Hotel Casa Somerscales

Inspiración de artistas

Inspiración de artistas

Abrió sus puertas el 2003, convirtiéndose en el primer hotel patrimonial de Valparaíso y el pionero en la hotelería boutique porteña. Desde hace una década Claudia Ahonzo y Christian Hume se hicieron cargo, manteniendo la esencia de la propuesta original y sumando una atención cariñosa y cercana

Con un pincel, una paleta llena de colores y una tela esperándolo, cada mañana el pintor Thomas Somerscales recorría en 1874 los espacios de su hermosa casa en Cerro Alegre. De seguro le inspiraban las impresionantes vistas a la bahía y a los cerros desde sus propias ventanas. Es esta experiencia memorable la que ofrece vivir a cada huésped que disfruta las bondades de Hotel Casa Somerscales, el primer boutique de Valparaíso, que precisamente desde el 2003 se emplaza en una de las casas del importante artista inglés, que recreó en sus pinturas durante su estadía en Chile las batallas navales de la Guerra del Pacífico y la zona central del país.

El Hotel Casa Somerscales fue pensado para que los huéspedes se sientan acogidos con calidez, reciban un trato cercano y disfruten de sus instalaciones decoradas con muebles y objetos de época perfectamente conservados y de mucha comodidad con personalidad señorial. Cuenta con sólo ocho habitaciones, todas con baño privado, un servicio personalizado, grandes ventanales que entregan mucha luminosidad interior. Posee dos terrazas comunes: una con vista al mar y otra que da a un amplio jardín. “Al tratarse de una casona, las instalaciones son muy familiares, con un agradable cuarto de estar, chimenea y vitrola, un acogedor comedor para degustar un reconfortante y sabroso servicio de desayuno. Además, su localización privilegiada en la conjunción de los cerros más turísticos de Valparaíso se constituye en otra de sus grandes bondades. Es un lugar ideal para quienes buscan intimidad y tranquilidad ya que dispone de todos sus espacios para el descanso de los huéspedes”, describió Claudia Ahonzo, quien junto a su pareja Christian Hume se hizo cargo de este proyecto hace ya 10 años.

Claudia es ingeniera civil industrial de profesión y se desarrolló profesionalmente por muchos años en el rubro de maquinaria pesada. “Se trata de un giro muy distinto a la hotelería, pero ambas actividades tienen en común el rubro de servicios. Realicé varios viajes de negocios y muchas veces las estadías fuera de casa se tornaban también pesadas. Por eso, siempre puse atención en los detalles que hacían agradables o desagradables dichas ocasiones y de cómo construir un espacio para hacer lo más grato posible hospedarse en un hotel”.

Hotel Casa Somerscales, el primer boutique de Valparaíso, que precisamente desde el 2003 se emplaza en una de las casas del importante artista inglés

 

AMARRA COMO EL HAMBRE

“Es totalmente cierto que Valparaíso es una ciudad que encanta y “amarra como el hambre” como lo sentenció el Gitano Rodríguez en su canción, y eso es lo que ha hecho Valparaíso con nosotros. Yo nací acá y si bien no viví mi niñez y adolescencia en el puerto, lo aprendí a conocer y a querer en la década de los ochenta cuando entré a estudiar en la UCV. Desde esa época sentí el arraigo por esta amable y acogedora ciudad que me hizo definir que volvería a vivir en ella en algún momento de mi vida. Me siento tremendamente afortunada de haber podido cumplir este deseo y además que se haya enlazado con nuestro emprendimiento hotelero”, explica Claudia Ahonzo

Claudia comentó “en 1874 Thomas Somerscales construyó su casa en el corazón del Cerro Alegre para dar forma a su vida de casado y dar cobijo a la familia que desde ya supuso numerosa. El nombre del ilustre pintor inglés merecía ser perpetuado en las calles, plazas o en algún lugar apropiado de nuestro primer puerto, como un justo reconocimiento a quien supo ilustrar nuestra historia y magnificar nuestros paisajes de la zona central. Por ello, es que decidimos seguir honrando con su nombre al hotel que se erige en la que fuera su residencia en Valparaíso y albergara gran parte de su inspiración”.  


