ComeS

Inteligencia artificial al servicio de pequeños productores y agricultores

Inteligencia artificial al servicio de pequeños productores y agricultores

En el mundo, existen más de 800 millones de productores de alimentos con grandes problemas para comercializar sus productos. El 60% de su tiempo lo ocupan en vender, poseen nulas economías de escala, bajo nivel de digitalización, desconocimiento de la demanda del mercado junto a baja gestión comercial y trazabilidad.

Frente a esta problemática sumada a la preocupación de sus fundadoras - la ingeniera comercial Camila Gutiérrez y la Desarrolladora de Software Carol Allende - de mejorar la calidad de los alimentos, el comercio justo y una sociedad más sostenible es que crearon ComeS.

ComeS, es una startup B pendiente nacida en la octava región, que a través de su plataforma automatiza el proceso de venta para pequeños productores de alimentos y agricultores locales, mediante Inteligencia Artificial (IA) y funciona como un lugar de encuentro con sus clientes.

Asimismo, permite vender bajo una lógica B2B (de empresa a empresa, por sus siglas en inglés) productos al por mayor, que hoy se encuentran a lo largo de todo Chile y que son entregados a través de deliveries que llegan a cualquier ciudad del pais.

Para los micro emprendedores y agricultores, esto genera visibilidad para sus productos, aumentando clientes y ventas, que se traduce en mejora en la economía y desarrollo laboral.

Además, se reducen los costos de ventas y logísticos, al no depender de una bodega, y aporta en disminuir la huella de carbono, haciendo que estos procesos sean más sustentables.

Camila Gutiérrez y Carol Allende,
creadoras de ComeS

¿Cómo parte ComeS?  

No solo fue porque compartíamos intereses, pensamientos, ideologías y ganas de aportar a un mundo mejor, sino también porque sentimos una admiración de una hacia la otra. Comenzamos a compartir cada vez más y nos dimos cuenta de que teníamos la capacidad de complementarnos y trabajar juntas. Ahí fue cuando vimos que este espacio era una tremenda oportunidad y comenzamos hace cinco años con un e-commerce. Esos años estuvimos conociendo cada vez más las problemáticas de la industria e identificando oportunidades sostenibles. Así fue como cambiamos el modelo de negocio y este año lanzamos ComeS, la plataforma que conecta a productores de alimentos con el mercado para su comercialización al por mayor.

¿Por qué deciden lanzarse con un proyecto digital, en un momento donde todavía no eran tan usuales las compras por internet? ¿Cómo se vio potenciado ese aspecto durante la pandemia?

Porque sabíamos que la tendencia iba hacia allá y que debíamos estar preparadas cuando el e-commerce y la tecnología ya fuera más común en las personas y así fue: durante la pandemia, cuando vendíamos al consumidor final, fue explosivo, recibimos pedidos de todas partes de Chile.

Entonces durante la pandemia, ¿también sumaron nuevos productores a su catálogo en la plataforma?

La pandemia ayudó a que se acercaran más productores, porque muchos de ellos vendían principalmente en ferias presenciales y nosotros fuimos una alternativa para que pudieran seguir generando ingresos. Si bien en ese año estábamos con un modelo de negocios en donde llegábamos al consumidor final, hoy son muchos más los productores que se han sumado, pues ellos requieren de espacios como ComeS para darse a conocer y vender al por mayor justamente tras todos los cambios que se dieron durante la pandemia.

Con respecto a los propios productores, ¿cómo reciben este tipo de innovaciones los agricultores, por ejemplo?

Para los productores venimos siendo como sus gestores comerciales, ellos usualmente prefieren producir que vender. El realizar labores comerciales, implica un trabajo que no siempre están dispuestos a hacer. Entre buscar clientes, enviar cotizaciones, recibir o coordinar pedidos, etc, les genera un estrés, sumado a que hoy en día la digitalización en los emprendimientos es clave para el desarrollo de estos. Así que hemos tenido una buena acogida, muchos de ellos nos delegan toda su gestión comercial y nosotros nos hacemos cargo de esa área. Además, hemos puesto a disposición de los productores la tecnología que ellos mismos utilizan en el día a día, por ejemplo, utilizamos WhatsApp para que reciban sus pedidos a través de un proceso automatizado.

¿Qué significa para ustedes aportar desde las herramientas con las que cuentan en el comercio local, especialmente de su propia región?

Emprender una startup desde región tiene bastantes dificultades relacionadas con las redes, con la llegada a inversionistas y al ecosistema nacional. Sin embargo, te permite algo que creemos que agrega mucho valor y que tiene que ver con conocer más de cerca a los productores y sus problemáticas. Las regiones son ricas en materias primas y en producción de alimentos. De hecho, en regiones es donde se producen la mayor cantidad de alimentos que consumimos en el día a día y nuestra plataforma nos permite conectarlos de manera más directa con los compradores locales y poner a disposición la gran variedad de productos que se elaboran en regiones en nuevos mercados.

¿Qué significa para ustedes democratizar el acceso de una alimentación saludable y cómo aportan en ello desde ComeS?

Tiene que ver con la posibilidad de encontrar y de comprar alimentos saludables para la mayor cantidad de personas posibles y para eso, es clave el trabajo que hacemos en ComeS con respecto a la transparencia en la información.

Como sociedad, ¿qué cambios debemos hacer respecto de la alimentación o qué medidas se deberían tomar?

Como sociedad debemos hacer pequeños cambios que con el tiempo harán la diferencia para generar un sistema de alimentación más sustentable.

Por una parte, está el fomentar la producción de alimentos a pequeña escala. Los pequeños productores usualmente elaboran productos de una manera artesanal, con menos químicos, o tienen huertas pequeñas en donde producen alimentos agroecológicos sin pesticidas.

También creemos que gran parte de los cambios los generan los actores que llegan al consumidor final. Por una parte, los locales, emporios y supermercados, pueden poner a disposición una mayor variedad de alimentos y productos artesanales o saludables en sus stand y góndolas, así aportan con mayor variedad de productos para sus clientes. Por otra, los restaurantes y hoteles pueden preferir ingredientes locales o estacionales a la hora de preparar la carta.

Y como sociedad en general, es importante que vayamos generando nuevos hábitos. Una alimentación consciente es sumamente relevante para la salud de las personas, ya que nosotros tomamos la decisión final si comprar en un lugar o en otro.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más