Bodegón don Emelio: Una experiencia llena de sabor

Bodegón Don Emelio
Gambas a la española

BODEGÓN DON EMELIO

  • UNA EXPERIENCIA LLENA DE SABOR


    • INGREDIENTES SIMPLES REVISITADOS CON TÉCNICAS DE ALTA COCINA, ACOMPAÑADOS DE UNA CUIDADA PRESENTACIÓN E IMPECABLE SERVICIO, PARECIERAN SER LA CLAVE DEL ÉXITO DE ESTE PEQUEÑO RESTAURANTE DE LA CIUDAD JARDÍN, QUE EN SUS POCOS MESES DE VIDA HA SABIDO SORPRENDER CON CALIDAD Y ELEGANCIA A LOCALES Y TURISTAS.


CON OCHO MESAS Y CAPACIDAD PARA 30 COMENSALES, EL SALÓN DEL BODEGÓN DON EMELIO invita a  disfrutar de un momento agradable en un ambiente cálido y elegante. Quienes lo conocen, afirman que ya sea a la hora del té, almuerzo o cena, siempre habrá una excusa para volver, porque la carta de este café y restaurante de Viña del Mar se renueva todas las semanas de acuerdo a la inspiración del equipo de cocina, y la disponibilidad de ingredientes de temporada.

Pamela Munzenmayer, chef pastelera; Jorge Herrera y Patricio Pinto, chefs; Andrés Assicie, encargado de local y Esmeralda Ordóñez, encargada del área de vinos de Bodegón Don Emelio

Se trata de un sueño que comenzó en Venezuela, país donde más de 35 años el chileno Marcelo Assicie se dedicó a la hotelería, que terminaría concretando en Viña del Mar junto a su esposa, hijo y amigos. “De hecho el bodegón es un proyecto de amigos, creado con mucho sentimiento y pasión por el producto y servicio. Ese es su espíritu, que sin duda marca nuestro negocio”, explica Assicie, sobre el local bautizado con el nombre de su suegro, que recoge la esencia de estos espacios típicos de Venezuela que se caracterizan por ofrecer buena comida, de calidad.

Esa es precisamente la oferta de este café y restaurante, que en su acceso acoge una tienda de vinos y delicatessen, con una amplia variedad de aceites de oliva y macarons. Esmeralda Ordóñez, encargada del área, cuenta que son más de 60 las etiquetas en exhibición, y que a fin de año esperan llegar a las 80. “Constantemente estamos incorporando nuevas viñas, ya que la idea es ofrecer una selección amplia y especializada, con espacio para pequeñas producciones y vinos de autor, donde nuestros clientes siempre tengan un motivo para sorprenderse”.

En este sentido, una de las últimas incorporaciones son las cepas de la cooperativa Vinos de Patio, oriunda de Guarilihue, Valle del Itata. Cada dos semanas realizan entretenidos eventos speakeasy con viñas invitadas, donde los asistentes participan de catas guiadas y prueban seis platos que el equipo de cocina crea especialmente para la ocasión. No es extraño que, producto del éxito en el evento, la preparación pase a formar parte de la carta temporal del local, como las Gambas a la española, servidas en greda, o el postre de Arroz con leche de coco y mango.

LIBERTAD CREATIVA

Un amplio ventanal comparte la acción de los fuegos hacia el salón. En su interior, un joven equipo de tres cocineros resuelve semanalmente el menú, perfecciona recetas y experimenta creando sus propios encurtidos y salsas a partir de ingredientes frescos de la zona, que ellos mismos van a buscar a la feria o a la caleta, en el caso de los pescados.

Al mando de la cocina está el joven chef Jorge Herrera, de nacionalidad venezolana, quien luego de desarrollar su técnica en diferentes restaurantes de Viña del Mar, fue convocado por su amigo Andrés Assicie, hijo de Marcelo, para crear el concepto gastronómico del bodegón, mientras remodelaban la antigua casona de 76 m2 ubicada a pocas cuadras de la turística avenida San Martín.

Fue entonces cuando decidieron apostar por una propuesta honesta, basada en una cocina simple pero con personalidad. “Tenemos total libertad en la cocina y eso lo hace aún más interesante, ya que cambiamos carta todas las semanas y permanentemente estamos probando platos nuevos”, explica Herrera, quien dejó su Barquisimeto natal hace cinco años, para desarrollarse como cocinero en nuestro país.

Un par de años antes, mientras estudiaba gastronomía en Venezuela, Jorge participó en el encuentro gastronómico Gourmetour, organizado por Ulades (Unión latinoamericana de educación superior) y Santo Tomás el año 2012 en el Hotel O’Higgins de Viña del Mar. Ahí conoció a Patricio Pinto, su partner y actual compañero en la cocina del Bodegón Don Emelio. Los postres, en tanto, están a cargo de la exalumna de Culinary, Pamela Munzenmayer.

CARTA CON ESTILO PROPIO

Pese a la permanente renovación del menú, hay tres preparaciones que jamás rotan en las cuatro entradas y cuatro fondos disponibles para el almuerzo y cena: Sopa de cebolla; Croquetas mechadas (5 unids.), acompañadas de mostaza casera, preparada en el local con aceto balsámico y aceite de manzana; y la emblemática torta Don Emelio, versión de la casa de la clásica torta Ópera, perfecta para acompañar un buen café de especialidad a cualquier hora del día.

Tártaro de salmón
Croquetas de mechada

Jorge recomienda probar el Tártaro de salmón, acompañado de leche de tigre, elaborada con pimientos asados en vez de la típica cebolla y limón. “Asamos los pimientos, los rostizamos y hacemos una leche de tigre en base a esto, con mango, lima, y la mostaza casera con hinojo”.

Sánguche de pernil al estilo Don Emelio
Torta Don Emelio

Otro imperdible es Arroz de gambas, plato creado para uno de los últimos speakeasy, que conquistó al público por su consistencia y sabor. Está compuesto por gambas, camarón y chorizo, acompañado de un arroz caldoso en base a sofrito español. Va servido en una paila de greda caliente.

Arroz con leche y mango, acompañado de café macchiato

El equipo coincide que los chilenos somos bastante tradicionales para comer. Por eso uno de los platos más pedidos es el Sánguche de pernil, que por supuesto lleva el toque Don Emelio. “Es un pernil que le damos diez horas de cocción y lo convertimos en terrina. Hervimos los huesos en cerveza, sacamos el colágeno y lo agregamos a la carne. Esto va planchado. Se forma una costrita de grasa que se fríe y se monta con encurtidos preparados por nosotros, más mostaza casera”, cuenta Herrera sobre la preparación, que se presenta montada en pan brioche artesanal, elaborado por el reconocido panadero Braulio Tapia en su taller de Valparaíso.

Con seis meses de vida, tres como café y tres como restaurante, el Bodegón Don Emelio promete no dejar de sorprender. “No sólo queremos que nuestros comensales disfruten de una excelente comida, creando a partir de ingredientes simples un plato sofisticado, sino también educar a través del servicio y diferenciarnos por la atención. Ese es nuestro compromiso”, dice Marcelo Assicie.

 

Bodegón Don Emelio

  • 6 Norte 325, Viña del Mar
  • Martes a domingo, de 10.00 a 21.30 hrs.
  • Reservas al (+56-32) 342 6737
  • Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Instagram: @bodegon_donemelio

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram