La Berlín

El e-commerce de la artesanía dulce

El e-commerce de la artesanía dulce

De la mano de insumos de excelente calidad y recetas de tradición familiar, esta pastelería con fábrica en Vitacura comenzó como un proyecto 100% digital con foco en la artesanalidad de sus preparaciones, que también incluyen alternativas sin gluten, sin azúcar y sin lactos.
Ante la llegada de la cuarentena y el momentáneo cierre de su tienda física, retomaron su modelo de negocios inicial y hoy despachan sus afamadas tortas a 25 comunas del Gran Santiago

La familia de Claudia Franceschini siempre elogió su “buena mano” para las preparaciones dulces: con sus tortas y pasteles, siempre abundantes y preparados con cariño, también conquistó a su yerno, el periodista Daniel Canala-Echevarría, quien la convenció de que más personas debían probar sus recetas. Así nació La Berlín, en la cocina de una casa de Colina en mayo de 2017. Comenzaron despachando al sector oriente y luego de un año trasladaron la fábrica a Vitacura, donde abrieron su primer punto de ventas.

Desde sus orígenes, esta pastelería fue pensada como un negocio digital, por lo que el principal desafío de Daniel junto a sus socios Diego Acevedo y Ana María Astaburuaga fue convencer a un consumidor que no tenía la posibilidad de asistir a una tienda física para conocer sus tortas abundantes, ricas y confeccionadas con ingredientes de muy buena calidad.

Torta helada de merengue, lúcuma y manjar, sin gluten. Se recomienda mantener en el freezer hasta una hora antes de servir. Disponible para 6, 15, 25, 35 ó 45 personas, desde los $14.000
Torta de brownie, Nutella y manjar, versión infantil, decorada en base a Súper 8, Chubis y Rolls (de chocolate de leche y de chocolate blanco). Para que la torta alcance su estado de máximo sabor y humedad, el ideal es dejarla reposar por 24 horas desde recibida. Entre $18.000 y $78.000, opciones de 6, 15, 25, 40 ó 55 personas

“Soy periodista y me parecía que el producto tenía que ser súper lindo. Este proyecto nació sin sala de ventas: mi suegra cocinaba y yo repartía, entonces la foto tenía que ser muy buena y el concepto también. Por eso nos preocupamos tanto de la estética, porque necesitábamos que la gente se hiciera una idea real del producto y eso sólo podíamos lograrlo a través de una buena fotografía”, cuenta Daniel.

La estrategia se complementó con un gran despliegue en redes sociales y una página web atractiva que permitía hacer el pedido de forma rápida y expedita. La respuesta del público, explica el fundador de La Berlín, fue excelente y una vez que desembarcaron en la esquina de Av. Vitacura con Sancho de la Hoz, entre los restaurantes José Ramón 277 y Romaría, ya tenían tres personas más en el equipo.

Desde su creación en 2017, la idea de los dueños de La Berlín siempre fue ofrecer recetas caseras, ricas y de cuidada estética

Torta de hojarasca artesanal y manjar, recubierta con copos de merengue. Para 4, 10, 20, 30 ó 40 personas, entre $10.000 y $54.000 según número de porciones

En la actualidad, cuentan con una quincena de colaboradores y reparten sus tortas a 25 comunas de la capital, siempre con Claudia Franceschini a la cabeza del equipo de pasteleros. En palabras del periodista y socio de La Berlín, los productos se elaboran “con materias primas de excelente calidad y sabor casero, de forma 100% artesanal y esa mano, ese cariño puesto en la receta que siempre ha caracterizado a las tortas de mi suegra, nos hemos preocupado todo el tiempo de que sea nuestro sello diferenciador. Claudia, nuestra chef, está siempre velando por mantener el estándar”.

IMPACTOS DE LA PANDEMIA

La cuarentena derivada del Covid-19 obligó a cerrar la tienda de Vitacura y volver a los orígenes del proyecto, reenfocando todo el negocio al canal de ventas digital. Junto con fortalecer la estrategia de comunicaciones, esta reestructuración también obligó a la empresa a tener más repartidores y a extender el área de despacho. “Comenzamos llegando a siete comunas, que eran Colina y todo el sector oriente. Luego aumentamos a doce, sumando a Santiago Centro, Peñalolén y Huechuraba; luego a 19 y posteriormente llegamos a 25”, puntualiza Canala-Echevarría.

Torta de panqueque, chocolate, mazapán y frambuesa, en formato redondo para 8, 20 ó 40 personas. Entre $17.000 y $70.000
Manjar artesanal sin gluten, 840 grs. $6000

A juicio del socio de La Berlín, la pandemia ha permitido que el mundo digital se fortalezca y cambie el paradigma. “Afortunadamente ya estábamos en el canal online, por lo que volcar todo el negocio a este canal de ventas no fue tan complejo. Sin embargo, cada día tuvimos que ir surfeando y viendo cómo hacerlo para seguir funcionando cuidando tanto al personal como a nuestro público, tomando todos los resguardos necesarios”.

Por estos días, las tortas y postres de La Berlín se pueden disfrutar en Providencia, Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, Cerrillos, Colina, Estación Central, Huechuraba, Independencia, La Cisterna, La Florida, La Reina, Lo Espejo, Lo Prado, Macul, Maipú, Ñuñoa, Pedro Aguirre Cerda, Peñalolén, Pudahuel, Quinta Normal, Recoleta, San Joaquín, San Miguel y Santiago Centro. A todas ellas llegan mediante una flota asociada de vehículos de despacho, especialmente acondicionados para este fin, lo que garantiza que la entrega del producto sea en óptimas condiciones.

Alfajorcitos con manjar, 12 unidades, disponibles con gluten ($6.000) y sin gluten ($7.000)
Merenguitos, bolsa de 40 gramos, sin gluten, Opciones con azúcar ($3000) y sin azúcar ($4000)

A la par del desconfinamiento capitalino, el martes 13 de octubre retomaron la opción de retiro en tienda desde la casa 5 de Av. Vitacura 3396, por lo que sólo basta comprar vía web y agendar el día de retiro o despacho para disfrutar de las exquisiteces de La Berlín directamente en casa, no obstante, continuarán despachando con la calidad y resguardos de siempre:

“No repartimos en moto porque las tortas son muy frágiles y damos un rango horario para el delivery, según la comuna a la que se despache. De todas formas, previo a la entrega el repartidor llama al cliente para informar el horario aproximado de llegada, además de darle tranquilidad y chequear los datos”, comenta Daniel sobre esta modalidad que opera de lunes a domingo entre las 10.00 y 18.00 horas.

Las tortas de La Berlín son confeccionadas artesanalmente en su taller de Vitacura

SABOR, CALIDAD Y BUENA PRESENTACIÓN

Por lejos, la torta más vendida es la de merengue con lúcuma y manjar (desde $14.000, sin gluten), también disponible en una versión sin azúcar y sin lactosa endulzada con tagatosa. Le siguen la de merengue con frambuesas ($13.000 para 6 personas); brownie, Nutella, manjar y avellanas (a partir de $15.000, se recomienda adornar con frutillas); cuatro leches con manjar y frambuesas (entre $13.000 y $43.000) y hojarasca manjar con copos de merengue (desde $10.000); que se suman a la decena de opciones disponibles en su sitio web www.laberlin.cl.

Sabor, calidad, frescura, elaboración artesanal, variedad y puntualidad en la entrega son los seis compromisos de La Berlín que explican el gran interés de los comensales por sus productos

 

Respecto a los formatos, ofrecen tortas redondas para 6, 25, 35 y 45 personas y rectangulares para 15 personas. Canala-Echevarría afirma que en los inicios de La Berlín, la torta líder fue la de brownie, superando el 50% del total de ventas: “Rellena con mucha Nutella, en días fríos era espectacular. Con el tiempo las tortas heladas de merengue empezaron a tener mayor notoriedad dentro de las preferencias de nuestros clientes y nos hemos enfocado en dar variedad, no solo en los sabores sino en productos sin gluten, azúcar o lactosa, para que todos puedan disfrutar de nuestra artesanía dulce en la comodidad de su casa”.

Torta de cuatro leches, manjar y frambuesa, se sugiere mantener en el congelador hasta dos horas antes de servir. Opciones con o sin gluten, para 4, 12 ó 20 personas, a partir de $13.000
Torta helada de merengue, chocolate, frambuesa y manjar, sin gluten. Desde $15.000 para seis personas

En este sentido, las tortas de merengue con lúcuma, maracuyá o frambuesa no contienen lactosa y si se desean en versión sin azúcar, las endulzan con alulosa, manteniendo el merengue crocante de la base y reemplazando el merengue de la cobertura con crema. Otro imperdible son los merenguitos en versión con y sin azúcar, todos sin gluten, y los alfajorcitos con manjar artesanal, disponibles en versión con y sin gluten.

La elaboración casera y la calidad de las materias primas utilizadas son parte fundamental del sello de los productos de La Berlín: “Siempre hemos tratado de potenciar lo artesanal, desde lo conceptual hasta la realidad: hay muchas partes del proceso de producción que son totalmente artesanales, como la hojarasca, que la hacemos a mano, sin laminadora. Siempre estuvo la concepción de que íbamos a hacer productos caseros, pero de muy buena calidad, junto con innovar en algunas cosas”, afirma el socio de esta pastelería cuyo slogan, precisamente, es “artesanía dulce”.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más