La casona responde a la arquitectura residencial tradicional de los Cerros Alegre y Concepción que incorpora los estilos propios de la construcción de los lugares de origen de sus primeros ocupantes, los inmigrantes ingleses y alemanes. “Los inmigrantes europeos quisieron vivir alejados del plan y de su bullicio y privilegiar el contacto con la naturaleza y el paisaje. Todo ello se refleja en la arquitectura y estilo de nuestro hotel, con su delicado jardín, amplia terraza y en la riqueza y jerarquía de los espacios intermedios tales como el corredor, la galería vidriada de la escalera y los balcones, que acentúan la relación con el entorno inmediato y el paisaje. La madera noble es predominante y visible, está presente tanto en la estructura como en las terminaciones de gran calidad: vitrales, quincallería ornamentada, etc. Nuestro hotel mantiene la fachada y la estructura original y se destaca por su aire marino, curiosas antigüedades como radios, máquinas de escribir, colecciones de vajilla, y cómodas instalaciones tanto en las espaciosas habitaciones como en las áreas comunes, lo que brinda a sus huéspedes un ambiente lleno de calma y serenidad”.

En sus 8 habitaciones pueden hospedar hasta 20 huéspedes. “Las habitaciones evocan la elegancia de tiempos pasados; ambientes claros y cálidos, materiales nobles, colores, obras artísticas, antiguos adornos y colecciones son característicos de nuestro alojamiento. Balcones y ventanas que reciben el sol y miran al mar, ideales para soñar despierto o inspirar al artista que todos llevamos dentro. Una invitación a la lectura, relajo, descanso y al romance”. Los tamaños varían entre 20 y 40 mt2, twin, dobles y triple de acuerdo con la necesidad de cada huésped, ubicadas en segundo y tercer piso, con vistas a cerros y a la bahía de Valparaíso. Equipadas con TV-cable 120 canales, Wi-Fi, baño privado, frigobar, calefacción, entre otros. Se aprecia en cada una de ellas una identidad propia, definida por colores como la paleta del pintor, destacando la delicada intervención romántica en sus accesorios y mobiliario y lámparas de época. Todos los amenities en el baño (jabón, shampoo y bálsamo) son sustentables, biodegradables e hipoalergénicos. Es el caso, por ejemplo, de la habitación ubicada en el tercer piso. “Es encantadora, cálida y cómoda decorada en tonalidades azules, con cama King y baño privado. Tiene una espectacular vista a la bahía en una amplia terraza privada, ideal para disfrutar el desayuno pues es muy asoleada”. Claudia también describió la habitación en tonos rojos, con cama matrimonial y un particular respaldo de fierro; la de tonos granate con un baúl del tesoro delante de la cama y la triple superior con cama doble y dos camas individuales, vista a los cerros, en colores verdes, ideal para ir en familia.

El nombre del ilustre pintor inglés merecía ser perpetuado en las calles, plazas o en algún lugar apropiado de nuestro primer puerto, como un justo reconocimiento a quien supo ilustrar nuestra historia y magnificar nuestros paisajes de la zona central



SUSTENTABILIDAD Y ENTORNO

Desde los inicios del proyecto de Hotel Casa Somerscales ha sostenido un firme compromiso con la sustentabilidad, lo que se manifiesta en el esmero por conservar su arquitectura original, habilitar la casa e intervenir los espacios respetando la estructura primitiva y manteniendo su fachada intacta han sido preceptos fundamentales en su restauración. “La expresión de este sentir se puede apreciar en el estado de conservación de sus nobles materiales; lo que se revela al observar sus auténticos pisos de madera cuidadosamente restaurados, la permanencia de sus gruesas paredes de piedra y adobe, su extenso corredor que mira embelesado la detención de tiempo y su colorido jardín, colmado de hermosas flores que adornan el paisaje formando una maravillosa postal del Valparaíso único que nos identifica y nos orgullece”. En la actualidad y desde hace varios años están trabajando junto a otros hoteles de la ciudad en el programa APL (Acuerdo de Producción Limpia) cuyo objetivo es que empresas del rubro del turismo certifiquen con un sello de producción limpia y con el Sello de Sustentabilidad como reconocimiento al trabajo, esfuerzo y espíritu sustentable que mantienen con la ciudad.

Ubicado en el corazón turístico de Valparaíso: El Cerro Alegre, a pocos pasos de la Calle Urriola que marca el límite con el Cerro Concepción. “Además, a este sector, hoy en día convertido en una zona turística imperdible de Valparaíso, puede accederse por ascensores patrimoniales que funcionan con la misma tecnología de origen y que son toda una institución a nivel mundial. En cada una de sus calles y pasajes se encuentran restaurantes con variedades de propuestas gastronómicas y estéticas, hermosas terrazas con vistas panorámicas, cafés, miradores, escaleras y museos que pueden ser recorridos a pie y que permiten a los visitantes empaparse de la cultura del Puerto y de su patrimonio”, puntualizó Claudia Ahonzo.

A propósito de alimentación, Hotel Casa Somercales ofrece desayuno con servicio a la mesa o a la habitación, pretendiendo mantener el vínculo familiar de un desayuno a la antigua usanza, esmerándose por incorporar en su oferta una variedad de productos. Café de grano, frutas frescas, jugos naturales aprovechando al máximo sus nutrientes, mermeladas, pastelería y panes artesanales, y también por pequeños productores locales, propiciando y promoviendo la economía circular y el cuidado del medio ambiente”.

Claudia Ahonzo, Socia/Dueña

ATRACTIVOS DE TEMPORADA

“En esta temporada estar en nuestro hotel es muy placentero. Es una casa grande, que permite estar en cualquier espacio y no solo permanecer en su habitación. En la sala, tenemos una exquisita chimenea que se puede disfrutar acompañada de un rico café y pastelería artesanal. Contamos con una terraza y jardín de flores que recoge el sol y en el que se puede leer gratamente. Nuestro hotel te permite también tomar un mat y ejercitar yoga, pilates o meditación en la terraza, disfrutar tanto del sol como del frío”, detalla Claudia.

La dueña acotó “la pandemia ha mostrado que, si bien trabajar desde casa es la opción hoy en día para evitar los contagios, eso también tiene su parte negativa en el sentido de no poder desconectar de los quehaceres domésticos y del preciado tiempo y espacio individual que todos necesitamos. Por ello, es que la idea de trabajar desde una habitación o de una instalación en un hotel se ha presentado como un nicho para muchos que requieren de ese espacio personal para trabajar en tranquilidad. En nuestro hotel, tenemos planes especiales para quienes desean reservar una habitación o área para estos fines”

 

Hotel Casa Somercales ofrece desayuno con servicio a la mesa o a la habitación, pretendiendo mantener el vínculo familiar de un desayuno a la antigua usanza, esmerándose por incorporar en su oferta una variedad de productos

 

La flexibilidad y versatilidad en el servicio se ha convertido en un ejercicio fundamental para los hoteleros en tiempos de pandemia. “La creación de experiencias que aseguren el descanso, la desconexión y la comodidad es el desafío de los pequeños hoteles o de los hoteles boutiques como el nuestro. Nosotros ofrecemos espacios para escapadas románticas que incluyen almuerzos y cenas en coordinación con restaurantes de mantel largo o grandes terrazas con vista al mar, coordinando todos los detalles que nos soliciten los enamorados. Ponemos, además, la cocina y comedores a total disposición para parejas o grupos familiares; ofrecemos en invierno, mañanas y tardes tranquilas al abrigo de la chimenea, música de vitrola, periódicos y revistas del día para ser disfrutadas junto a un buen pisco sour con menta o ají verde, té inglés o café expreso”. Además, en el año 2020, junto a muchos otros hoteleros de la región, obtuvieron el sello de Confianza Turística, otorgado por SERNATUR, que da cuenta de su compromiso con protocolos de seguridad COVID-19. Disponemos de todos los elementos necesarios para prevenir el contacto y contagio al interior de nuestro establecimiento; termómetro en el ingreso de los pasajeros, documento de registro con declaración de salud, solución de alcohol gel en recintos de uso común, señalética adecuada, limpiapiés de desinfección, mascarillas y cubre-calzado para quienes lo requieran”.

Finalmente, además de contar con reconocimientos y excelentes puntuaciones en Booking y Tripadvisor, han sido premiados en dos oportunidades por la Ilustre Municipalidad de Valparaíso por su aporte a la preservación arquitectónica del área histórica de la ciudad patrimonio.

 

Hotel Casa Somerscales

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más