JOHNNY B GOOD

JOHNNY B GOOD

Johnny B Good

La fiesta argentina en Mirador del Alto

Llegó a nuestro país para romper con los esquemas de lo que hoy conocemos como bar-restaurante, un lugar que tiene como objetivo principal ofrecer a los clientes un espacio donde pasar un momento divertido y placentero, con un buen producto, siempre ligado a la música

Gabriel Bessone, jefe de barra

“THE MUSICAL EXPERIENCE” es el lema principal de este restaurante, que sin duda resume su concepto. Se trata de una cadena argentina que comenzó en Córdoba y que hoy cuenta con sucursales en Mendoza, San Juan, Santa Fe, Buenos Aires, Tucumán, La Plata, Neuquén y Lomas de Zamora. También está en Paraguay y Chile, su más reciente apertura.

Con una propuesta ambiciosa Johnny B Good, ubicado en el Mirador del Alto, mall Alto Las Condes, presenta una oferta gastronómica que tiene la premisa de superar las expectativas de los más exigentes consumidores, a través de una amplia gama de productos que incluye una completa cafetería, desayunos, almuerzos ejecutivos, hamburguesas, picoteos para compartir, ensaladas, bowls, pastas, carnes, una selecta variedad de cocteles y mucho más. Lo más destacado, una cocina abierta sin restricciones de horario y toda la carta disponible, una ventaja tomando en cuenta que en Chile es común que los establecimientos impongan las horas de comida, dejando muchas veces a sus comensales insatisfechos.

“Queremos llegar con un estilo relajado pero eficiente, con productos de primera calidad, para que nuestros clientes sepan que siempre pueden llegar a Johnny y probar lo que deseen. Todos los platos y tragos están disponibles, y no cerramos la cocina hasta que se vaya el último comensal”, dice Freddy Morozovsky, socio fundador de Johnny B Good.

WHERE MUSIC MAKE THINGS HAPPEN

Claro que su nombre y mensajes lo unen de manera inseparable a la música, y es justamente lo que querían sus creadores. Son amantes de ella y querían entregar un ambiente relajado, cómodo, con mucho estilo, donde en cada rincón se respirara una atmósfera artística y creativa. Es fácil de percibir cuando se entra a cualquiera de sus locales. Claramente la decoración es fundamental en este lugar: colores, estampados, pantallas, y una iluminación estratégicamente pensada, juegan un papel fundamental para otorgar identidad.

Por supuesto que en todo momento la música no para de sonar. Una selección exclusiva de la cadena con música internacional, pop, rock y sobre todo clásicos, son los estilos preferidos, pero además cada canción no sólo se escucha, sino que, en las pantallas, que están por todo el local, se aprecian los videos respectivos. Con capacidad para recibir alrededor de 360 personas, el bar-restaurante fue construido pensando también en las tocatas en vivo. Por eso tiene un escenario que espera albergar a bandas nacionales e internacionales, y una producida caseta para DJ’s que encenderá las noches de muchos fines de semana. “Lo más importante para todos nuestros locales es vivir el espíritu musical, y todo lo que hacemos tiene que ver con eso. Creemos que a todos, de una u otra forma, les gusta la música, eso es algo que nos une. Queremos lograr esa congruencia de que todos quienes están en Johnny, clientes, músicos, gente de cocina, de la barra, etc., los vincule una experiencia, y que la vivan en forma diferente a través de la música”, explica el empresario cordobés.

GOOD TIMES & GREAT MEALS

La carta de Johnny es generosa, lo ameritan sus variados rangos horarios, ya que ofrece desde desayunos hasta cenas y trasnoche. La esencia es la misma en todos los restaurantes, sin embargo la versión chilena ha tenido algunas adaptaciones pensando en el paladar nacional, como la incorporación de pescados, como Lenguado en salsa velouté al limón; Salmón a la plancha con salsa teriyaki; Pesca del día en papillote con tomates cherry; Pulpo a la plancha con salsa de ostras, etc.

La carta fue creada por el chef ejecutivo de la cadena, Juan Sienra, quien viajó hasta nuestro país para conocer el escenario local, nuestros productos, y poner en marcha la cocina de la nueva sucursal.

Otra de las novedades son los power bowls, generosas porciones con productos frescos y sanos, mucha verdura y brillantes colores para decorar. Uno de ellos es el Chicken & Rice, pollo rebozado con mix de semillas, arroz yamaní, vegetales asados, lechuga, espinaca, hongos confitados, brócoli y frutos secos, aderezado con lactonesa de zanahoria. Para los vegetarianos está el Healthy, con quínoa, hummus, hongos confitados, tomatitos cherry, rúcula, arvejas, zapallo asado, palta, cubos de mozzarella rebozada con mix de semillas y huevo poché, aderezado con lactonesa de tomate. Y por último el Asian, hecho con fideos de arroz, langostinos a la plancha, vegetales salteados en salsa de soya, calabaza asada, palta, mango, maní, mix de brotes y albahaca, aderezado con vinagreta asiática.

También hay una amplia variedad de pastas, ensaladas y otros adecuados para el happy hour y el trasnoche, como sandwichs, hamburguesas y contundentes tablas para compartir. Aquí predomina el empanizado y productos del mar, como camarones, salmón, calamar, choritos y otros.

Good zombie, ron Bacardi carta blanca, ron Barcadi carta oro, falernum artesanal, jalea de frágola, puré de piña, jugo de lima ($6.200)
Elyxir, absolut elyx, st. Germain, jugo de lima, infusión de té verde y jazmín, almíbar, jengibre glaseado ($7.500)
Elquimista, pisco Mistral, Undurraga extra brut, almíbar de naranja, jugo de lima, puré de piña, angostura bitter ($6.100)
Seafood combo: camarón, croquetas de salmón, aros de calamar y choritos gratinados, acompañados de pocillos con salsa Johnny de coco con jengibre ($16.500)
Pasta zucca: pasta linguini con salsa de zapallo asado y verduras salteadas, albahaca fresca y aceite de ajo ($8.200)

Sin duda la estrella de la casa es la carne. Johnny se caracteriza por sus sabrosas Bbq ribs, las tradicionales costillitas de cerdo ahumadas y laqueadas con salsa bbq, acompañadas de papas rústicas y ensalada coleslaw. Además hay Entraña a la plancha con chimichurri; Lomo liso con huevo frito; Lomo vetado con costilla y Punta de ganso a la parrilla, alternativas de primer nivel para cualquier carnívoro con experiencia. “Tanta variedad es porque nuestro público también lo es, gracias a nuestro rango horario. Hasta nuestro restaurante llegan hombres, mujeres, ejecutivos, jóvenes, de todo un poco, y siempre estamos preparados para satisfacerlos a todos. Además tenemos un menú a la hora de almuerzo que va cambiando cada día, entonces nunca te aburrirás, porque aquí siempre hay cosas nuevas para probar y para todos los gustos”, indica Morozovsky.

Bbq ribs: costillitas de cerdo ahumadas y laqueadas con salsa bbq, acompañadas de papas rústicas y ensalada coleslaw ($14.900)
The Jackson Five, degustación de mini postres: Mousse de baileys de dulce de leche, brownie, chocolate blanco y crema chantilly; Cheesecake de oreo, crema pastelera y frutos rojos; Mousse de maracuyá y helado de limón; Helado de mascarpone y frutos rojos; Trocitos de brownie, helado de crema americana, crema chantilly, dulce de leche, frutillas y salsa de chocolate ($8.900)
Seafood combo: camarón, croquetas de salmón, aros de calamar y choritos gratinados, acompañados de pocillos con salsa Johnny de coco con jengibre ($16.500)
Pastrami & Pickles: sandwich de pan de molde con pastrami casero, vegetales encurtidos y salsa agria, acompañado de papas fritas ($7.100)
The Jackson Five, degustación de mini postres: Mousse de baileys de dulce de leche, brownie, chocolate blanco y crema chantilly; Cheesecake de oreo, crema pastelera y frutos rojos; Mousse de maracuyá y helado de limón; Helado de mascarpone y frutos rojos; Trocitos de brownie, helado de crema americana, crema chantilly, dulce de leche, frutillas y salsa de chocolate ($8.900)

AMAZING NIGHTS

Pero como es de suponer, la noche es el fuerte de JBG. Sobre todo por su gran carta de tragos, donde más del 90% son recetas de autor, creaciones realizadas por el bartender ejecutivo de la compañía Gustavo Brizuela, conocido en Argentina por su trayectoria y victoria en varios torneos locales y también internacionales.

Tal como la carta de comidas, la de cocteles también fue adaptada. Se amplió la selección de piscos de distintas características y la de destilados, como el gin y el whisky,  siendo estos fundamentales en la arquitectura de la carta.

Gabriel Bessone, jefe de barra
Freddy Morozovsky, socio fundador de Johnny B Good

La propuesta, integral e inclusiva, busca captar diferentes perfiles de consumidor, trabajando cuidadosamente en la elaboración y presentación de cada receta. Gabriel Bessone, a cargo de la barra en Chile, explica que “además del pisco, encontramos una gran cantidad de gines con distintos sabores, eso nos da más alternativas. Lo mismo con los ron o incluso las bebidas, porque descubrimos una gama más amplia de ginger ale, y allá tenemos sólo una”. Bessone, quien llegó a la empresa en Argentina exclusivamente para ocupar este puesto en Chile, agrega: “Me gustan los desafíos, viajar y las nuevas experiencias. Entonces, cuando me enteré de que el puesto era para venir acá, me pareció muy atractivo”.

Desde Argentina, Gustavo Brizuela señala la forma en que se trabaja la coctelería de JBG, un proceso específico que por supuesto se aplica también en nuestro país. “Producimos de manera artesanal sodas caseras, almíbares especiados, fruta deshidratada e infusiones, entre otras cosas. Entendemos que la sostenibilidad está destinada a tener impacto durante años en la industria del bar, por ello, más allá del proceso productivo de nuestros insumos creamos vasos especiales para cada coctel, como por ejemplo nuestros vasos de madera de Guayabí, elaborados exclusivamente para nuestras barras, en busca de crear experiencia en cada sour”. Otro punto importante es la adaptabilidad que realizan en el tenor alcohólico de algunos cocteles, considerando el paladar del consumidor local.

Con cerca de 57 tragos, sólo de autor, más los clásicos de siempre, la barra trabaja actualmente con más de 100 etiquetas, aunque están en pleno proceso de trabajo para seguir ampliándola, pues sin duda esta área es uno de los fuertes de JBG, ofreciendo todos los días un happy hour de 18:00 a 21:00 horas.

Para sus creadores, Johnny B Good es un estilo de vida que no pretende detenerse, ya que tras su reciente apertura en nuestro país existen planes para llegar a Bogotá, Lima, Miami y México, y por supuesto abrir más sucursales en Chile.

 

Johnny B Good

Mirador del Alto, mall Alto Las Condes

Av. Presidente Kennedy 9001, Las Condes

Teléfono: (+56-2) 2299 6965