Quinto Bar: Para compartir lo urbano

Quinto Bar
Tecito frío ($5.800): Fireball, té negro, dash de limón, menta fresca, syrup. Se sirve con una rama de canela humeante

Quinto Bar

  • Para compartir lo urbano


    • En plena avenida Providencia, en una cuadra plagada de oferta nocturna y ejecutiva, hace dos años Quinto Bar se abrió paso gracias a una propuesta urbana, orientada a las tablas y coctelería de autor


“ESTE FUE EL PRIMER LOCAL QUE VIMOS Y NOS GUSTÓ”, cuenta Alonso Morales, uno de los tres socios que en plena avenida Providencia y a pasos del Metro Manuel Montt decidieron abrir Quinto Bar, una propuesta urbana en medio de una de las cuadras con mayor oferta nocturna de todo el sector. “Vimos otro en barrio Italia pero estaba muy a la cola, lejos del sector principal; encontramos que el lugar moría muy temprano en la noche. Para nosotros lo ideal era que estuviera abierto hasta más tarde todos los días”.

Alonso lleva más de diez años trabajando en el rubro. En un comienzo, de ser un simple medio para tener dinero y costear sus estudios, pasó a involucrarse al cien por ciento cuando trabajó en Hotel W, donde estuvo seis años, desde 2011. “Empecé haciendo labores de garzón, bartender, y terminé como maître de restaurante”. Fue ahí donde desarrolló un gusto por la coctelería y los bares. Con Freddy Sandoval – uno de sus socios actuales, junto a Camila Vera –, un tema recurrente era instalarse con un local. “Estuvimos hablando de eso casi un año. En un viaje fuera de Santiago un fin de semana, dijimos: ‘Pongámonos serios y lleguemos el lunes a Santiago a buscar locales’.  Si no teníamos un local no íbamos a hacer el proyecto nunca”.

Lo que primero les llamó la atención fue el sector, y en segundo lugar, el espacio. “Acá antes había un restaurante de comida española, los colores eran todo blanco y rojo, y lo único que conservamos fueron las mesas del salón y la estructura de la barra, que es la misma. El resto se cambió completo”. Comprando el derecho a llaves, obtuvieron una cocina totalmente equipada. El techo se oscureció y por la noche funcionan con lámparas. “Como todo era blanco había espejos, y el techo estaba lleno de dicroicos. Era como estar en un mall, la luz rebotaba, no era un bar”. Toda la decoración que vino después partió de los tres socios, quienes trabajaron la idea del espacio.

El local, básicamente un rectángulo, es un pasillo amplio con una barra ubicada al fondo. Al final había mesas bajas, que fueron reemplazadas por otras más altas. “Necesitábamos darle un poco más de profundidad al final. Si alguien pasa por fuera, la idea es que estés por lo menos a la misma altura y que se vea que hay alguien atrás”. En el sector central, las mesas de madera dialogan con sillas metálicas. En la muralla, partes de bicicletas acentúan el énfasis urbano de la propuesta. “La ciclovía está afuera, a la pasada. Había que tratar de involucrar elementos que fueran de Santiago, un toque nuestro sin sobrecargar la decoración”.

QUINTA ESENCIA

El nombre del local era una de cuatro opciones posibles. Una vez que Alonso y sus socios definieron el diseño del logo, que involucra la letra “Q” junto a una copa – más la palabra “quinto” –, se dieron cuenta de la potencia que tenía y la facilidad para trabajar con él. “Ahí buscamos cómo respaldarlo con cosas, como la Tabla Quinto ($16.900), que tiene cinco cosas de todo, o un coctel con cinco ingredientes. Estamos trabajando una nueva carta que se llama Quintos. Son puros tragos de 200 cc., que son un quinto de un litro. La idea es tener cinco tragos de 200 cc. cada uno, poder elegirlos por separado, o pedir cinco cocteles distintos para degustar”.

La primera carta del bar estaba más enfocada a lo bistró, con platos más elaborados y platos principales. El comportamiento del público y el sector – y la cercanía del Liguria –, les hizo replantear algo más simple: un trago, un sandwich, una hamburguesa casera. “Fuimos cambiando la carta, y adecuando  a nuestro top de ventas. Ahora mismo estamos en el proceso de cambio. Queremos lanzar la nueva carta entre marzo y abril, cuando vuelva la gente de vacaciones. Esta carta es de seis meses atrás, no nos duran más de seis u ocho meses. La que viene ahora sería la tercera”.

El fuerte de Quinto Bar son las tablas y los sandwichs. Acostumbrados a recibir grupos grandes, el concepto es compartir. “Hacemos hartos cumpleaños. Tenemos tarjetas para cada invitado, así cada comensal tiene su consumo por separado”, explica. “En cada tabla mezclamos más de un concepto, y cuando viene un grupo grande nos enfocamos en los que vienen a compartir. Pedir diez sandwichs es complicado, por lo que la gente pide tres o cuatro tablas, compartiendo los mismos elementos que tenemos en formato individual. La misma hamburguesa que te puedes comer solo, va a estar incorporada en una tabla”. Esto refleja un cambio: “Incluso los garzones miraban feo al cliente cuando compartía, pero se está usando mucho ahora – hace como un año – lo de salir y compartir. Si pides varios platos puedes probar más cosas, y al final eso es lo importante. A veces uno va a un lugar y en la carta todo es rico”.

