Viña El Escorial

Legado y pasión por el vino

Legado y pasión por el vino

LÍNEA CORNISA en la cava

Con un exitoso desarrollo de sus vinos de montaña denominados Cornisa –ensamblaje de syrah y malbec–, cuyas parras crecen en medio de la nieve en la Cordillera de Los Andes, Viña el Escorial fundada a fines del 1800, destaca por la producción de diferentes cepas de alta gama en un área acotada de hectáreas.

Viña El Escorial de Panquehue es la segunda más antigua del Valle de Aconcagua, fundada en el año 1880. La estrecha historia que vincula a estas tierras con la producción del vino es centenaria y remonta sus orígenes al revolucionario legado de Santiago Carey, abuelo de Rodrigo Espinosa uno de sus actuales dueños, quien explicando el origen del nombre comenta “no hay que olvidar que como país tenemos una marcada tradición española, y se dice que fue en recuerdo al Palacio Real El Escorial de España construido por Felipe II. Coincide con un concepto de diseño, distribución de jardines e inmuebles de aquella época”. 

Hoy, esta viña boutique de sólo 2 hectáreas, produce vinos de trece cepas distintas como Carmenere, Cabernet Sauvignon, Syrah, Sangiovese, Cabernet Franc, Petite Sirah, Malbec, Carignan, Chenin Blanc, Petit Verdot, Pinot Noir, Muscat (Late Harvest), Zinfandel, vinos fortificados estilo Oporto con su marca Sypor - T y algunos ensamblajes, en estos valles andinos de la Región de Valparaíso (precios entre $9.000 y $40.000).

RODRIGO ESPINOSA CAREY, actual dueño de Viña El Escorial y su madre Inés Carey Bonelli
CAVA Viña El Escorial

RENACER DE LA HISTORIA

Santiago Carey, irlandés criado en Cauquenes, en 1893 aproximadamente, teniendo apenas 18 años, decidió viajar a Europa, donde trabajó aprendiendo de cerca los asombrosos avances de la Revolución Industrial. A su retorno se sumó a una compañía de la industria del cáñamo en Los Andes, llegando a ser su presidente. En 1925 compró la hacienda El Escorial que tenía 900 hectáreas, siendo 132 Hás de viñedos, integrándola verticalmente. Mantuvo y mejoró la producción de vinos y desarrolló un nuevo negocio de diversas frutas y hortalizas en conservas que ahí plantó, exportándolas principalmente a Inglaterra. El proyecto creció alcanzando un alto grado de tecnificación en todas las áreas. Su importante nivel de desarrollo quedó documentado en el libro “Chile, Land & Society”, publicado en 1936 en Estados Unidos. En él, su autor, George McCutchen, menciona a la Hacienda El Escorial de Panquehue como una de las tres más desarrolladas del país, que para entonces contaba con energía eléctrica propia, viñedos, producción de vinos y fábrica de conservas. Santiago Carey falleció en 1944 dejando trece descendientes. Algunos años después, la hacienda redujo sus hectáreas y dejó de producir vino, dedicándose solo a la agricultura tradicional.

 

Viña El Escorial de Panquehue es la segunda más antigua del Valle de Aconcagua, fundada en el año 1880. La estrecha historia que vincula a estas tierras con la producción del vino es centenaria y remonta sus orígenes al revolucionario legado de Santiago Carey, abuelo de Rodrigo Espinosa uno de sus actuales dueños

 

No obstante, la historia no terminó, debido a que Rodrigo Espinosa Carey, actual dueño de la Viña El Escorial, nieto de Santiago Carey e hijo de Inés Carey Bonelli, llegó al campo por motivos profesionales, dedicándose a la agricultura y el cultivo de viveros de plantas frutales. Movido por los hitos de sus antepasados, en 2009 cultivó la primera media hectárea de viñedos en Panquehue, a la cual le sucedieron otra media en 2011 y una más el 2012, esta última ubicada en Río Colorado, en el corazón de la Cordillera de Los Andes, camino a Portillo, a 1.600 metros sobre el nivel del mar. La Viña El Escorial como la conocemos actualmente retomó su producción de vinos el 2012 y abrió finalmente sus puertas a público el año 2017.

Tal como en el pasado, se mantiene como un negocio familiar, pero ahora orientado exclusivamente a la producción de vinos de alta gama, administrado por Rodrigo Espinosa y su esposa Cristina Cortés. Entre ambos son padres de tres hijos, Anita, Fernanda y Alejandro, quienes, pese a su juventud, trabajan activamente en las distintas tareas de la empresa. En tanto, doña Inés Carey de Espinosa, madre de Rodrigo e hija de don Santiago Carey, participa activamente en la mayoría de los eventos en la viña, manteniendo viva esta tradición familiar.

CORNISA SYRAH-MALBEC en la cima del Monte Elbrus, Rusia, montaña más alta de Europa, llevado por Felipe Olea Popelka el 2018
PARRAS DE VIÑA EL ESCORIAL crecen en medio de la nieve en la Cordillera de Los Andes

La empresa familiar cuenta con el importante aporte profesional en el desarrollo de los vinos de Víctor Vargas Flores, enólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con amplia experiencia en nuestro país como también en Francia, España y México. Además de Ernesto Alejandro Soto Moreno, jefe de bodega de Viña El Escorial y un equipo de colaboradores en la producción de uva vinífera liderados por Cecilia Zúñiga e Ildefonso “Moncho” Hidalgo.

La apertura al público fue en octubre de 2017 con el evento que se denominó “Vinos, Flores y Autos de Antaño”, donde participó el Club de Automóviles Antiguos de Chile de la Quinta Región, predominando los modelos de los ‘30 y ’40, época de gloria de Viña El Escorial.

En la actualidad su principal movimiento se concentra en las distintas actividades de enoturismo como degustaciones, tours, “Vive la Vendimia por un Día”, Fiestas de Vendimia, catas presenciales y catas online, entre otras. Además, se ofrecen servicios gastronómicos para eventos privados o corporativos, tales como coffee break, cocktail, almuerzos y cenas. Para estos fines, las dependencias principales de la antigua hacienda son el salón Cornisa, la mítica Cava Subterránea acondicionada para catas, el quincho vítreo y sus distintos espacios al aire libre como el bosque de paltos, césped, los cuales pueden encarparse si se requiere.

 

La apertura al público fue en octubre de 2017 con el evento que se denominó “Vinos, Flores y Autos de Antaño”, donde participó el Club de Automóviles Antiguos de Chile de la Quinta Región

 

A cargo de la dirección gastronómica está la chef Claudia Ugalde Cazanova, quien estudió cocina internacional en Academia J. Elton e Ingeniera Acústica de la Universidad Austral; adicionalmente los apoyan en eventos gastronómicos La Cucina di Gustavo especialista en comida italiana y la Banquetería San Agustín de Panquehue.

BOTELLAS ANTIGUAS de Viña El Escorial y Libro
LÍNEA SYPORT en picnic

VINOS Y CORNISA

Consultado sobre la producción Rodrigo Espinosa comenta “tenemos dos terruños en Panquehue y en Río Colorado. La producción en Panquehue es en espaldera, a 595 msnm, con un equivalente a 10.000 kilos/ha, con lo cual se garantiza una uva de excelente calidad, concentrada, etc. La cosecha es en forma manual, mientras su vinificación es en tanques de acero inoxidable y guarda de 14 meses en barricas de encina francesa de tercer uso”.

Un caso particular es la línea Cornisa, vino de montaña” producido en Río Colorado, a 1.600 de altitud, conducido en sistema gobelet o vaso alto, con un equivalente a 7.000 kilos/ha, con lo cual se garantiza una uva de calidad extraordinaria, muy concentrada. La cosecha es en forma manual, su vinificación en tanques de acero inoxidable y la guarda de 14 meses en barricas de encina francesa de tercer uso” explica su dueño. “Le pusimos así en alusión al nombre que se le da en la montaña al lugar en que se fusiona la nieve y ésta crece en forma horizontal, sin nada debajo de ella, producto de corrientes de viento que soplan nieve sobre cambios abruptos en la cresta de una montaña, normalmente a sotavento. Es de alta peligrosidad el caminar sobre o debajo de ellas, debido a estar propensas a que colapsen y producen avalanchas. Esa palabra en la montaña evoca el riesgo, la pasión y felicidad de lograr un objetivo importante en la naturaleza, el cual puede compararse con plantar un viñedo en la montaña en el Valle de Aconcagua, a 1.600 msnm camino a Portillo”, agrega Rodrigo Espinosa.

FAMILIA Espinosa Cortés
VISTA AÉREA de Viña El Escorial

Cabe destacar que en la vendimia 2020 y 2021 desarrollaron dos vinos distintos que serán lanzados próximamente, un Cabernet Sauvignon 2020 de la línea Cornisa, producidos a 1.600 m.s.n.m. y un Sypor – T Blanc, un vino fortificado estilo oporto de la cepa Muscat.

 

“Tenemos dos terruños en Panquehue y en Río Colorado. La producción en Panquehue es en espaldera, a 595 msnm, con un equivalente a 10.000 kilos/ha, con lo cual se garantiza una uva de excelente calidad, concentrada, etc.”, explica Rodrigo Espinosa

 

PREMIOS Y CLUB DE AMIGOS

Viña El Escorial ha sido premiada en varias ocasiones según explica su dueño “en 2017 nuestro terruño o terroir de Río Colorado donde se producen nuestros vinos Cornisa, fue elegido entre los 10 más extremos de Sudamérica por la Revista Decanter de Inglaterra”. Además, desde el 2018 han obtenido Medalla de Oro y dos de plata en Cata D’ Or, Doble Medalla de Oro en Six Nations en Australia y una Medalla de Plata, Medalla de Oro en Cata D’ Or 2019, 94 puntos con Tim Atkin MW, tres Medallas de Oro en Cata D’ Or 2020, en Guía de La Cav 2020 de 7 siete vinos enviados, todos obtuvieron de 91 a 95 puntos y este año 2021 Guía VINAU de diez vinos enviados, todos obtuvieron de 91 a 94 puntos. Finalmente, este año lograron cuatro Medallas de Oro en Cata D’ Or 2021.

CENTRO DE EVENTOS de Viña El Escorial

En marzo del 2020 cuando se inició la pandemia, tuvimos que suspender todos los eventos desde la Fiesta de Vendimia en adelante. “Rápidamente nos reinventamos y comenzamos con los Live en Instagram, catas por zoom y otros. Como ya teníamos la tienda online en www.elescorial.cl, las ventas se mantuvieron estables, por fortuna. Nuestro Club de Amigos que existe en la viña, más todos nuestros clientes que nos han visitado a través de estos cortos años, se mantuvieron fieles en sus compras de vinos, pero sin la posibilidad de venir durante varios meses. Cuando se fue abriendo la posibilidad de acceso de nuestros amigos de la Región Metropolitana y Quinta Región, volvieron todas nuestras actividades de enoturismo y en eso hemos estado, recibiendo visitas en Panquehue y manteniendo la conectividad virtual de manera fuerte y programada, tal como se debe hacer en los nuevos tiempos”, concluye Rodrigo Espinosa.  

 

Viña El Escorial

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más