Hotel 45 by Director: Nuevo look y concepto

Hotel 45 by Director

HOTEL 45 BY DIRECTOR

  • NUEVO LOOK Y CONCEPTO


    • ORIENTADO A PÚBLICO QUE BUSCA OPCIONES CUATRO ESTRELLAS Y BOUTIQUE, SIENDO PARTE TAMBIÉN DE LAS ALTERNATIVAS DE LUJO Y VIRTUOSO, ESTE HOTEL DA PROTAGONISMO A UNA ESTÉTICA MODERNA QUE HA SABIDO RESALTAR CON ORIGINALIDAD E INTELIGENCIA ELEMENTOS LOCALES, PRINCIPALMENTE COBRE, METAL QUE LUCE EN LA FACHADA, INTEGRÁNDOSE EN ESPACIOS COMUNES Y HABITACIONES, FUNCIONAL Y DECORATIVAMENTE.
    • SITUADO EN UNO DE LOS PUNTOS MÁS ACTIVOS Y CONECTADOS DE SANTIAGO, SU RECIENTE APERTURA SURGE CON LA PROFUNDA REMODELACIÓN DE UN TRADICIONAL HOTEL CAPITALINO, LOGRANDO DISTINGUIRSE EN LA INDUSTRIA, ENTRE OTROS FACTORES, POR LA SOFISTICACIÓN Y COMODIDAD DE SUS ESPACIOS, ASÍ COMO POR UNA OFERTA GASTRONÓMICA QUE INCLUYE DESAYUNO, RESTAURANTE Y BAR, TODO BAJO LA DIRECCIÓN DEL CHEF SERGIO BARROSO.


ELEGANTE Y ATREVIDO. CON ESOS DOS ADJETIVOS SE PRESENTA 45, HOTEL QUE NACIÓ A PARTIR DE LA EXITOSA EVOLUCIÓN DE DIRECTOR EL GOLF. Procurando adelantarse a las exigencias del mercado y la incorporación en tareas administrativas de una nueva generación de la familia Nahmias – propietaria y administradora de esta firma hotelera –, el lugar ha seguido un camino que se aleja de lo tradicional y quiebra esquemas.

De esta forma, 45 by Director abrió sus puertas la segunda quincena de septiembre pasado y pone su foco en pasajeros chilenos y extranjeros, viajeros corporativos y por placer. “No estamos cerrados a nadie, pero hoy estamos más abiertos a personas de gustos más innovadores, a quienes les gusta lo atrevido”, señala María Isabel Droguett, gerente comercial del hotel. No obstante lo anterior, entre los pasajeros de 45 figuran antiguos huéspedes de Director El Golf. Ellos, al igual que el nuevo público que reserva, reciben un trato cercano fruto de la preocupación por conocer a las personas que los prefieren. La experiencia con la que cuenta su personal es otro plus, y es que 45 cuenta con un staff en el que figuran nombres que acompañan a la firma Director desde hace treinta años, como el caso de las mucamas. La intención es que los huéspedes se sientan como en casa, y encuentren respuesta a cualquiera de las necesidades que surjan durante su estadía. Ejemplo es el uso del gimnasio, si lo desean, con personal trainer. En caso de requerirlo, también es factible disponer de un profesor de yoga, así como de un masajista. A lo anterior se suma que el hotel puede gestionar traslados con distintos transportes, incluso limusina. A su vez entrega información y contactos para disfrutar de destinos turísticos locales, o productos capitalinos gracias a diversos convenios, como el que tienen con El Mundo del Vino.

Restaurante Olam

La comunicación entre el hotel y el huésped es constante, incluso cuando el pasajero queda a solas en su habitación. Entonces se encuentra con lúdicos mensajes como “Listo para mojarme”, cuando toma un vaso, o “Creemos que nadie debería bañarse solo, aquí está un amigo para hacerte compañía”, junto a un pato de hule puesto en el baño.

La cercanía con el cliente es parte de la identidad Director, personalidad avalada por una larga historia en Barrio El Golf. Cuando comenzaba la década de los ‘90, David Nahmias inició el negocio de esta oferta hotelera como un apart hotel, apostando por una estrategia visionaria. Pasaron los años, y el 2005 el lugar se transformó en hotel Director El Golf, marcando presencia, por ejemplo, con la permanente preocupación de entregar un servicio plagado de detalles. Así, entre otras delicadezas, cada huésped tenía fundas de almohada y sábanas bordadas con su nombre. Posteriormente la administración pasó a una de sus hijas y nieto de David Nahmias. En 2011 vino una segunda remodelación, consolidando con ella el perfil de hotel, que incluyó restaurante y un pequeño bar. Con la participación de la siguiente generación de esta familia hotelera, el lugar ha experimentado una remodelación que hoy da vida a 45, personas que a su haber cuentan con la experiencia de vivir en Nueva York, aportando con ello una mirada vanguardista y planteando la interrogante de cómo sacar el mejor provecho a un hotel tan bien ubicado en Las Condes. Fue entonces que se inició un trabajo de renovación total, con labores de interiorismo y ampliación. Así, de 49 habitaciones pasó a 78, gracias a la división de los departamentos que tenían 60 metros cuadrados, exceptuando los tres penthouse.

VANGUARDIA

El edificio en el que se emplaza 45 by Director tiene estacionamiento, tres ascensores y diez pisos. Los cuartos para huéspedes se distribuyen a partir de la tercera planta, contemplando categorías Standar Queen, Standar Superior, Superior King, Double Superior, Suite y Penthouse, además de la opción de conectar dos habitaciones. Se trata de espacios con diferentes dimensiones, de 20 a 60 m2, cuyos baños tienen delicados detalles, como el trabajo de Porcelanosa con diseños personalizados, grifería de cobre, y en algunos casos una original distribución, con WC, duchas y tinas separadas. En cada penthouse resalta la arquitectura dúplex tipo loft, y acceso exclusivo a la azotea, área que se habilitó con una terraza al aire libre y jacuzzi.

Todas las áreas del hotel cambiaron su estética gracias al trabajo del reconocido Estudio GAIA. Interesados en desarrollar un proyecto en Latinoamérica, sus representantes viajaron a Chile enfocando su visita en la observación para escoger un concepto local a destacar. De aquello nació la idea de resaltar el cobre. Sobre el blanco y los matices grises que priman, sobre todo en las habitaciones, el tono anaranjado de este metal luce a partir de inteligentes y originales empleos del material, tanto en detalles decorativos como funcionales: revestimientos, respaldos y lámparas, estas últimas desarrolladas por el artesano chileno Alex Velázquez. Preferir la mano de obra nacional se repite también en las pieceras de las camas, complementos hechos con vellón proveniente de Tierra del Fuego y tejido en telares de artesanas de Chiloé, a quienes 45 compra directamente, sin intermediarios.

Maria Isabel Droguett, gerente comercial del hotel

Si bien el concepto de decoración interior es completamente nuevo, se mantuvieron algunos elementos de la estructura original del edificio. Muestra de esto son los grandes ventanales, conservando con ello la luminosidad natural tanto en algunos pasillos como en recepción y habitaciones. En estas, Estudio GAIA se preocupó, además, de lograr funcionalidad, maximizar el espacio y dar comodidad, entre otros aspectos, con muebles hechos a medida e implementación de enchufes pop up para conexiones eléctricas o USB. Además de wi-fi de alta velocidad y smart TV con televisores de 43’’ y 55’’, los huéspedes también disponen de estaciones de trabajo.

CULTURA SOSTENIBLE

La eficiencia energética es otra clave de diferenciación en 45 by Director. El hotel tiene certificación LEED Gold, siendo el único edificio renovado con esa categoría en la capital. Procurando trabajar con energía limpia, utilizan electricidad en todas sus operaciones, excepto la cocina. La sustentabilidad es un aspecto al que han dado especial importancia. Es así como se implementaron diferentes hábitos relacionados con la cultura sostenible. Se trata de una importante lista que incluye uso de bolsas y vasos plásticos autocompostables, elementos que al ser enterrados en la tierra se biodegradan luego de 90 días. Los colgadores de ropa que los pasajeros encuentran en cada clóset están hechos de un duro cartón también biodegradable. A su vez todas las habitaciones tienen mobiliario desarrollado por los tradicionales mueblistas de Avenida Italia, los papeleros son de plástico reciclado, y en el lobby lucen atractivas mesas y asientos de estética rústica pero moderna, todo desarrollado en madera de teca canadiense.

Siguiendo la línea sustentable, se han hecho convenios para trabajar con Nespresso que cuenta con una política de reciclaje para sus cápsulas – y con L’Occitane, firma francesa con la que 45 by Director trabaja sus amenities, de manera que el hotel dispone grandes dispensadores de productos de cuidado personal, los que, una vez vacíos, son recibidos por la empresa europea para reciclaje.

LA OTRA COCINA DE SERGIO BARROSO

Chef Sergio Barroso

Continuando el hilo de una propuesta vanguardista para su apuesta gastronómica, 45 by Director decidió integrar el trabajo de este reconocido chef español, quien ha sabido marcar pauta con su labor en 040 y Room 09. En el afán de sortear con éxito las exigencias del desafío, Sergio Barroso formó un equipo con profesionales que han estado con él en Bellavista. No obstante en 45 desarrolla una labor diferente, tanto para no ser su propia competencia como para ofrecer algo novedoso a la industria. Interesado en ir más allá del formato menú degustación, destaca la libertad que aquí tiene para crear otro tipo de platos. Olam, el restaurante de 45 by Director, tiene capacidad para 80 comensales y ofrece una carta con 18 platos, tres de estos dulces. Sus valores se mueven, mayoritariamente, entre $4.500 y $7.500, tratándose de una cocina de autor ligada a recetas protagonizadas por pescados y mariscos. “Visualmente podríamos decir que es menos técnica que la de 040”, precisa el chef. A la vez la describe como minimalista y de producto. Ejemplo es Pata de centolla que, desarrollada con mantequilla de hierbas y tostadas, no tiene mucho más que el crustáceo traído desde aguas patagónicas.

Ambiente bar Nkiru
Ambiente bar Nkiru

El comensal disfruta estas preparaciones en la segunda planta del hotel, donde encuentra un salón de estética – una vez más – obra de Estudio GAIA. Ahí lucen minimalismo, líneas curvas y el sofisticado detalle de lámparas de papel creadas por Molo Design, estructuras casi etéreas con efecto acústico capaz de “absorber” parte de las conversaciones de los comensales, entregándoles especial privacidad, explica María Isabel Droguett. Barroso, por su parte, describe el ambiente como futurista y algo sesentero. “Por diseño este restaurante es imbatible, podría estar en Shanghái o en Madrid”.

Como complemento de la carta, Olam ofrece coctelería creada para maridar con los platos. Sin embargo, es Nkiru la principal propuesta de bar que trabaja 45 by Director. Se trata de un original espacio con aislación acústica, también abierto para todo público, capaz de recibir a 140 personas. “La respuesta ha sido espectacular”, dice Barroso. De estética urbana y ambiente hip hop, el lugar tiene salones y una extensa barra de cocina y coctelería, la más larga de Latinoamérica, con más de veinte metros. Está a cargo del bartender y sommelier argentino Matías Granata, y de ella salen tapas y veinte opciones de coctelería de autor. Abierto desde las 18:00 horas hasta las tres de la madrugada, se encuentra en la primera planta, tras La Vermutería, tercer espacio gastronómico de 45. Se trata de un bar de paso, concepto particular inspirado en la cultura catalana, pionero en la capital y abierto desde el mediodía hasta la medianoche.

A la hora del desayuno – servicio disponible hasta las diez u once de la mañana, según sea día de semana o festivo, respectivamente –, 45 también ha querido quebrar esquemas y continuar con el concepto gastronómico desarrollado por Barroso para el hotel. Se disfruta en el salón de Olam, y se puede describir como un buffet gourmet, rupturista y minimalista. “Es un desayuno tipo brunch, porque cuenta, entre otros, con quiches, sandwichs preparados y jugos naturales, como naranja frutilla o mote con huesillos”, explica María Isabel. Barroso añade: “Para nosotros el desayuno es una partida más de la cocina. Lo más importante – que es donde se caen muchos – es la frescura”. Aquí todo es preparación propia, y el buffet, como toda la propuesta culinaria, se aprecia minimalista. Su montaje busca hacer patente la especial dedicación que brindan a la primera comida del día, que luce con preparaciones individuales, cortadas al día o hechas cada mañana. Entre estas panes con alternativas, tostadas recién hechas y de diferentes agregados, como queso crema o salmón ahumado. “No cuesta nada. Para nosotros dar el desayuno es una extensión más. Así como está el cuarto frío y el cuarto caliente, está la partida de desayuno. A los muchachos a cargo se les exige igual, no serviría de nada que alguien se lleve una decepción con el desayuno”, indica el chef. Además del enfoque de trabajo, entre los platillos disponibles durante la mañana hay recetas que el chef ya ha hecho en su cocina y tienen buena recepción. Es el caso del mousse de yogurt con piña y anís. “Nunca estuvo ni cerca de pasarnos por la cabeza poner un pote de yogurt de supermercado. Si se presenta un mousse de chocolate, se usa el mismo que utilizo para el restaurante, siempre con la misma dedicación. Y eso la gente lo valora”, dice finalmente Sergio Barroso.

 

Hotel 45 by Director

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram