Hotel Eco Boutique Bidasoa: Sustentable y con renovado look

Hotel Eco Boutique Bidasoa. Sustentable y con renovado look

Hotel Eco Boutique Bidasoa

  • Con la intención de ser el hospedaje más sustentable de Latinoamérica, tras la apertura de un edificio que sorprende por su singular expresión de interiorismo y al que añade una oferta gastronómica única, el característico hotel se ha transformado en un imperdible para huéspedes y público general, atraídos por esa acogedora familiaridad que por más de tres décadas aún se mantiene viva

BIDASOA ES EL NOMBRE DEL RÍO QUE ATRAVIESA LAS PROVINCIAS ESPAÑOLAS DE NAVARRA Y GUIPÚZCOA, marcando además el límite fronterizo entre esta última y Francia a lo largo de diez kilómetros, hasta desembocar en el Mar Cantábrico. Parte de este escenario natural abrigaba la habitación del hotel que vio nacer a Mauricio Sanz, justo al frente de dicho caudal, característico del País Vasco.

Hace treinta años, caminando por las calles de Vitacura en compañía de su perro, Mauricio vislumbró la posibilidad de cumplir su sueño: levantar un hotel y vivir en él. “Vio la casa original y habló con Humberto, el portero. Le dijo: ‘ayúdame con este lugar y trabajarás conmigo hasta el día que te mueras’. Así fue. Mi papá la compró sin saber nada de hotelería, movido sólo por cumplir un sueño”, cuenta Maritxu Sanz, gerente de operaciones, al recordar los inicios de Hotel Boutique Bidasoa en 1989.

Al único hotel de la época, ubicado en pleno corazón de Vitacura, 35 habitaciones le daban vida, hospedaje que además disponía de una pequeña cafetería, principalmente para entregar desayunos a su exitosa demanda de pasajeros. La versión renovada de Hotel Eco Boutique Bidasoa comenzó a gestarse hace cuatro años, cuando Maritxu, Mauricio y Andrea, tres de los siete hijos de Mauricio Sanz y María Elena Raab, sus propietarios, propusieron ampliar las operaciones. Decidieron comprar más propiedades, con la meta de levantar el actual flamante edificio de ocho pisos con tres niveles en subterráneo para estacionamientos, todo proyectado por la oficina de arquitectos Fuenzalida, Swinburn y Asociados.

“Mi hermano, al ingresar al negocio, vio que habíamos tocado techo y nos compartió su idea. Así compramos las dos casas de atrás para hacer este gran Bidasoa. Luego se sumó mi hermana Andrea, con la condición que fuera el hotel más ecológico de Latinoamérica. Tuvimos el voto de nuestros padres y nos lanzamos con la ilusión de hacerlo crecer, porque veíamos que había potencial para lograrlo”, dice Maritxu.

Carpaccio zucchini: elaboración vegetariana protagonizada por zapallito italiano, queso de cabra, alcaparrones, taboulé de brócoli y tostada de palta al eneldo, acompañado de tomates frescos, mayonesa vegana y mostaza dijon ($8.900)
Risotto de arroz de coliflor: plato vegano en base a risotto de arroz de coliflor con queso de castaña de cajú, aderezado con setas trufadas, champignones fritos, palta licuada al limón y piñones pinoli ($9.900)
Postre del día

Así entonces, en junio de 2018 la nueva edificación estrenó 87 habitaciones, conservando el mismo standard del hotel original, pero con un plan general que incluyó una serie de medidas reales para seguir la línea sustentable. La de mayor impacto fue un envolvente térmico a lo largo de toda la construcción que permite mantener una temperatura constante, generando un considerable ahorro en calefacción y aire acondicionado. Así mismo, un sistema de aerotermia de tecnología limpia que aporta calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente sanitaria, cubriendo el 100% de la demanda de energía para climatizar el hotel. “También eliminamos las amenidades, y utilizamos dispensadores amigables con el medio ambiente para los productos de limpieza de las habitaciones. En cada piso además, contamos con puntos limpios para que los huéspedes dejen ahí envases de plástico, vidrio y cartón. Para los desechos orgánicos que generamos en la cocina, tenemos un digestor de basura que los convierte en agua y se va a nuestros jardines. Actualmente trabajamos con la empresa E- Nativa, para certificar que podemos llegar a ser el hotel más sustentable de Latinoamérica”, indica la ejecutiva, quien desde 2003 participa del negocio familiar.

Degustación de locos: variedad de locos con papas mayo, salsa bearnesa, salsa verde y loco frito con salsa huancaína ($15.900)
Lomo saltado: clásico lomo saltado con spaguetti a la huancaína y queso parmesano ($12.900)
Pirámide de chocolate: elaboración sin azúcar, compuesta de una pirámide de chocolate 100% cacao, rellena con mantequilla de maní tostado, avellanas europeas y semillas de sésamo, acompañada de salsa de frutillas ($5.500)

La entrega de una estadía de calidad es la premisa, confort que se refleja en todas las habitaciones, repartidas en formatos Twin, King, Junior Suite, cada una con conexión wi-fi, Tv Led, copa de bienvenida, más diversos detalles para hacer que los huéspedes se sientan como en casa. También cuentan con Suite Presidencial, un verdadero apartamento de 170 m², completamente equipado, dos habitaciones hipoalergénicas, baño privado con sauna, living comedor y cocina americana con cafetera. Imperdible es también la piscina, jardín y terraza al aire libre, ideales para momentos de relajo y descanso. Destacan igualmente las cinco salas de reuniones, equipadas con tecnología de punta para un máximo de 18 personas, con servicios de almuerzo y coffee break.

REMECER LOS SENTIDOS

En relación al interiorismo del lugar, propuesta original del arquitecto Hugo Grisanti y su socia Kana Cussen, este logra remecer los sentidos de los visitantes. En el primer piso un gran muro de mosaicos protagoniza la recepción, lo mismo ocurre con otro que se luce en medio del restaurant. El dorado es parte de todo el ambiente del hotel, desplegándose elegantemente en diferentes detalles del mobiliario y la decoración. Grandes espejos, baldosas con diseños de antaño, papeles murales pintados provenientes de Francia, más las fotos de los Sanz Raab repartidas en cada piso, hacen que sea un viaje a través del tiempo. “Es un concepto atemporal, donde el huésped puede sentir que está en 1930 o en la época actual. Hay quienes dicen que no saben si están en Panamá, Londres o París, lo cual hace que seamos tanto gusto del pasajero joven, como del que tiene más edad. Todo es nuevo y al mismo tiempo nada, con un estilo que no pasa de moda, ni los muebles, ni el piso o los revestimientos. También nos preocupamos de usar materiales nobles, para tener un hilo conductor con lo sustentable”, explica Maritxu.

Todas las materialidades se importaron de Los Angeles, California, y los artículos y el disruptivo ensamblaje de colores ciertamente desmarcan a Hotel Eco Boutique Bidasoa de una propuesta tradicional. “Quisimos que el segundo piso fuera distinto, por eso no tiene tantos elementos. Esto hace que las habitaciones sean más descansadas, pensamos que deben ser reales espacios para descansar”, dice la gerente.

Cristian Fuentes, chef ejecutivo
Maritxu Sanz, gerente de operaciones

LA EXPERIENCIA DEL SABOR

Una combinación de lo mejor de la tierra y el mar de Chile es lo que disfrutan los pasajeros y el público de Hotel Eco Boutique Bidasoa, atraídos por una propuesta de gastronomía con sello único, cimentada en una carta que desarrolla variados platos regionales e internacionales, donde se mezclan recetas españolas, comida vasca y francesa. Destacan las opciones de Comida que Sana, con distintas alternativas, para celíacos, veganos (basadas en vegetales y alimentos bajos en carbohidratos) y vegetarianos. “Las elaboraciones no tienen nada de origen animal, tampoco carbohidratos ni gluten, porque también pensamos en las personas vegetarianas. La idea no es castigarlos con platos que los hagan subir de peso, dándoles sólo opciones de sandwichs y pastas: comer rico pero saludable, algo que también eligen quienes no son veganos o vegetarianos”, señala el chef ejecutivo Cristian Fuentes, con estudios de cocina en la Universidad Tecnológica de Chile Inacap, quien a los 17 años incursionó en la gastronomía, y el 2000 obtuvo Medalla de Oro en la categoría Menú Completo, otorgada por el Colegio Técnico Profesional de Gastronomía y Hotelería, Achiga Comeduc.

En su trayectoria destaca el trabajo de cuatro años en Club Manquehue con el chef francés Franck Gros, como también su paso por Happening, en Argentina, y Astrid & Gastón, en Santiago. Por años estuvo en Pimpilimpausha, tradicional restaurant que desde 1940 hasta hoy difunde los sabores vascos en Chile, igualmente de propiedad de Mauricio Sanz. “Estuve en otros proyectos hasta que me encontré con Mauricio hijo. Me contó de esta iniciativa y me vine a cargo del área”, recuerda Fuentes.

Con productos frescos, sabores característicos y platos abundantes a precio justo, buscan encantar al exigente público. El restaurant  puede recibir a 150 personas, espacio en el que disponen desayunos, almuerzos y cenas. En cada jornada sorprenden al público con nuevos platos, que no están en la carta, pero son recomendados por clientes frecuentes, reportándoles un rotundo éxito. “Junto a nuestros chefs de cocina y equipo, tenemos la libertad de crear cosas buenas y ricas, porque creemos que tener una sola carta es aburrido para el comensal. Queremos que todos queden contentos de vivir la experiencia”, dice Fuentes.

Mención especial merece la versátil carta de vinos, la cual despliega una selección de 130 etiquetas nacionales, con exponentes que provienen de diferentes valles vitivinícolas, varios de elaboración orgánica. También vinos campesinos, muestras de vinos de autor y algunas propuestas de sidra y espumantes.

LA CASA DE TODOS

Para abril de 2019 anunciaron la apertura de Casa Sanz, en el espacio que ocupaba el antiguo hotel. Con veinte habitaciones estilo vintage, será diferente a la actual propuesta, más un restaurant que contará con una carta 100% vegana, compuesta por cerca de 100 tapas, implementando también el sistema delivery, además de que será pet friendly. “Queremos transmitir a nuestros pasajeros que somos los mismos. Mis padres siempre están en el primer piso, mi papá habitualmente en el bar y mi mamá jardineando, más nuestra perrita dando vueltas por ahí. Logramos conservar esa cosa acogedora porque la buena onda se mantiene, con un servicio cercano que en todos estos años ha sido bien evaluado por nuestros pasajeros. Saben que al venir a Hotel Eco Boutique Bidasoa se encontrarán con alguno de nosotros, igual como cuando llegas a la casa de un amigo”, dice finalmente Maritxu Sanz.

Hotel Eco Boutique Bidasoa

  • Av. Vitacura 4873
  • Vitacura, Santiago
  • Teléfono hotel: (+56-2) 2602 3900
  • Teléfono restaurant: (+56-9) 9165 1370
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.hotelbidasoa.cl

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram