La primera vitrina del apicultor chileno

Chile Miel

La primera vitrina del apicultor chileno

Puesto en marcha en 2020, el portal www.chilemiel.cl pretende ser una vitrina para el apicultor chileno. Ad portas del 48 Congreso Mundial de Apicultores a realizarse en septiembre próximo, la Asociación Gremial de Apicultores de Chile pretende visibilizar el trabajo de esta labor a menudo solitaria, e incentivar el consumo de la variada riqueza apícola de nuestro país”.

La Asociación Gremial de Apicultores de Chile nació para poder hacer más cercano el apicultor al consumidor final”, explica Pamela Valdez, Presidenta de Chile Miel. “Nos está ayudando como rostro el chef Enrique Araya del Hotel Regal Pacific. Hace como un mes y medio atrás llegamos a una actividad del Ministerio de Agricultura para promover el consumo de miel, y así nos conocimos”.

Chile Miel nace en el año 2020, tras varios años de trabajo gremial. Se trata de un grupo de apicultores que nace luego de una reunión entre las distintas mesas apícolas nacionales. “El mundo apícola se organiza a través de mesas, y cada región tiene su mesa apícola”, apunta Pamela. “En el año 2019 tuvimos una reunión donde varias de las mesas decían no sentirse representados por la Red Apícola Nacional. Esta representa a los apicultores de la apicultura familiar campesina que en su gran mayoría son muy pequeños”.

De acuerdo a la presidenta de Chile Miel, los interesados en generar un cambio eran los apicultores más comerciales. “Un poco más grandes, y que nos dedicamos a las polinizaciones, a exportar miel o a exportar abejas”, añade. Dentro de estos apicultores más grandes, incluso existen grupos de exportadores. En conjunto, se sentían lejanos a la organización existente y decidieron crear Chile Miel con la mira de transformarse en una federación gremial.

VISIBILIDAD

“Y en ese camino estamos. Somos una asociación gremial que se va a transformar probablemente ya durante este año 2023 en una federación gremial. La diferencia es que la federación está compuesta por varias asociaciones gremiales. Nosotros partimos con una, que es la asociación gremial Apicultores de Chile y esa fue la creadora de esta página web llamada Chile Miel, explica.

Pamela señala que una de sus motivaciones centrales fue solucionar la lejanía entre los apicultores y el consumidor final. “Cuando estos quieren comprar miel, normalmente tienen que pasar por intermediarios. Al sitio web chilemiel.cl le llamamos ‘La primera vitrina del apicultor chileno’ y los miembros, que son todos apicultores, pagan una membresía por pertenecer a la vitrina, la cual les permite conseguir exposición a potenciales clientes”.

 

“Nos está ayudando como rostro el chef Enrique Araya del Hotel Regal Pacific. Hace como un mes y medio atrás llegamos a una actividad del Ministerio de Agricultura para promover el consumo de miel, y así nos conocimos”, explica Pamela Valdez, Presidenta de Chile Miel.

 

En esta vitrina no solo se encuentran productores de miel, sino que de otros productos apícolas también, como polen y propóleo; además de apiterapeutas y propuestas de apiturismo, donde es posible conocer la realidad de un apicultor. “Hay propuestas cosméticas incluso. Hay una socia que produce champú en base a productos de miel. La única condición es que los que están ahí tienen que ser apicultores. No puede haber ningún intermediario”.

El mismo ministro de Agricultura, don Esteban Valenzuela, llamó hace unas semanas a consumir productos de la “Vitrina del apicultor”. Pamela cuenta con orgullo como aquello representa parte de su crecimiento como entidad para poder contar con más visibilidad.

RAN Y CHILE MIEL

La federación gremial denominada Red Apícola Nacional (RAN), que data de hace más de veinte años, representa a la apicultura familiar campesina y dentro de sus socios existen asociaciones gremiales que acogen a pequeños apicultores. “Estos representan a un grupo muy grande, ya que más del 80% de los apicultores hoy en día son lo que se denomina apicultores urbanos. Ellos tienen pocas colmenas, que incluso pueden estar dentro de las ciudades”, sentencia Pamela. La diferencia entre estos apicultores urbanos y los más grandes, es que producen básicamente para consumo propio o venta entre sus vecinos cercanos.

En el proceso de inscripción en www.chilemiel.cl los valores de membresía están diferenciados entre apicultores pequeños, medianos y grandes. “Menos de 80 colmenas es un agricultor pequeño que, básicamente, no vive de la apicultura. Entre 80 y 300 colmenas es un apicultor mediano porque, probablemente, puede vivir ya de la apicultura pero todavía siendo pequeño porque trabaja solo. Más de 300 colmenas hacia adelante, para nosotros, ya se denomina un apicultor más grande porque tiene que contratar más personal”, acota la presidenta, explicando los tramos designados, que tienen tres valores diferenciados de pago.

El portal pretende entregar una forma económica de mostrar productos al consumidor final. Además, se ha convertido en una suerte de catálogo centralizado que permite obtener visibilidad ante organismos como el Ministerio de Agricultura. “En la opción de compra, se pueden elegir productos de determinadas regiones. Incluso tenemos uno de los apicultores socios que es de la Isla de Pascua”.

“Al sitio web chilemiel.cl le llamamos ‘La primera vitrina del apicultor chileno’ y los miembros, que son todos apicultores, pagan una membresía por pertenecer a la vitrina, la cual les permite conseguir exposición a potenciales clientes”.

 

VARIABILIDAD

Mieles de distintas procedencias, a pesar de ser todas de abeja, poseen sabores distintos y distintos colores. La variabilidad de climas existentes en Chile determina esta riqueza, y el portal apunta a la trazabilidad junto con incentivar el consumo.

“Una de las cosas también que nosotros pretendemos hacer es generar esta campaña de consumo y apoyo a los apicultores. En vez de usar azúcar –que es procesada– se puede usar miel. Hoy día en Chile se consumen más o menos 700 gramos de miel por persona al año y comparativamente, por ejemplo, en Alemania puede llegarse hasta 2 kilos”, comenta.

Pamela es enfática en señalar que “todas las mieles, digamos, verdaderas, son mieles crudas y no pasteurizadas. Toda nuestra miel en vitrina es miel que no está homogeneizada. Eso significa que es específica de una zona. Y cruda porque no se calienta ni se le hace nada para que no pierda ninguna propiedad. Entonces tú podrías consumir y probar mieles de distintas partes de Chile comprando a distintos apicultores y te darías cuenta de la gran variedad que existe hoy. Esa es una de las grandes diferencias que tenemos con la gran mayoría de los países. Nosotros tenemos bosque nativo de dónde sacar mieles especiales y, por lo tanto, se pueden probar distintas variedades dependiendo de dónde la abeja saca su néctar”.

APIMONDIA

Esta variabilidad privilegiada de nuestro país se refleja en la oferta de mieles monoflorales, donde hasta un 45% de su polen proviene de una sola especie. Es el caso de la miel de Ulmo, de Quillay, de Avellano o de Guindo Santo, árbol sagrado del pueblo mapuche. Pamela comenta su importancia clave: “Son más de veinticinco mieles monoflorales en Chile. La miel de Guindo Santo es única de la zona de Alto Bío Bío”.

 

La federación gremial denominada Red Apícola Nacional (RAN), que data de hace más de veinte años, representa a la apicultura familiar campesina y dentro de sus socios existen asociaciones gremiales que acogen a pequeños apicultores.

 

La puesta en marcha de Chile Miel como vitrina para sus socios se potenciará este año con la llegada a nuestro país de Apimondia 2023, versión número 48 del Congreso Mundial de Apicultura, el cual se realiza cada dos años. Con Chile como sede entre el 4 y 28 de septiembre próximo, será clave para destacar la variedad de productos apícolas existentes en el país antes los ojos de los exportadores e inversionistas.

“Aspiramos a, de alguna forma también encontrar más clientes en otras partes del mundo que no sean solo de Europa, para poder comercializar y ayudar de alguna forma a los apicultores a vender su producto. Vienen entre siete mil y diez mil apicultores de todas partes del mundo. Nunca antes se ha hecho en Chile”.

SALVAR AL APICULTOR

Pamela, hija y hermana de apicultores, sabe que el trabajo del apicultor es solitario. “Y siempre está alejado del consumidor. Entonces queremos mostrar lo que acá hemos logrado. Tenemos más de tres mil visitas en la página web en forma mensual. Eso muestra que hay gente que está entendiendo el concepto”.

“Mi papá es apicultor hace cincuenta años, y mi hermano es apicultor. Yo trabajé catorce años como ingeniero civil, pero siempre con mi cabeza pensando en cómo ayudar a la apicultura porque veía a mi papá, a mi hermano y a sus amigo apicultores siempre con muchos problemas para comercializar, y de vida, desde el punto de vista económico. Decidí hacer algo que me llenara el espíritu y dije: voy a dedicar un par de año a ayudar a la apicultura. Pero ya llevo como cuatro o cinco años”, ríe.

“Si tú no tienes abejas no tienes comida. El 75% de lo que tenemos en la mesa depende de las polinizaciones y, por lo tanto, si tú no cuidas al apicultor –que es el que cuida a la abeja–, no tendríamos hoy día una variedad de comida en nuestra mesa que es increíble”.

Chile Miel

Instagram: @chilemiel/
Web: www.chilemiel.cl

Club Naval de Valparaíso

Camino a los 140 años

María Elena Marfetán

La vanguardia del sabor marino en Punta del Este

Facundo Stay & Play Café

Todos son bienvenidos

Mandarin Oriental, Santiago

Presentó “Experiencia Michelin Star” junto al chef Mariano Gallego

Expocafé Chile 2024

Ya está todo listo para celebrar la cultura del café en el evento más grande de la industria cafetera en Chile

Soprole Food Professionals

El Arte del Hojaldre se toma la pastelería chilena

La Pollería

Celebra su quinto aniversario con una nueva línea de sándwiches

Marques de Casa Concha

Lanza una nueva e innovadora imagen en su aniversario No 50

Melt Pizzas

Amplía su catálogo con todo el sabor de su nueva pizza Españolaza

Coyam de Viña Emiliana

Celebra su vigésima cosecha. Un legado de calidad