Pastelería La Folia, Consolidada tradición en pastelería fina. Con la apertura de una nueva sala de ventas en Viña del Mar…

La Folia Pastelería

Pastelería La Folia

  • Consolidada tradición en pastelería fina

    • Con la apertura de una nueva sala de ventas en Viña del Mar, La Folia continúa con la tradición iniciada por Pablo Ubilla en 1977, cuando con 21 años convenció a su padre de vender el taxi familiar e iniciar una pequeña pastelería en el centro de Valparaíso. Desde entonces, tortas y pasteles son sinónimo de calidad y frescura, ahora con renovadas instalaciones y equipamiento importado de primer nivel

UNA NUEVA PASTELERÍA SE SUMA A LA CONSOLIDADA OFERTA DULCE DEL BARRIO PONIENTE DE VIÑA DEL MAR. La Folia, emblemático establecimiento porteño dedicado a la pastelería fina, acaba de inaugurar una sucursal en 5 Norte, con excelente recepción de viñamarinos y turistas, quienes reconocen en la marca el prestigio de la tradición iniciada por Pablo Ubilla hace 42 años en el centro de Valparaíso.

“Muchos clientes de Viña iban al puerto a comprar, pero les quedaba lejos o no les alcanzaba el tiempo. Estuvimos detrás de un local hasta que logramos dar con el que tenemos ahora. La gente nos pregunta si es la misma, con lo que nos hemos dado cuenta que La Folia es súper conocida”, dice Pablo Ubilla hijo, continuador de la tradición familiar y responsable de la nueva sucursal.

La idea es consolidar este nuevo local no sólo como punto de venta, también de distribución para hoteles, restaurantes y cafeterías, quienes se sumarán a importantes empresas e instituciones que históricamente han confiado en la calidad de sus tortas y pasteles, como el Congreso Nacional y la Comandancia en Jefe de la Armada de Chile. “Estamos contentos de entregar nuestros productos a clientes y gente destacada de la zona. Somos especialistas en tortas grandes, así que podemos satisfacer las necesidades de las empresas. Hemos desarrollado tortas para 350 porciones, que recuerdo haberlas armado al interior de la cámara refrigerada porque pesaban más de 100 kilos”, cuenta Pablo Ubilla padre.

PASIÓN POR LA PASTELERÍA

“A los 16 años me empezó a llamar la atención este rubro, y apenas se presentó la oportunidad abracé la idea. Veía que no habían buenos pasteles de hoja en Valparaíso y de ahí viene el nombre, porque Folia viene de ‘foglia’, ‘hoja’ en italiano”, dice Ubilla. “Mi padre siempre ha sido trabajador, con 21 años convenció a mi abuelo para que vendiera su taxi y así comenzar con una pequeña pastelería, con muy pocos recursos y mucho esfuerzo”, agrega su hijo.

El fundador de La Folia recuerda que comenzó con un mínimo de equipamiento, un solo pastelero y un local de 60 m2, tres metros y medio de ancho, superficie equivalente a cerca de un cuarto de la sala de producción actual: “Logramos tener una sobadora y dos batidoras de mano, esas de casa. Eso era el equipo de producción, lo más industrial que teníamos, y mesones de madera cubiertos con formalita, lo mejor que pudimos conseguir en ese tiempo”. Su hijo refuerza la idea: “Partir siempre es duro. Hubo años difíciles, donde la inversión y el crecimiento se complicaron, pero hoy vemos que todo el esfuerzo valió la pena”.

TECNOLOGÍA DE PUNTA

En 2014 La Folia comenzó un plan de modernización, que consideró la renovación de la sala de ventas y todas las instalaciones de los tres niveles que considera la casa matriz. A partir de ese año se refaccionó y amplió la sala de producción hasta llegar a 225 m2, más tres cámaras de frío, un montacargas nuevo con motor alemán, bodegas, oficinas, y un moderno laboratorio destinado a desarrollar pruebas de nuevos productos. “Lo último que hemos traído es un horno rotatorio con tecnología italiana. Tenemos laminadoras de procedencia europea y una galletera automática, también italiana. Galletera y panquequera que nos permite hacer productos estandarizados y de buena línea”, asegura Ubilla, junto con destacar que el elemento más importante en la sala de producción es el personal calificado.

La capacidad instalada permite aumentar diez veces la producción. Esto hace que estén preparados para enfrentar desafíos importantes y abastecer la nueva sucursal de Viña del Mar, con productos elaborados en el día a partir de ingredientes naturales y materias primas de excelencia, como la crema chantilly natural y frutas frescas de estación. “La infraestructura de la que estamos hablando no es nuestra, es de nuestros clientes. Si bien no han invertido capital, nosotros lo hemos hecho pensando en lo que se merecen. Toda la refacción y lo que se ha realizado, es un compromiso con quienes permiten que esta pastelería exista, que se lleven o consuman un producto hecho en un lugar que ellos esperan, sentarse en una mesa limpia, que el servicio sea eficiente y rápido. Por eso creo que todo debe ser, estar y lucir impecable”, explica Ubilla.

APUESTA POR LA CALIDAD

La torta preferida por los clientes, coinciden padre e hijo, es la Amor. Es la número uno. Tiene crema chantilly natural, frambuesa fresca, manjar, bizcocho y milhoja. Es un éxito marcadísimo, uno mira las estadísticas y ésa es la que la lleva. Incluso voy a llamar a un nuevo pastelero para que sólo se dedique a preparar tortas Amor”, cuenta el creador de La Folia.

Pie de limón, 8 porciones ($7.900)
Kuchen de manzana, 8 porciones ($7.900)
Torta Yogurth, 12 porciones ($16.000)

En palabras de Ubilla, “el consumo diario ha subido, sobre todo tortas pequeñas de ocho porciones, porque los invitados o los que comparten son pocos, y si bien nuevos sabores han entrado con fuerza, como el maracuyá o la trufa, los clásicos son los favoritos”.

Consultado por la receta del éxito, Pablo Ubilla señala que “la clave está en la calidad, que es lo que normalmente falta en el mercado junto con el servicio. Vender productos frescos diariamente y buscar siempre ser los mejores”.

Torta Tres leches, 16 porciones ($16.000)
Torta Helada frutilla, 8 porciones ($12.000)
: Cupcake red velvet ($1.300)

Su hijo Pablo agrega: “Además vamos a empezar a distribuir, llevar nuestros productos a cafeterías y restaurantes. Lo otro es que queremos consolidarnos en banquetería y eventos, con productos frescos y naturales”.

Finalmente Pablo Ubilla padre, feliz con la excelente acogida que ha tenido el nuevo local de pastelería La Folia en Viña del Mar, señala que “espero que la nueva generación de consumidores, nietos de nuestros clientes originales, gusten también de lo tradicional y natural”.

Brazo de reina ($4.200)
Pastel panqueque frambuesa, panqueque maracuyá y mocka con mermelada de damasco ($1.500)
Torta Amor, 8 porciones ($12.000)
Surtido de tartaletas y pasteles de bizcocho, panqueque y milhoja ($1.500)

Pastelería La Folia

  • Pedro Montt 2378, Valparaíso
  • 5 norte 564-A, Viña del Mar
  • Teléfono: (+56-32) 225 8111
  • Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram