Estrategias de prevención

Esta pequeña reflexión surge debido a esta pregunta que encontré en las redes sociales: ¿Qué debo hacer si alguno de mis trabajadores no cumple los objetivos?


Y me llamó mucho la atención   pues esta pregunta hace referencia a una situación dónde la conducta final del trabajador ya está manifestada (el no cumplimiento de los objetivos) por lo que considero que debemos trabajar en prevenir que se manifiesten conductas antagónicas a los objetivos empresariales a lograr.

Quiero compartir con ustedes algunas estrategias que podemos llevar a cabo para advertir la manifestación de estas conductas disfuncionales tanto para el trabajador como para la empresa.

Primero debemos conocer tres principios básicos de la conducta humana:

1ero- La conducta humana es el resultado final de procesos cerebrales cuyo objetivo fundamental es la respuesta adaptativa del individuo al medio que lo rodea, en este caso la empresa y todos sus componentes.

2do- Toda conducta tiene una causa: las respuestas adaptativas siguen el patrón de la respuesta evaluativa del cerebro a los estímulos que le llegan del medio y estas son dos fundamentales: la aversión o rechazo y el acercamiento o aceptación.

3ro- La conducta humana es observable:  el cerebro humano ordena alejarse de todo aquello que interprete como peligro, ya sea físico o emocional y de no poder alejarse o evitarlo entonces puede enfrentarlo u oponerse (lo que se conoce en inglés como la conducta de Fight, Fly  or Freeze ). Por el contrario, todo estímulo proveniente del entorno que sea interpretado como placentero provocará que se acerque.

Conocer estos tres principios básicos permite a las empresas elaborar estrategias de prevención de la manifestación de conductas discordantes con lo que se necesita que el trabajador haga para cumplir los objetivos empresariales. De acuerdo con mi criterio estas estrategias deben considerar 4 aspectos fundamentales:

  • Medir el nivel de conocimiento de los trabajadores sobre los objetivos empresariales
  • Tener acceso a lo que los trabajadores piensan sobre los objetivos empresariales y las tareas que deben hacer para lograrlos.
  • Realizar seguimientos acerca de la emocionalidad que estos pensamientos les puedan generar.
  • Conocer el nivel de brecha entre los beneficios recibidos y los esperados por haber manifestado la conducta congruente con el logro de los objetivos.

Estas estrategias de prevención deben tener un carácter sistemático para garantizar que la conducta final manifestada congruente con lo que se tiene que hacer sea sostenible y por tanto aumentar la eficiencia, efectividad y eficacia en la gestión de los trabajadores, lo que sin lugar a dudas es el factor diferencial por excelencia de las empresas en el mercado.

Etiquetas:
Conferencista internacional - Consultor - Director Consultora Hotelería de la Experiencia - Formador - Hotelería - Opinión - Osvaldo Torres




Déjanos tu comentario

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más