BOKETO

Boketo

Boketo

Patricio Escanilla

NUEVA LÍNEA DE CONFITERÍA DE AUTOR


• ESTÁN HECHOS A MANO, SIN AZÚCAR NI PRESERVANTES O GLUTEN. LA MARCA BOKETO NO SÓLO OFRECE PRODUCTOS SALUDABLES, NATURALES Y CON UN TOQUE SOFISTICADO, TAMBIÉN ES CONSCIENTE DEL MEDIO AMBIENTE Y DE FOMENTAR EL TRABAJO COLABORATIVO.


CALUGAS Y CHOCOLATES CON FRUTAS DE LA ESTACIÓN, DONDE SE IDENTIFICAN LOS SABORES, REALZAN LOS COLORES Y APRECIAN LAS TEXTURAS. Los productos Boketo llevan seis meses en el mercado, y es Patricio Escanilla, ex chef del restaurante Kilómetro 0 (Hotel W) – donde estuvo desde los inicios – y Fortunata, quien decidió aventurarse con este desafío. “Diferentes factores coincidieron, pero mi motivación inicial viene de muchos años. Mi padre era diabético y los productos que él consumía eran difíciles de encontrar, poco vistosos, sabrosos o atractivos”. Escanilla dice que había marcas conocidas, pero que la etiqueta o la presentación no llamaban la atención, y de apetecibles, nada. “No existía algo entretenido, con mayor variedad y que saciara la satisfacción, no sólo la ansiedad”, agrega el chef, y explica que esa sensación, sumado a su gusto por ver cómo la gente disfruta comiendo y su interés por los alimentos deliciosos, fueron activando su entusiasmo. “Además en mi profesión hay un estímulo constante por ser creativo e innovador, entonces todo fue intensificando las ganas”. Paralelamente descubrió unas láminas de fruta. “Las vi en Estados Unidos, al ser naturales coincidían perfecto con mi proyecto y con lo que quería desarrollar”.

Patricio le dio el vamos a la primera etapa: investigar considerando tintes, texturas y sabores. “Fueron pruebas y fórmulas con maqui, aloe vera, espirulina, camu-camu, chía, té, entre otros. Así nació la idea de mezclar lo dulce de lo frutal, con lo amargo del chocolate puro. Lo que hicimos fue envolver el cacao belga en la lámina de fruta”. Utilizan, principalmente, frutillas, frambuesas, piñas, arándanos, plátanos, manzanas, peras, naranjas y espinacas, trabajadas a baja temperatura para conservar los nutrientes, colores y aromas. Indica que querían alcanzar una explosión de sabores que contrastaran entre sí, y lo lograron. Otro de los productos es una caluga que se espolvorea con talco de almidón comestible, pensada para que la gente recuerde su infancia y la de las antiguas confiterías. “Eso sí, me costó obtener la consistencia y temperatura perfecta, porque al no usar azúcar, el proceso es más complejo”. Escanilla explica que se preocupan de que la contextura sea agradable, y que si alguna caluga viene dura, la sacan de la caja.

Con la seguridad y nivel de resultados, Boketo se lanzó al mercado. “Buscamos ser un aporte. Con estos productos saludables seguimos la tendencia que, más que moda, está instaurada como un estilo de vida. Todos queremos tener una vida más sana, y por ende una vejez de mejor calidad”. El chef explica además que crearon una caja con papel kraft para la línea 100% vegetal de bombones, sin lactosa ni mantequilla. Utilizan aceite de cacao, crema de coco o manteca de cacao.   Y lo consciente no se queda en eso, ya que cuidan las metodologías y materiales para que sean reciclables. No trabajan con plástico, y la imprenta con la que generan el contenido visual es empresa B, certificada, y todo lo que producen lo replantan. Lo otro es que pretenden establecer un nexo colaborativo. “Es interesante la unión con otros emprendedores, para de esta forma potenciarnos. En Navidad hicimos una alianza con una talentosa diseñadora. Ella hizo pañuelos de satín con los colores de la marca, y los vendimos con una caja de productos como pack de regalo. Siguiendo esa línea, hemos estado en conversaciones con fundaciones u otras organizaciones”. Escanilla pretende que Boketo crezca de manera armónica, que contribuya y agrupe con los que buscan lo mismo.             

Actualmente Boketo distribuye en cafeterías, tiendas gourmet o lugares que trabajan con líneas saludables, por ejemplo el local de una clínica. “Son 14 en total, incluyendo una carnicería premium que nos ha traído muy buenos resultados”, cuenta Patricio. Igualmente venden a través de su página web. “Despachamos a todo Chile – por compras mayores a $50.000, con envío gratis –, y los productos llegan en perfecto estado en sus variados formatos”. Para los bombones hay cajas de diversos tamaños e incluso individuales, pensados para hoteles.

En Boketo se han dedicado a indagar y explorar las mejores opciones para que los detalles se complementen con las posibilidades a futuro, para de esta manera seguir innovando en materias primas y presentaciones, y mantener ese toque especial y sentimental. “La idea es evolucionar y desarrollar novedades, aunque nos falta trabajar la fórmula para que las bolsas sean de atmósfera controlada y duren una mayor cantidad de tiempo”. El chef señala también que les gustaría inaugurar un local propio en el que puedan ofrecer los productos existentes, y ampliarse al rubro de tortas, galletas y helados.

 

Confitería Boketo

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 17 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones