Hotelería en EE.UU.

Room Service de lujo y otras soluciones creativas

Room Service de lujo y otras soluciones creativas

La presente columna publicada en Forbes Travel Guide plantea una serie de originales soluciones en la atención al huésped, sin dejar de lado los protocolos Covid-19, pero dando una vuelta de tuerca para que la experiencia logre ser reconfortante e inolvidable para ellos

El coronavirus ha obligado a los hoteles de lujo a reorganizar la estadía de los huéspedes, desde el check in hasta el check out. Pero esto no significa que haya que esperar una experiencia menos confortable. A medida que los hoteles comienzan a reabrirse en todo el mundo, están descubriendo formas creativas de adherirse a las regulaciones sanitarias mientras se aseguran que el huésped se divierta. Sus esfuerzos resaltan especialmente en el ámbito de la comida y las bebidas, donde han reinventado todo, desde la happy hour hasta el buffet del hotel. Este artículo de Forbes Travel Guide escrito por Jennifer Kester  habla de cómo ha cambiado la experiencia hotelera de lujo durante el COVID-19.

Algunos hoteles de Estados Unidos se han vuelto innovadores a través de sus ofertas culinarias en medio de las restricciones. Napa Carneros Resort and Spa, por ejemplo, añadió dispensadores de vino en las habitaciones. Los dispensadores conservan, enfrían y sirven vinos de viñedos cercanos. Para obtener más información sobre las selecciones, el huésped sintoniza un canal de televisión especial para degustaciones virtuales de 10 minutos con los enólogos Steve Rogstad de Cuvaison y Chris Kajani de Bouchaine Vineyards.

El Four Seasons Hotel Seattle todavía mantiene el servicio de conserje de café, quien lo lleva a la habitación de forma gratuita por la mañana. Pero en lugar de la taza temática del hotel habitual, ahora el café llega en una taza para llevar, colocada en una bandeja de plata frente a la puerta. Además, los hoteles han tratado de suministrar comida preenvasada en la habitación para dar a los huéspedes opciones adicionales durante el COVID, pero el Four Seasons incorporó los sabores característicos de Seattle, con una nueva caja con productos de Pike Place Market. El paquete de aperitivos cuenta con nueve snacks como salmón ahumado de Alaska de Seabear Smokehouse y galletas de queso hecho a mano de Beecher's  y cada caja apoya a las pequeñas empresas locales. La caja también funciona como souvenir de Seattle, y el hotel puede enviarlo al domicilio de quien lo solicite como delivery.

Gran Ocean House de Rhode Island encontró una forma de atender de manera aún más personalizada a los huéspedes. Reinventó el Happy Hours con un carrito de cócteles rojo que va puerta a puerta a cada habitación de 17:00 a 19:00 p.m. Ofrece canapés gratuitos, como salmón ahumado, ensalada de huevo y eneldo en bombernickel o prosciutto, mermelada de higo e hinojo confitado sobre brioche, así como vino, espumante y cócteles que se pueden preparar en el lugar.

Si las personas prefieren una comida al aire libre, Ocean House y su cercana propiedad hermana Weekapaug Inn tienen un picnic a la carta que limita el contacto con el personal. Considera un menú de platos de estilo familiar, incluyendo entrantes como ensalada de panzanella de tomate o embutidos y quesos locales; platos principales como solomillo de cerdo con especias; barbacoa con chutney de manzana ahumada o costillas cortas de ternera estofada con reducción de vino tinto. Además, postres como pastel de lima y tiramisú. El huésped puede elegir una hora y un destino donde desea comer en exterior, desde el pasto hasta una cabaña de playa. Luego, solo deben estar ahí a la hora designada y su mesa y comida le estarán esperando.

