Fruttato Helados

La inspiración del “vero gelato italiano”

La inspiración del “vero gelato italiano”

LOCAL DE REÑACA

Las hermanas Luigina Pruzzo y Flavia Pruzzo son el corazón de esta heladería de Olmué y Reñaca, creadoras de una empresa que partió pequeña y silenciosa en el campo y luego fue abarcando espacio, cautivando fanáticos de sus recetas también en Viña del Mar y en gran parte de la Región de Valparaíso

En Olmué se respira aire puro, se disfruta del campo y de la cocina chilena, a los pies de cerros importantes como La Campana. Estos atributos se magnifican gracias a un clima amable, donde el sol se hace presente por largas temporadas, incluso en las estaciones más frías. Los olmueinos y visitantes saben bien que una de las mejores alternativas para “capear” el calor es un helado refrescante y si es artesanal, aún mejor. Bien lo sabe Luigina Pruzzo, que en 2015 llegó con su familia a vivir a esta maravillosa localidad de la Región de Valparaíso.

Luigina siempre ha estado dedicada al rubro turístico, en diversos cargos públicos y privados de la región, actualmente incluso, es presidenta de la Cámara de Turismo de Olmué. Siempre supo que su decisión de radicarse en estos parajes debía vincularse también a un negocio. Por ende, a los pocos meses de haberse ido vivir allá, surgió una idea para impulsar su intención de emprender. Buscó rescatar la tradición heladera de Olmué, y fusionar su raíz italiana en recetas inspiradas en il vero gelato italiano, empleando para ello insumos locales como a la vez, dando valor a los productores y pequeños agricultores orgánicos.

LOCAL DE OLMUE
HELADOS DE FRUTOS DEL BOSQUE. Frutilla, mango frutilla, mandarina, maracuyá, piña, chirimoya, limón menta, pistacho, avellanas, chocolate, café, plátano manjar, stracciatella, vainilla, cheesecake maracuyá

A los pocos meses se asoció con su hermana Flavia, quien, por su parte, ha estado dedicada a la gastronomía y al arte. Así, abrieron la segunda heladería en Reñaca, para lo cual viajaron a Italia a comprar las máquinas, generar negocios con proveedores y adquirir conocimientos. Puntualmente, Flavia se capacitó en la Escuela de Gelatis más importante de Rimini, Italia. Estos aspectos fundamentales les permitieron crecer como fábrica, armar un laboratorio de primer nivel en Reñaca para la producción de los helados, implementar bodegas especiales, cámaras frigoríficas e invertir en vehículos refrigerados para el reparto.

Con la locación clara, la infraestructura, conocimientos y estudios avanzados, faltaba el nombre. Escogieron Fruttato, “significa frutoso y nace de una de nuestras principales materias primas, la fruta fresca y orgánica de la zona. Por eso quisimos darle un nombre que identificara estos productos y la cremosidad de los helados. Que fuera corto, fácil de recordar e italiano, como nuestros gelatos y nuestra familia”, recuerda Luigina.

FLAVIA Y LUIGINA PRUZZO. Socias
COPA BROWNIE. Brownie casero, 2 sabores de helados, crema y salsa a elección de chocolate, manjar o frambuesa ($6.500)
DONUTS DE CHOCOLATE, frutilla y vainilla rellenas ($1.300) y café espresso ($1.500)

APERTURAS EN OLMUÉ Y REÑACA

El local de Olmué abrió un 17 de septiembre de 2015, con gran éxito. Luego la gran mayoría de los clientes de la comuna, que residen en Reñaca y/o Concón, insistieron que abrieran otro allá. Fue así, como en julio de 2016 inauguraron Fruttato Reñaca, en un local mucho más grande e incorporan otros productos y servicios. “A los pocos meses, crecimos con nuestra fábrica, pudiendo duplicar nuestra producción. Esto nos permitió iniciar la venta al canal Horeca, área que ha ido en crecimiento sostenido, atendiendo a importantes hoteles, restaurantes y cafeterías de la región”, menciona Flavia.

 

Fruttato, “significa frutoso y nace de una de nuestras principales materias primas, la fruta fresca y orgánica de la zona. Por eso quisimos darle un nombre que identificara estos productos y la cremosidad de los helados. Que fuera corto, fácil de recordar e italiano, como nuestros gelatos y nuestra familia”, recuerda Luigina.

 

HELADOS SIN SELLOS

Gracias a los estudios, viajes y experiencia, las hermanas, saben de la importancia de los insumos. “Todas nuestras bases, cacao, avellana, pistacho, y otros son importados directamente de Italia. Vamos a la par en tendencias, productos y sabores con dicho país. Tenemos constante capacitación con maestros heladeros de allá, que vienen a formar a nuestro equipo”. Por otro lado, la fruta y hierbas son de pequeños agricultores locales, como lúcuma, chirimoya, frutilla, frambuesa, jengibre, limón, menta y cedrón. Fruttato además cuenta con su propia huerta y plantación de algunas frutas, principalmente cítricos y hierbas. Además de la leche que también la compran en Chile. “Lo que nos permite fabricar un helado con características de textura y sabor únicas. De hecho, una de las características más importantes es que nuestros helados no tienen sellos, son bajos en azúcar y grasa. Por ejemplo, un helado normal en Chile tiene aproximadamente 30% de grasa y los nuestros no superan el 6%. Eso nos permite tener un helado sano, que incluso reemplace una comida, ya que cuenta con una ficha nutricional saludable y completa”, reafirma Luigina.            

Desde su apertura estiman que han desarrollado más de 200 recetas, y pese a esto, los sabores tradicionales como el chocolate sigue siendo el favorito, ya sea chocolate dulce, negro o con naranja confitada. Otro de los helados que más venden es el de vainilla con brownie y manjar o la clásica y local lúcuma, ya sea sola, con merengue o manjar. También los de fruta como la mandarina, piña jengibre o limón menta, crecen entre las preferencias de sus clientes (el rango de precios va desde simple $2.500 hasta 1200 cc $14.000).

CAFÉ HELADO, helado de vainilla, café y crema ($5.000)
WAFFLE CON HELADO A ELECCIÓN, frutillas, plátano, crema y Nutella ($6.000)
MUFFINS DE ARÁNDANO, vainilla chips de chocolate, chocolate ($1.500) y Café Bombón, leche condensada, café y espuma de leche ($2.200)

HELADO Y VINO

Con respecto a los productos más innovadores, los helados de vino o de postres chilenos han sido un éxito. “Trabajamos durante las dos últimas vendimias con el valle de Casablanca, desarrollando helados con sus vinos, maridados con fruta de la zona. El resultado fue espectacular, ejemplo de ello es el helado de chardonnay pera miel o espumante frambuesa”, puntualiza Flavia. 

En el caso de los helados de postres, ofrecen el de leche nevada, mote con huesillos, chessecake o tarta de manzana. Paralelamente, han creado sabores para clientes (restaurantes) que han incorporado helados a su carta de comida, lo cual –dicen– ha sido un gran desafío, especialmente para lograr sabores como beterraga, ají y queso, por mencionar algunos.

Ya están trabajando la carta de primavera - verano, y se vienen sabores como bombón higo nuez, distintos detox, chocolate blanco naranja, marshmallow, tortas heladas, y otras sorpresas.

 

El local de Olmué abrió un 17 de septiembre de 2015, con gran éxito. Luego la gran mayoría de los clientes de la comuna, que residen en Reñaca y/o Concón, insistieron que abrieran otro allá. Fue así, como en julio de 2016 inauguraron Fruttato Reñaca

 


En las heladerías Fruttato existe una carta permanente con 10 a 15 sabores sin azúcar y más de 30 alternativas para clientes que compran al por mayor. Pensando en otras intolerancias, poseen helados de agua (sin lactosa) y sin gluten. “Lo que permite que todos disfruten sin culpas y sobre todo cuidando su salud”, sostiene Flavia.

SANDWICH CABRA LOCA. queso de cabra, tomate, albahaca y aceite de oliva en pan a elección ($3.500) y jugo natural frambuesa ($3.000)
SALA DE VENTA local Reñaca

ESPACIO COWORK

HELADOS AZURRO. Mascarpone frutos rojos,
menta chips, maní, cheesecake maracuyá,
pasas al ron, pistacho, limón jengibre,
limón menta, snickers

Los locales tienen el concepto de artesanal en sus colores y materialidad, madera, plantas, colores tierra, y diferentes elementos que inspiran lo rústico. Esto mezclado con la comodidad y el entorno de ambos locales. En el caso de Olmué, se encuentra frente al parque, por ende, es el escenario ideal para disfrutar el helado, el concepto es al paso, más que las mesas dispuestas. En Reñaca, en tanto, es más amplio. Cuentan con dos terrazas al aire libre y un área cowork para ir a trabajar o reunirse. “Fuimos y seguimos siendo la primera heladería con cowork en la región, habilitada especialmente para que nuestros clientes trabajen tranquilos, puedan tener sus reuniones virtuales o presenciales y encuentren la comodidad acompañada de ricos productos artesanales. Cada mesa cuenta con enchufe, tenemos conexión wifi, y cómodos sillones para un trabajo más distendido”, explica Luigina.  

Ahora bien, no está en los planes de las socias ampliarse. “Nuestras dos heladerías se mantienen así, nuestro crecimiento va principalmente en aumentar la producción de helados, crecer con la fábrica. Hemos realizado una reciente e importante inversión en maquinarias, para montar un segundo laboratorio, donde nos permitirá abastecer a mayor cantidad de clientes Horeca. Por otra parte, vienen dos nuevas heladerías, que son de terceros, con nuestra marca y nuestros productos. Una en Casablanca y otra en Valparaíso. Ambos proyectos de dos grandes amigas”.

Al ser consultadas cómo compiten en un rubro de tan alta demanda en Chile, ellas afirman convencidas “la calidad de nuestro producto es alta, no transamos con los insumos y materias primas, aunque eso signifique aumento de costo. No cedemos en eso. Por otra parte, estamos en constantes creaciones de recetas de nuevos sabores, los que nos permite siempre innovar y sorprender a nuestros clientes. Y eso les encanta. Además, tratamos siempre de incorporar nuevos productos asociados, como chocolate caliente, mini conos con Nutella, churros con helado, pastelería y cafetería para acompañar el helado”.

 

En las heladerías Fruttato existe una carta permanente con 10 a 15 sabores sin azúcar y más de 30 alternativas para clientes que compran al por mayor. Pensando en otras intolerancias, poseen helados de agua (sin lactosa) y sin gluten

 

Respecto precisamente a esos productos asociados, Luigina agrega que tienen pastelería de elaboración propia y una carta de sándwiches en pan ciabatta, toscano, croissant o molde, que se preparan en el momento. Destacan el Cabra loca: Queso de cabra, tomate y albahaca y el Paltón, jamón de pavo, palta y lechuga. En el caso de repostería hay cocadas, galletas de mantequilla, brownie, donuts, medias lunas, tarta de frutas, kuchen manzana y de frutas, pie de limón y maracuyá, churros con manjar y/o Nutella.

Fruttato es una empresa consciente y sustentable, se han priorizado los envases biodegradables, “trabajamos con la mayoría de nuestros productos bio, además de entregar parte de nuestros desechos al reciclaje y fomentamos la economía circular. También hemos tenido que envasar algunos productos, como las galletas, cocadas, merengues. Ya que, por protocolos sanitarios debido a la pandemia, nos obliga a fortalecer medidas de higiene y manipulación, tema que como a todo el sector nos ha traído dificultades y nos ha obligado a innovar”, comenta Luigina. Esfuerzos que han sido gratificados, ya que recibieron el premio del Día Mundial del Turismo, entregado por la Municipalidad de Viña del Mar, al emprendimiento turístico del año 2017, además de publicaciones y reconocimientos en medios europeos, como la revista Arte Heladero de España.

 

Fruttato Helados

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más