Emporio San Marco

Llevando el Ristorante San Marco a casa

Llevando el Ristorante San Marco a casa

Emporio San Marco. Local de Reñaca

La tradición del clásico ristorante viñamarino ya no solo se disfruta en los salones, pues gracias a la apertura en 2018 de los emporios en Viña y luego en Vitacura Santiago en 2020, los habituales comensales han podido encontrar pastas artesanales, salsas y otros productos, para deleitarse en sus hogares

En 1959 Edoardo Melotti, chef italiano proveniente del pueblo de Nonantola, decidió aventurarse y emprender rumbo a un lugar poco común para la época: Viña del Mar en Chile. Antes de iniciar su viaje le hizo una promesa a su mujer, Mara Zoboli: El vendría solo a Chile a hacerse cargo de un restaurant, pero si el país no le gustaba, volvería a Italia. Si sucedía lo contrario, mandaría a buscar a Mara para que lo acompañara en su nuevo trabajo, fue precisamente esto lo que ocurrió. Así se comienza a escribir la historia del Ristorante San Marco –se abordará en un futuro reportaje– y que pasados los años se concreta también en el Emporio San Marco, abierto para llevar los sabores a cada casa de los amantes de este tradicional local de la Ciudad Jardín.

Bárbara Herrera. Dueña Emporio San Marco

El ristorante continúa abierto, de hecho, en septiembre celebró sus 64 años, hoy a cargo de Maximiliano Melotti desde el 2013, año en que falleció don Edoardo, su padre. Junto a él trabaja su mujer, Bárbara Herrera, la principal gestora en 2018 de Emporio San Marco en Reñaca. “Surge como una necesidad de acercar las icónicas preparaciones y pastas artesanales del San Marco a los hogares de nuestros clientes habituales y nuevos. El fin es tener la experiencia San Marco en tu mesa, con una fácil preparación”, comenta la gerente, publicista de profesión.

Los empresarios escogieron Reñaca, porque es un punto estratégico para los habitantes de Jardín del Mar, Reñaca y Concón. Optaron por el concepto de emporio, “pues habla de un mercado donde se pueden encontrar varios productos, en este caso artesanales, gourmet de origen italiano y nacional y preparaciones de Ristorante San Marco”.    

En Reñaca decidieron darle al local un toque clásico e industrial, con presencia de ladrillo a la vista y baldosas con diseños, así como también la madera que cumple un rol principal en los estantes y mesas de servicio, generando un ambiente acogedor para los clientes. En Santiago mantuvieron las mismas baldosas con diseños en blanco y negro que son los colores corporativos de la marca.

 

“El emporio surge como una necesidad de acercar las icónicas preparaciones y pastas artesanales del Ristorante San Marco a los hogares de nuestros clientes habituales y nuevos”, explica Bárbara Herrera

Emporio San Marco tiene disponibles varios productos extranjeros, principalmente italianos como harinas 00, harinas y otros productos sin gluten, aceites, aceto balsámico, variedad de quesos parmesanos, prosciutto, arroz, salsas y aperitivos italianos. Dentro de las alternativas nacionales ofrecen galletas artesanales, mermeladas gourmet, aceites nacionales y variedad de quesos.

Bárbara Herrera recalca cuáles son los productos más importantes que ofrecen en ambos locales como las pastas rellenas (sorrentinos, tortelloni, cappelletti, panzotti, cappellacci) con atractivos colores y rellenos tales como pavo-castaña, pera-ricotta-nuez, costillar de cerdo mostaza y miel, entre otros. Además de las pastas secas como fettuccine (seppia o tinta calamar, betarraga, al ajo arriero, entre otros y linguini espinaca, tradicional, etc.) en cuya variedad de sabores no se emplean colorantes ni preservantes.

También cuentan con gnocchi, lasagnas mechada, vegetariana o bolognesa; muchas variedades de salsas (bolognesa, napolitana, alfredo, nogada, pesto, puerros a la crema y camarón); y pascualinas espinaca-champignon, alcachofa-tocino y pollo choclos a la crema. También los clientes pueden comprar carne mechada, pastelera mechada y milanesas al romero. Para quienes gustan los postres, hay tortas como la merengue lúcuma castaña y merengue frambuesa; como también los postres clásicos del restaurant como el tiramisú, zingarella a base de almendras, suspiro limeño y más.

Variedad de salsas
Pastelera mechada
Sorrentino. Costillar mostaza & miel
Pascualina. Alcachofa, tocino y champignon
Tiramisú. Alle fragole
Fettuccine y linguini. Diferentes sabores

Uno de los productos más exitosos de Emporio San Marco es la lasagna bolognesa hecha en el restaurant con la misma receta original de principios de los ´60. Lo mismo sucede con el tortelloni ricotta espinaca, pasta artesanal rellena con ricotta elaborada en casa, con espinacas frescas “o el gnocchi, un clásico también del San Marco, con harina italiana y papas seleccionadas en su punto adecuado de cocción, lo que hace que este producto sea suave al paladar y firme a la vez”, resalta Bárbara.  Para su preparación emplean insumos como harina y semolina italianas de cuatro proveedores de productos europeos, entre ellos Globe Italia y Gourmitalia. Por otro lado, trabajan con Santa Elena empresa establecida en Olmué, que les surte de ingredientes italianos y les entrega principalmente la harina 00 y el prosciutto.

 

Uno de los productos más exitosos de Emporio San Marco es la lasagna bolognesa hecha en el restaurant con la misma receta original de principios de los ´60. Lo mismo sucede con el tortelloni ricotta espinaca, pasta artesanal rellena con ricotta elaborada en casa, con espinacas frescas

Fettuccine. Tradicional con camarones
Gnocchi. Con salsa bolognesa
Linguini. Seppia o tinta calamar con salmón

<h3class="uk-margin-top">LO NUEVO

Consultada por nuevas alternativas, Bárbara menciona “actualmente estamos innovando con sorrentinos de colores, líneas perfectas hechas artesanalmente con espinaca, betarraga o tinta de calamar, con rellenos diversos, de cocción lenta e insumos de primera calidad. Todas nuestras pastas son hechas artesanalmente con harina italiana, por cocineros que trabajan hace más de 20 años en la fábrica del propio ristorante”.

Esta primavera incorporaron una nueva lasagna de pollo al pesto y un nuevo sorrentino relleno de habas, jamón y parmesano más un cappellacci verdi di zucca o zapallo. Crearon una nueva pascualina de pollo choclo a la crema y en postres, tiramisú alle fragole o frutilla que es una variación del clásico tiramisú.

“Las pastas rellenas vienen congeladas, abatidas, lo que significa que se precuecen y luego se les baja la temperatura a -47°. Esto hace que una vez hechas no pierden sus propiedades como sabor, color y aroma. Se coloca la pasta en agua hirviendo con sal y una vez que suben sólo se esperan 3 minutos y se retiran de inmediato para servir y acompañarlas con una de las 7 variedades de salsas selladas al vacío que tenemos”, detalla la gerenta.

Precisamente por el hecho de que los productos están congelados y son de fácil preparación, es que vieron factible la opción de abrir una sucursal en Santiago. A fines del 2020 inauguraron una sucursal en Gerónimo de Alderete 1494, Vitacura. “Nace como una oportunidad, ya que con las cuarentenas los santiaguinos, que eran nuestros principales clientes en Viña del Mar durante los fines de semana, no podían viajar a la costa. Los que iban a Reñaca ya conocían el formato y pedían que pusiéramos un emporio en la capital. Mi hermano Felipe Herrera, quien administra el local allá, encontró un lugar estratégicamente bien ubicado y decidimos expandir el negocio, lo que ha sido muy positivo para nosotros”.

 

“Las pastas rellenas vienen congeladas, abatidas, lo que significa que se precuecen y luego se les baja la temperatura a -47°. Esto hace que una vez hechas no pierden sus propiedades como sabor, color y aroma”, detalla Bárbara

 

Ante la pregunta de si han pensado poner un pequeño emporio en Viña, dentro del local San Marco, Bárbara adelantó “sí, actualmente, estamos haciendo las ampliaciones necesarias en el restaurant para ubicar el emporio con salida por 7 Norte. Creemos que en diciembre de este año estará abierto al público viñamarino”. Además, en 2022 aspiran abrir nuevas tiendas en San Carlos de Apoquindo, Chicureo y La Dehesa, en Santiago.

Torta. Merengue lúcuma castaña
Emporio San Marco. Vitacura

La pandemia ha sido de dulce y agraz para el negocio. Por una parte, tuvieron que cerrar por más de un año el ristorante ya que no tenían terraza disponible y por fases establecidas fue imposible abrir. Desde hace 2 meses las puertas volvieron a estar abiertas con todos los protocolos Covid establecidos. “Los emporios fueron nuestra principal fuente laboral donde implementamos en un principio delivery propio y al ver la creciente demanda de pedidos tuvimos que modernizarnos. Así nació nuestra página web, establecimos e-commerce y también sumamos delivery por Cornershop”, explica Bárbara Herrera. En este punto, acota que, por la alta demanda, incluyeron un servicio de delivery especial desde el local de Vitacura, todos los jueves a Chicureo, Colina, que se coordina haciendo los pedidos hasta el día miércoles vía Whatsapp. “Los clientes están felices y lo vemos reflejado cada día en nuestros locales en la Quinta Región y en Santiago”.

 

Emporio San Marco

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más