Experiencia GASCO

Hotel Boutique Mirador Las Cañas: hot tubs en un entorno natural envidiable

Hotel Boutique Mirador Las Cañas: hot tubs en un entorno natural envidiable

Ubicado en la VII región del Maule, a veinte minutos al sur de la ciudad de Constitución, en el sector denominado Las Cañas, el Complejo Mirador Las Cañas es un recinto turístico con una ubicación estratégica que cuenta con cabañas, hotel y restaurante.

“La particularidad de este recinto es que cada cabaña cuenta con su tina de agua caliente en terraza de uso privado”, explica su dueño Pablo Morán. “Los pasajeros del hotel también tienen una tina y un sauna de uso compartido que se asigna por horas, incluidas en el valor de la estadía”.

Emplazado en la zona desde el año 2014, comenzó funcionando de manera gradual con tres cabañas y sus tres tinas respectivamente en un primer momento, a las cuales luego se fueron sumando servicios y estructuras tales como piscina, área de juegos, tres cabañas más y, posteriormente, un restaurante y el hotel.

PABLO MORÁN recibe periódicamente el servicio de GASCO en su hotel, luego de cambiar el uso de la leña por una energía limpia y segura

“Estamos ubicados en el borde costero y todas las cabañas, habitaciones y restaurante poseen vista al mar. Esta es una mezcla entre campo y playa”, sentencia Pablo, contando sobre las bondades de este negocio familiar que tiene junto a su padre y su hermano. “Yo me he encargado en realidad de desarrollar este proyecto porque nuestro rubro es 100% forestal y maderero, pero yo quise incursionar en algo nuevo hacia lo turístico y ver cómo funciona”.

SOME LIKE IT HOT

“Tenemos siete tinajas de agua caliente o hot tubs que se calefaccionaban a leña anteriormente. Siempre estuvimos buscando la alternativa del gas y se nos presentó la oportunidad. Tuve mucha suerte al conocer a Matías Pérez, presidente de GASCO, quien se hospedó acá un día de lluvia. Él andaba de paso, yo no lo conocía, y le interesó el recinto y me derivó con Mauricio Espinoza y Ricardo Medina, que son las personas a cargo del área comercial y las instalaciones en terreno”.

PABLO MORÁN, dueño de Hotel Boutique Mirador Las Cañas

El equipo de GASCO comenzó a delinear un plan de acción para llevar a cabo las obras. “Matías los envió para que evaluaran el proyecto y efectuaran una propuesta comercial. Ellos me hicieron ver el plus que significaba el trabajo a granel. Apelaban a lo práctico de cambiar de cilindro a tanque y ser capaz de controlar el nivel de gas, llamando al call center para coordinar las cargas cuando lo estimara conveniente”.

 

Hotel Boutique Mirador Las Cañas está emplazado en la zona desde el año 2014, comenzó funcionando de manera gradual con tres cabañas y sus tres tinas respectivamente en un primer momento, a las cuales luego se fueron sumando servicios y estructuras tales como piscina, área de juegos, tres cabañas más y, posteriormente, un restaurante y el hotel.

 

Contando con un negocio que ya llevaba cuatro años funcionando para entonces, era necesario para Mirador Las Cañas no ver interrumpido el suministro mientras se efectuaban las obras al momento de llevar a cabo la transformación más importante para el complejo: el reemplazo de las siete calderas que daban vida a las hot tubs.

“Inicialmente estábamos concentrados en calentar el agua de cabañas y las duchas del hotel, pero cuando hice esta transformación energética en las calderas fue un cambio radical en términos económicos y comerciales. Fue la decisión más difícil de tomar, pero tenía el plus que me daba la seguridad de poder contar con gas –versus la leña– en este entorno natural donde estoy emplazado, donde los veranos son secos, hay harto pasto seco y el riesgo de incendio es altísimo. Además, estaba el tema de los residuos que se generaban. El gas es una energía limpia y segura. En todos estos años que llevamos trabajando no he tenido ningún incidente con gas, pero sí los tuve cuando utilizaba leña”.

TODO CAMBIA

El cambio no solo es agradecido por el dueño del recinto, sino que también por sus numerosos clientes. “El huésped lo valora. Si te pones a pensar, tenía siete calderas humeando todo el día y, según la dirección en que soplara el viento, el humo se dirigía hacia las cabañas o molestaba a los pasajeros en la misma tina. Para ellos, la sensación de estar en la tina es la misma, pero no existe en mi caso la preocupación de cargar con leña, de las chispas que puedan colarse por los tubos o del humo emitido por la caldera. Es la misma pega, pero de forma más limpia y amigable”.

Las obras se hicieron coordinando el trabajo por áreas y sectores, sin entorpecer el funcionamiento normal. Además, se realizaron en fechas no estivales, en temporada baja y de tal forma que fue posible intervenir las cabañas sin tener más que solo un día o dos el recinto sin gas. “Cuando se acercaban fines de semana con harto movimiento las faenas se paralizaban y eso no significaba quedar desabastecidos. Se hacían trabajos esporádicos entre lunes y jueves, intentando dejar listo un sector”.

Lo primero fue trabajar en la instalación de la matriz y línea de gas, y luego llegó el turno de los estanques. Estos, una vez cargados, se conectaron a las cabañas de modo que la interrupción del suministro fuera mínima. “En un día se conectaron tres”, relata Morán.

“Al tener un sistema automatizado de calderas se optimiza mucho más el funcionamiento y nos permite tenerlas funcionando continuamente, sin interrupciones del agua temperada, la que debe mantenerse durante toda la actividad del pasajero. Todo ha sido más uniforme y ha tenido buena acogida por parte del público, y eso se refleja en las reservas que día a día se realizan y en cómo nuestro complejo se mantiene lleno en época estival”.

 

Lo primero fue trabajar en la instalación de la matriz y línea de gas, y luego llegó el turno de los estanques. Estos, una vez cargados, se conectaron a las cabañas de modo que la interrupción del suministro fuera mínima. “En un día se conectaron tres”, relata Morán.

 

Morán sabe cuál es el fuerte de Mirador Las Cañas y el valor agregado que significa poder tener la seguridad de no perderlo. “Las tinas de agua caliente son el caballo de batalla que tengo en el recinto, y antes era todo un tema la gestión de la leña, su traslado, su descarga, el bodegaje, contar con encargados de encender las tinas…todo era engorroso y ahora eso se minimizó”.

INCONDICIONAL

Ha sido tal el apoyo de GASCO, que, con la finalidad de preservar el suministro constante, la empresa en particular, Mauricio Espinoza le ofreció contar con la modalidad de Carga Segura, la cual se realiza una vez por semana de forma obligada. “Él siempre nos ha atendido súper bien, y ante cualquier detalle o consulta, siempre ha sido expedito en brindarme una solución. Con la Carga Segura ya no debo preocuparme de llamar al call center. Ahora todas las semanas el camión viene a abastecernos y eso me da una tranquilidad tremenda. Se va generando una seguridad por parte del proveedor, y eso me permite poder estar tranquilo. No tengo el riesgo de que se nos olvide llamar, todo está automatizado y todos los jueves ellos tienen por destino el Mirador Las Cañas”, comenta su dueño.

A Morán, GASCO le ha hecho sentir parte de un equipo donde sus dudas y necesidades son escuchadas y donde los planes de acción son ejecutados tomando en consideración el respeto por su negocio familiar y su visión comercial. “La asesoría en terreno y comercial de Ricardo y Mauricio ha sido súper transparente. Ellos se preocupan de que uno como cliente quede satisfecho desde la instalación hasta todo lo que involucra el servicio de postventa. Sería mal agradecido si me cambio”, concluye.

 

Complejo Turístico Mirador Las Cañas

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más