La nueva joya del Lago Ranco

Parque Futangue

La nueva joya del Lago Ranco

A orillas del lago sureño y a 40 kms de Futrono, existe el Parque Futangue una reserva natural con más de 13 mil hectáreas y características únicas que atraen a turistas nacionales y extranjeros. Aquí se puede alojar en un exclusivo hotel, recorrer la selva valdiviana, observar la ranita de Darwin, conocer a emprendedores locales, hacer trekking, bicicleta de montaña, kayak y pesca deportiva, y contemplar las cimas de cinco volcanes.

Esta reserva ecológica está ubicada a los pies de la Cordillera de Los Andes y abrazando el cordón volcánico del Caulle, cuenta con alrededor de un 70% de la flora de los bosques templados de Sudamérica, donde la mayor parte corresponde a la Selva Valdiviana, con especies como Tepa, Canelo, Coihue, Roble, Laurel, Lenga y Ñirre. Para su cuidado, el Parque realiza un permanente trabajo de reforestación, además de acciones para la reinserción de pumas, zorros y pudúes. En ocasiones, incluso se puede ver a alguno moviéndose libremente por su entorno natural.

El gerente de Parque Futangue, Cristóbal Luna explica que “la naturaleza es el eje central para el desarrollo de todas nuestras actividades culturales, ambientales y recreativas. Nuestro trabajo de conservación tiene por objetivo conservar un paisaje vasto, en estado silvestre y compartir este espacio con la comunidad”.

Luna explica que el desafío es atraer a turistas motivados por la naturaleza y que eso permita generar recursos para proseguir en la preservación y protección del área. Y lo han logrado: el promedio de visitantes anuales es entre 14 y 15 mil personas, entre los que visitan el parque por el día (la entrada cuesta $13.000) y los que se hospedan en el hotel. “Es un muy buen número porque permite realizar una visita muy privada y agradable. Aquí nunca hay aglomeraciones, ni siquiera durante el verano. Lo que también nos tiene muy contentos es que un número importante de quienes vienen son de ciudades del sur”, afirma el gerente.

A fines de los años noventa, un grupo de amantes de la impresionante belleza natural y biodiversidad de los alrededores de Lago Ranco tuvieron un sueño: reforestar y preservar la flora y fauna nativas. Había que cuidar este enclave rodeado de bosques vírgenes; lagunas, cerros y ríos prístinos; y vistas que dejan sin aliento.

 

“La naturaleza es el eje central para el desarrollo de todas nuestras actividades culturales, ambientales y recreativas. Nuestro trabajo de conservación tiene por objetivo conservar un paisaje vasto, en estado silvestre y compartir este espacio con la comunidad”, explica Cristóbal Luna, gerente de Parque Futangue.

 

Luego de un largo período de desarrollo y planificación, el año 2014 Parque Futangue (“cañón grande”, en idioma huilliche), se abrió al público.

ENTRE EL TURISMO Y LA CONSERVACIÓN

Con una extensión de 13 mil hectáreas de lagunas, ríos, montañas y cascadas, y más de 100 kilómetros de senderos para senderismo y bicicleta de montaña, este centro turístico ofrece muchas actividades.

Entre los imperdibles está la visita a la Laguna Pichi, a la que se llega a través de un sendero con miradores, el que se adentra en la Selva Valdiviana y bordea el río Pichi. Sin duda, un panorama ideal para familias con niños. También para ellos está pensada la caminata por el Sendero de Darwin, en búsqueda de la ranita que el naturalista inglés Charles Darwin descubrió en el siglo XIX. El circuito tiene cerca de 2 kms y recorre un camino de bosque nativo, el que sólo se puede transitar en ciertos horarios para no alterar el ecosistema de este anfibio y, así, encontrarlo con mayor facilidad. Otra de las actividades populares es seguir el sendero de Piedras Quemadas, parte del Cordón del Caulle.

Si se quiere tener una verdadera panorámica del lugar, está la ascensión a la cumbre del cerro Mayo, desde cuya cima se tiene una vista en 360° del bosque, el lago y de cinco volcanes, entre ellos el Osorno, el Villarrica y el Choshuenco.

 

Con una extensión de 13 mil hectáreas de lagunas, ríos, montañas y cascadas, y más de 100 kilómetros de senderos para senderismo y bicicleta de montaña, este centro turístico ofrece muchas actividades.

 

Hay disponibles también recorridos de trekking, para todos los niveles y dificultades, y paseos en bicicleta internándose por un bosque siempre verde con arrayanes, avellanos y coihues, y una maravillosa vista al Lago Ranco. Junto a esto, se pueden hacer excursiones en kayak por las tranquilas aguas turquesa de ríos y lagos; y practicar la pesca deportiva.

El Parque Futangue colabora en forma permanente con las comunidades de los alrededores de lago Ranco. Cuenta con una tienda de artesanía local y organiza visitas guiadas a, por ejemplo, la casa de una señora que en el lago Maihue produce licor de maqueo, o a un tejedora de lana del pueblo Llifén; y a emprendimientos de productores artesanales de cerveza, lácteos e, incluso, cosmética natural.

Como parte de su labor educativa, los colegios del sector habitualmente visitan el lugar, lo mismo que investigadores dedicados al estudio de volcanes. Igualmente, muchos estudiantes de turismo y conservación, especialmente de la zona sur, han hecho sus prácticas en el Parque.

SABORES LOCALES

Los turistas que buscan vivir la “experiencia Futangue” completa, se alojan en su exclusivo hotel de 26 habitaciones, amobladas con maderas nativas de la zona, y con vistas aseguradas a jardines y cerros. Para una visita más íntima con familia o amigos, está la Casa Exploradores, con 10 habitaciones y una gran terraza frente a la cordillera. Esta cuenta con los mismos servicios y exclusividad del hotel. Además, hay un Spa de 450 m2, también construido con materiales propios, como piedras volcánicas.

 

Los turistas que buscan vivir la “experiencia Futangue” completa, se alojan en su exclusivo hotel de 26 habitaciones, amobladas con maderas nativas de la zona, y con vistas aseguradas a jardines y cerros.

 

Para que el visitante disfrute del patrimonio natural y de la identidad de Parque Futangue, el restaurante y bar “El Mesón del Caulle” se ha dedicado al rescate de los sabores locales. El equipo liderado por el chef Nicolás González, un orgulloso valdiviano, incluye en su oferta gastronómica ingredientes de la zona como arrayán, cortes de carnes propios de la región, papas nativas, berries y castañas. En otoño, ellos mismos recolectan hongos y zetas. “Muchos de estos productos son desconocidos y poco utilizados en gastronomía, por lo que los hemos convertido en nuestro sello. Eso lo agradecen y disfrutan los visitantes internacionales, porque conocen sabores nuevos y autóctonos; y los chilenos, especialmente de los alrededores, ya que ven que apoyamos a los micro productores del Ranco y se enorgullecen de la riqueza de la cocina sureña”, cuenta el chef Nicolás González.

Parque Futangue

Ruta T-85 km. 22, Riñinahue, Lago Ranco
Teléfono: +56 9 5197 0972
Contacto: contacto@futangue.com
Instagram: @parquefutangue
Web: www.parquefutangue.com

Alimentos Polar

¿Cómo tener una despensa más saludable?

Pizzería Capri

Es reconocida como una de las 50 mejores de latinoamérica

Playa Blanca Costa Mujeres

El santuario de lujo y romance en el Caribe mexicano

Martini Professional

Entrega consejos para el uso correcto del aceite de la cocina

Courtyard Santiago Las Condes

Sustentabilidad y Hospitalidad de Calidad

Hotel Cumbres Puerto Varas

Su restaurante Cumbres del Lago estrena nueva carta

Zero Zero Pizzería

Un imperdible en Providencia que busca conquistar con sabores italianos

Jardín Botánico

Coctelería de huerto en The Bistró, Courtyard Santiago Las Condes

Hyatt Place Santiago / Vitacura

Alta tecnología y renovada gastronomía para eventos

De Barrio

Bistró y pastelería moderna en Puerto Varas