nuevas líneas, dejan de manifiesto que las condiciones de trabajo de esta empresa son absolutamente estrictas. Los mismos procesos y formas de trabajo que se utilizan para Norteamérica, son los que South Wind ha trabajado siempre para el mercado nacional. El producto final en la mesa lo demuestra: “Respetar la sustentabilidad de los productos que están en veda, cumplir con las certificaciones de Sernapesca o Seremi de Salud, cumplir con el origen legal de nuestros productos, que los procesos productivos tengan todos sus puntos de riesgo bajo control, y ser una empresa que sale al mercado cumpliendo con todos los estándares oficiales, llegando al cliente de la manera más segura”, explica la socia, son prioridades para esta compañía, que en Chile trabaja con los compradores más exigentes del mercado.

Certeza y seguridad es la premisa de South Wind. “La combinación de tener una planta altamente productiva, más la especialización, hace que seamos una marca más eficiente y segura”, afirma Valeria.

South Wind, una sociedad con 25 años de historia, tiene alrededor de un 90% de capital femenino, por casualidad, no por discriminación o elección. Un negocio que comenzó con el trabajo de dos mujeres que no han cesado de buscar nuevos desafíos, caminos que han abierto y validado la trayectoria que han ido siguiendo. Los negocios y las sociedades no son fáciles, pero el auto exigirse y proyectarse a largo plazo, tienen hoy a South Wind en una muy buena posición a nivel nacional e internacional.

South Wind S.A.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram