Press tour

Descubriendo Trujillo y Chiclayo

Descubriendo Trujillo y Chiclayo

Perú sabe reinventarse, crecer como oferta turística y dar cabida a más regiones. Su gastronomía no deja de atraer, pero también las playas del norte y la potente ruta cultural, con museos arqueológicos, pirámides y tradiciones folclóricas que emocionan

Los chilenos saben lo bien que se come en Perú, indistintamente si van a Lima o a otras localidades, el placer gastronómico está garantizado. Considerando esta premisa es grato ver cómo el turismo no se detiene en lo culinario, si no que va mucho más allá, investigando, coordinando y estableciendo alianzas para que cada región se potencie en su oferta y reciba turistas nacionales y extranjeros.

A través de este press tour, un selecto grupo de periodistas nacionales –entre ellos Chef&Hotel– tuvo la oportunidad de conocer una ruta potente por el norte de Perú, que incluyó Trujillo y Chiclayo, entre otras localidades.   

Tras una primera y reponedora recalada en Lima, hospedando y cenando en Hotel Costa del Sol Aeropuerto, la travesía parte en un vuelo rumbo a Trujillo en La Libertad. Esta vez el hotel receptivo es Costa del Sol Trujillo Centro, a pasos de la Iglesia de La Merced y la Plaza de Armas de Trujillo, donde se produjo la fundación española de la ciudad en 1534 y la proclamación de la independencia en 1820. El centro de la “Ciudad de la Primavera”, como se le conoce por su agradable clima, exhibe numerosas edificaciones de la arquitectura colonial y religiosa imperante durante la época virreinal, además de casonas los albores de la república con balcones y ventanales enrejados a manera de encaje. La siguiente visita es a la Zona Arqueológica Chan Chan, que fue la capital política, religiosa y administrativa del reino Chimor que dominó las etnias de toda la costa norte del Perú. “Edificada íntegramente con barro entre los siglos VIII y XV DC, constituye un testimonio excepcional de la planificación urbana de la América precolombina”, sostienen Luis Tello y Luis Serrano de Chaski Ventura, agencia a cargo de toda la travesía.

 

A través de este press tour, un selecto grupo de periodistas nacionales –entre ellos Chef&Hotel– tuvo la oportunidad de conocer una ruta potente por el norte de Perú, que incluyó Trujillo y Chiclayo, entre otras localidades.  

 

CABALLITO DE TOTORA

La playa ya comienza a saludar a los visitantes, a través de la exhibición del caballito de totora que se empezaron a construir hace unos 3000 años. Son embarcaciones hechas por los locales con tallos de totora y se siguen utilizando para la pesca en la costa norte de Perú, especialmente en la playa de Huanchaco, donde también disfrutamos del agradable mar.  El almuerzo es cerca, en restaurant Big Ben Cocina Marina, probando el Maracuyá sour, Pisco Sour, Cebiche de pescado con langostinos y la sopa Medio Parihuelón.

En la tarde, se recorre el Complejo Arqueológico El Brujodonde la magia y la religión se unen en el Muro de Sacrificio, una gran pirámide de 30 metros de altura con paredes exquisitamente decoradas. La imagen más conocida es la del degollador de cabezas, que se repite innumerables veces en la cerámica moche.  En este complejo está también el Museo Cao, donde nos espera el cuerpo intacto, momificado, de la primera gobernante moche: la Señora de Cao.

El día comienza a bajar y en pleno atardecer el grupo es recibido por el equipo de Chicama Boutique Hotel&Spa en Puerto Malabrigo. Después de una pausa en las amplias habitaciones estilo bungalow (son solo 20), el spa y el jacuzzi, se desarrolla la cena con el tradicional trago Algarrobina en base a pisco, Tequeños de langostino, Lomo saltado, Rissoto de quinoa y champiñones y Pesca del día con salsa de mandarina, preparados por la chef Noemi Briceño.  El restaurante está ambientado como una oda a las casas de playa de los años 40.  

Muy temprano inicia la jornada en este hotel a dos pasos de la playa. El instructor y su equipo reciben al grupo para una clase personalizada de surf. “Chicama es la rompiente más famosa de Perú, conocida mundialmente como la ola más larga del planeta, tiene casi cuatro kilómetros de recorrido y múltiples secciones”, explican. Almuerzo y algo de piscina con vista al mar, para continuar con energías a otra parada. En el Criadero de Caballo Peruano de Paso está Blanca Salcedo la propietaria de esta atracción (que también es hotel boutique), donde el visitante disfruta pasear a caballo y se asombra con la belleza del baile Marinera donde el caballo de paso también danza. Un buen pisco sour con trufas artesanales rellenas de pisco, dan el broche de oro.

 

En el press tour se recorre el Complejo Arqueológico El Brujo donde la magia y la religión se unen en el Muro de Sacrificio, una gran pirámide de 30 metros de altura con paredes exquisitamente decoradas.

 

CHICLAYO Y LAMAYEQUE

La ruta parte camino a Chiclayo con un alto en Hotel Casa Andina Select, ubicado a unos minutos de la Plaza de Armas, cerca de centros comerciales, empresariales y restaurantes de la ciudad, un hotel moderno y funcional que cuenta con gimnasio, centro de internet, cajero automático, spa y piscina. La cena es el 490 Restaurant & Grill del chef José “Pepe” Dongo, con Panceta de cerdo con puré de camote dulce y naranja; Entraña iron con espárragos grillados; Costillas de cerdo al vapor con salsa barbecue de ají cerezo y Salmón con puré de papa campesina, todo maridado con vinos de marca propia cabernet sauvignon, rosé quebranta, moscato de alejandría y Malbec de Arequipa.

Por la mañana es la visita al Museo Túcume, que alberga piezas de las excavaciones efectuadas en Túcume entre 1989 y 1994. Así como una colección de las culturas Lambayeque, chumú e inca. Uno de sus principales atractivos son las joyas halladas en la tumba del Señor de Túcume. En los jardines del museo, está el chef Ernesto Goicochea para enseñar a preparar paso a paso un ceviche de lenguado. Continúa el día almorzando en El Cántaro en Lambayeque, con Tortilla de raya, Causa norteña y Cabrito a la lambayecana, a cargo del chef Agustín Jordán.  

 

El centro de la “Ciudad de la Primavera”, como se le conoce por su agradable clima, exhibe numerosas edificaciones de la arquitectura colonial y religiosa imperante durante la época virreinal, además de casonas los albores de la república con balcones y ventanales enrejados a manera de encaje.

 

Luego, se ingresa al santuario Histórico Bosque de Pómac, donde se conservan especies típicas del bosque seco y 36 pirámides de la Cultura Sicán. En la pirámide Huaca El Oro, se descubrió al Señor de Sicán en 1995.  Cuando el sol baja en las alturas de este mismo lugar, con una vista panorámica, una vez más el chef Ernesto sorprende esta vez con picnic gourmet con cerveza artesanal. La cena es en Fiesta Restaurante Gourmet en Chiclayo del chef Héctor Solís, con la preparación de un sour en la mesa.

Pero aún hay más que conocer. La primera detención es en el Centro Cultural de Lambayeque, para emocionarse con las danzas peruanas. Luego, se visita el Museo de Tumbas Reales de Sipán, aspecto que da un cierre mágico a la ruta, pues es donde se conservan impecables muchísimas piezas halladas en los lugares antes recorridos en el viaje. El almuerzo es en la playa una vez más, esta vez en La Picantería en Pimentel, luego de caminar por el muelle de 800 metros, el más largo de Perú. Todos disfrutan más recetas marinas, brindando con pisco y dando cierre a esta mágica travesía por el norte de Perú.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más