CARTA MARCADA

Tacos ($6.000): tres tacos, acompañados de salsas y queso mozzarella, combinables. Carne braseada con porotos refritos, camarones salteados y guacamole, pollo teriyaki con papas hilo
Pizza Quinto Bar ($12.900): masa negra a la piedra con tinta de calamar, camarones salteados, tomate cherry, cebolla morada y rúcula fresca. Salsa pomodoro y base de queso
Tabla Puro Chile ($15.900): cortes de filete, brochetas de pollo y pimentón, empanaditas de pino, variedad de embutidos, salsas, pan de la casa y sopaipillas

A pesar de haber hecho un curso de sommelier básico en la Escuela de Sommeliers de Chile, mientras estudiaba administración hotelera, Alonso reconoce que su espíritu es más bien autodidacta. Para él es necesario conocer las bases, entender las medidas, las mezclas y probar. “Uno tiene que ir probando de todo: frutas, licores, destilados, para entender cómo se pueden llegar a mezclar. Hay cocteles clásicos que han reflotado, pero hay gente que no sabe preparar un Manhattan o un Old Fashioned, tragos clásicos y simples de hacer, pero que tienen su grado de dificultad. La gente que está acostumbrada a tomarlos, notan si no están bien ejecutados”. En la carta – diseñada por él, con ocasional feedback de sus socios – es posible encontrar tanto coctelería clásica como de autor. “Lo que más sale es Andes spritz ($5.800), y Pistón ($5.800) se vende mucho. También el Tecito frío ($5.800) y el Mojito Quinto Bar ($4.300), que tiene puré de piña. Se vende bastante y visualmente se ve bien, con una frambuesa arriba”. El Tecito frío, que está hecho con Fireball – whisky de canela –, trae una rama de canela que se prende al servirlo, por lo que un aroma ahumado le acompaña siempre al llegar a la mesa. En cuanto a cervezas, actualmente trabajan con Kross y Carlsberg, disponibles en schop ($3.000-$3.500). “La carta va variando en su salida dependiendo de la estación. Nosotros potenciamos los miércoles con coctelería 2 x $6.000, en cualquier coctel de autor”.

Tabla Órale ($11.900): tacos de la casa en tortilla de maíz, quesadilla de carne braseada, nachos con salsa cheddar, frijoles, guacamole, sour cream y salsa picante
Andes spritz ($5.800): pisco Espíritu de los Andes, Ramazzotti, syrup de lemon grass y reducción de cítricos
Mojito Quinto Bar ($4.300): ron Raspberry, menta, puré de piña y frambuesa
Big Mike ($7.600): doble hamburguesa
de res de la casa, queso cheddar,
pepinillos, tocino crispy
y lactonesa

En el caso de la comida, Alonso trabaja junto a la chef Constanza Ibáñez. “La base de la carta la hice yo. Hablo con ella, y entre los dos trabajamos y hacemos las cosas. Ella lleva más de un año con nosotros”. Así desarrollaron la Pizza Quinto Bar ($5.600). Se trata de una pizza de masa oscura, hecha con tinta de calamar. “Esa fue la que más nos gustó, es distinta y es negra – el local es negro –. La tinta de calamar, al ser aplicada de forma correcta, tampoco altera el sabor de la masa. Visualmente se ve bien”. Respecto a las tablas, la Tabla Quinto ($16.900), Puro Chile ($15.900) y Órale ($11.900), son las más pedidas. También manejan tres variedades de tacos, que se pueden pedir juntos en distintas combinaciones. Para las preparaciones utilizan queso brie, azul, cheddar y de cabra, el cual marinan ellos mismos en aceite de oliva y orégano. “Las papas que tenemos son rústicas, con cáscara, y al probarlas uno se da cuenta de inmediato. Tenemos opciones vegetarianas y veganas, un sandwich con champiñón ostra y queso vegano, palta, y una tabla vegetariana. Las pizzas se pueden pedir con queso vegano. La mayoría de las cosas se ofrecen con opción vegetariana o vegana”.

RED SOCIAL

Con capacidad para ochenta personas sentadas y treinta en la terraza, el bar es ideal para eventos y grupos grandes. “Hemos hecho cosas con marcas o cumpleaños de cuarenta o cincuenta personas, el resto es gente que va llegando”. Abierto de lunes a sábado, con la cocina funcionando siempre hasta la 1 a.m., lo único que reconoce Alonso que les ha costado, es consolidar el almuerzo debido a la gran cantidad de oferta en el sector. En la semana abren a las 13 horas, con un menú ejecutivo que varía todos los días. “Una proteína, que puede ser carne, pollo o pescado, con distintos acompañamientos: ensalada, pasta, sandwich del día, etc. Se va jugando”. La música del local es variada, tienen una lista propia del bar en Spotify. “Es bien transversal, de todo un poco. Para el público que apuntamos, que es de 28 años hacia arriba, con mucha música chilena noventera, y los hits que están sonando en el minuto”. Además de Spotify están pendientes de Instagram, por donde realizan constantemente concursos. “Le pedimos a la gente que etiquete quién se comería un sandwich o unas tablas. Es la red más activa, la que más se mueve y la más importante. Hace año y medio que tenemos la cuenta, casi desde el principio, y publicamos más de una vez al día”.

 

Quinto Bar

  • Av. Providencia 1403
  • Providencia, Santiago
  • Teléfono: (+56-9) 6280 0102
  • Horario: Lunes, de 12:30 a 01:00 hrs.
  • Martes a jueves, de 12:30 a 02:00 hrs.
  • Viernes, de 12:30 a 03:00 hrs - Sábados, de 19:30 a 04:00 hrs.
  • Instagram: @quintobarsantiago
  • Twitter: @quintobarSCL
  • Facebook: QuintoBarSantiago
  • También despacho a domicilio en Rappi, Pedidos Ya y Uber Eats
  • Web: www.quintobar.cl

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram