El té de La Mariposa Azul


Dentro del mundo del té, de cuando en cuando nos sorprenden algunas modas o infusiones que llegan para quedarse, ya sea por lo creativo, por sus propiedades o porque aportan de alguna manera a nuestra felicidad a la hora de beberlos.

Es así como aparece el llamado Té de la Mariposa Azul, cuyo nombre científico es Clitoria Ternatea.  Este árbol posee una flor parecida a una malva y es originaria de Tailandia, aunque poco a poco ha ido apareciendo en otros lugares del mundo de la mano de importadores que han apostado por sus suelos y se han provisto de semillas para reproducirla, estando hoy presente en Asia, Africa y América Latina.

La historia dice que esta planta fue descubierta por Linneo, quien la nombró así considerando dos aspectos: Clitoria, por su forma que se asemeja al órgano femenino y Ternatea por el lugar donde fue encontrada. Se menciona por primera vez en una publicación en 1767.

Su principal característica es que al entrar en contacto con el agua caliente, la infusión toma un color azul intenso y desprende aroma floral.  Como si eso fuera poco, si agregamos unas gotas de limón cambiará su color automáticamente a un rosa-violeta intenso y su sabor se hará un poco más interesante.

En la medicina Ayúrveda se le atribuyen propiedades tales como: ansiolítico, antidepresivo, anticonvulsivo y antiestrés. Asimismo se habla de que son estimulantes cognitivos y también sedantes naturales.  Su color se debe a las delfinidinas pigmento que además de otorgar el color, las convierten en  antioxidante natural.

En la actualidad viene siendo utilizada como ingrediente en bebidas calientes y frías ideales para acompañar una picada a media tarde, o un aperitivo temprano. No posee mucho cuerpo por lo que a la hora de maridarlo la verdad resulta interesante con frutos secos y a la hora del té con algún tipo de pastel con crema ligera.

En la cocina va encontrando un lugar poco a poco, de la mano de algunos productores que lo transformaron en polvo, tipo Matcha para poder jugar con decoraciones y pastelería, potenciando también en este formato su propiedad natural que sería disgestiva.

La moda en el mundo del té ha usado su color particular y se utiliza a modo de marketing la invitación a beberlo en momentos especiales, tales como cambios de luna, estaciones primaverales, bodas y aniversarios donde el color azul tenga un rol importante y en meriendas y servicios del té al aire libre. Lo cierto es que hoy en Sudamérica ha llegado con fuerza y solo el tiempo dirá si esta mariposa azul logre quedarse por muchas más estaciones.

 

Etiquetas:
Claudia Pérez - Opinión - Organizadora de Eventos - Sommelier de Té -




Déjanos tu comentario

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más