Pensando en aquellos que extrañan ir al cine, The Houstonian Hotel, Club and Spa diseñó una manera de permitir el distanciamiento físico adecuado a través de una velada que llamó Dinner & A Movie Date Night. El hotel de Houston convirtió su salón de baile Forest Ballroom con capacidad para 400 personas en un teatro para 26 parejas con mesas de dos asientos adecuadamente espaciadas. A los asistentes se les pide que usen mascarillas cuando no coman o beban. El Houstonian eligió películas que involucran comida como “Big Night” y hoteles “The Grand Budapest Hotel” o que tienen vínculos con la ciudad “Rushmore”, del director Wes Anderson, dado que el actor Bill Murray y otras celebridades se alojaron en este hotel durante el rodaje en Houston.

Para cada película, The Houstonian elabora un menú de cuatro platos especialmente temático con maridajes de vino. Durante la proyección de “Big Night”, el restaurante Tribute del hotel creó, por ejemplo, un plato italiano de la película gastronómica, con abundante pasta, albóndigas, salami y ragu y lo presentó a las parejas al mismo tiempo que se servía en el filme. La proyección de “Rushmore” contó con platos de Houston populares en los años 90 (cuando se rodó la película), incluyendo cangrejos azules ahumados, filete con café y plátanos Foster.

Los hoteles de EE.UU.  han encontrado varios métodos para adaptar el servicio de habitaciones (room service) a la pandemia. El Ritz-Carlton Bal Harbour, Miami cambió el servicio a entrega y retiro sin contacto, así como incorporó envases y productos de un solo uso. En el alojamiento, el menú es accesible a través de un código QR que se puede escanear con el teléfono. El huésped escoge entre platos principales como corvina con hinojo y corvina con polen y churrasco de filete. Si prefiere que nadie vaya a su habitación, puede optar por pedir su comida y recogerla en el restaurante Artisan Beach House. El Ritz-Carlton Bal Harbour, también permite que el huésped traiga su propia comida. Sus 46 habitaciones tienen un refrigerador pequeño y además de una cocina de tamaño completo.

En este sentido, El Four Seasons Hotel Seattle ofrece a sus huéspedes opciones de servicio de habitaciones. Existe una experiencia de comedor tradicional a la habitación, donde un carro (con un elegante mantel) llega a la puerta, el que fue ajustado para incluir distanciamiento físico, cuando es entregado y retirado. El Four Seasons también ha modificado su menú de servicio de habitaciones para adaptarse a los horarios. Añadió productos que son más fáciles de adquirir y eliminó muchos de los platos de estilo familiar en favor de porciones individuales. Según el gerente del hotel Ryan Grande, los favoritos son alimentos como la hamburguesa cubierta con queso de Beecher local, mermelada de cebolla ahumada y alioli, junto con platos de pasta como el rigatoni con ragú de cordero, menta y parmigiano-renoggia.

Mientras que el COVID ha significado la desaparición del buffet del hotel, algunos hoteles están adaptando la tradición para mantenerlo vivo. Wynn Las Vegas resucitó su famoso buffet cuando reabrió sus puertas en junio, pero los casi 90 platos (que van desde patas de cangrejo de Alaska hasta costillas de primera) ahora se sirven a la mesa. El Grand America Hotel se acerca de forma similar con su popular brunch buffet de los domingos. El personal del Hotel Salt Lake City ofrece una selección de platos a la mesa para su visita.

Para quienes planean cenar en el restaurante de algunos hoteles, lo mejor es reservar con antelación. Four Seasons Seattle's Goldfinch Tavern recomienda reservas para asegurarse de que no haya cuellos de botella en la entrada. El restaurante frente al mar especializado en sabores del noroeste del Pacífico cambió todo su plano de planta, eliminando mesas y barras para permitir más espacio entre los comensales. En cada mesa, hay un código QR para el menú y una pequeña botella de alcohol gel. El restaurante de cinco estrellas The Inn at Little Washington decidió no quitar ningún asiento en su comedor de Virginia. En lugar de proporcionar un amplio espacio, el chef Patrick O'Connell puso las mesas con maniquíes bien vestidos, mujeres con vestidos y pelucas y hombres con trajes y sombreros de navegante.

De esta manera, los hoteles añaden un toque de creatividad a su atención y servicio durante un momento en el que es muy necesario.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más