La firma del interiorismo virtuoso

Enrique Concha & Co.

La firma del interiorismo virtuoso

Si hablamos de categoría, en el caso de esta oficina de arquitectura y diseño de ambientes no hay cuestionamiento alguno. Restaurantes y hoteles tanto de Chile como del extranjero, entre otros muchos espacios, la han elegido llave de éxito y llevan su sello como una impalpable pero potente impronta. Todo es resultado de un trabajo conjunto y armónico, también de una manera de entender la decoración en base a la creatividad absoluta, las emociones, las personas y la importancia que tiene la influencia de la belleza.

Out of the box, salir de la caja, ir más allá… Desde esos conceptos parece fluir el éxito y, sobre todo, el prestigio de Enrique Concha & Co., oficina de diseño interior cuyo nombre se repite constantemente en proyectos de diversos rubros, gastronómico y hotelero especialmente.

Salimos de la caja en todos los proyectos, por eso nunca hay una línea, aunque el trabajo es reconocible, por la simplicidad, la belleza. Está presente la belleza inmediata, el refinamiento, las cosas suelen ser muy atemporales, perduran en el tiempo, van un poco más allá de la moda”, detalla Enrique Concha cuando se le pide que hable de los elementos que hacen reconocible la labor de este estudio que fundó hace ya más de 30 años.

La experiencia adquirida, sin duda, también influye en el sello que este equipo sabe entregar. “Ya nos equivocamos al principio, ahora nos equivocamos menos, hay más confianza”, dice un poco en broma el diseñador. Pero lo cierto es que hay mucho más, por ejemplo, está muy presente la consciencia de trabajar con personas y, por tanto, la necesidad de tener inteligencia emocional para acompañar el proceso que, a veces, es largo y desgastante; hacerlo agradable y cómodo para que el cliente se sienta acogido y tenga la respuesta correcta a su encargo resulta clave.

 
 

Otro punto por valorar es que en esta oficina se procura que la mente del equipo esté despejada. Enrique Concha lo explica así: “Eso genera, inmediatamente, una valoración inmensa de las opiniones de otras personas, y la libertad profunda e interior de no ser el autor de la obra, porque lo es el conjunto: todos los que van trabajando en una empresa que se llama Enrique Concha & Co., donde ‘compañía’ es más importante que el nombre”.

 

Estar al día no se puede obviar como otro factor. “Algún cliente podría decir: ‘están viejos estos gallos, busquemos a alguien más actual’.  Y somos actuales, tenemos años, pero somos muy actuales, sabemos lo que pasa en Asia, Europa, América, en los mundos de la hotelería. Toca viajar, conocer, leemos, somos muchos en la oficina y cada uno con su expertise muy al tanto de materiales y tecnología, de hacia dónde se mueve el rubro. Entonces, también por el mismo equipo es que los proyectos que hacemos son exitosos”, asegura Concha.

 

 

Out of the box, salir de la caja, ir más allá… Desde esos conceptos parece fluir el éxito y, sobre todo, el prestigio de Enrique Concha & Co., oficina de diseño interior cuyo nombre se repite constantemente en proyectos de diversos rubros, gastronómico y hotelero especialmente.

 

SUMA DE MIRADAS

La propiedad con la que habla el fundador de Enrique Concha & Co. no es trivial, más aún, parece serle innata. “Nací en un mundo relacionado con la arquitectura, el arte, el diseño, la colección de objetos de arte…, estuve rodeado de un mundo muy cultural, tenía una atracción por lo que había vivido”, comenta al hablar de sus inicios. “En esos años, el mundo del diseño interior no tenía la fuerza de hoy en día, cuando arquitectura y diseño interior prácticamente son iguales en importancia; en el mundo del retail y el hotelero pasan a ser casi más relevantes por la experiencia del huésped o del comprador, se ha ido poniendo en valor”, enfatiza. En ese contexto es que estudió diseño en la Universidad Católica y obtuvo una beca para seguir formándose en Barcelona. Quizás podría haber seguido estudiando o trabajando o en el extranjero, quién sabe, pero el hecho es que asuntos familiares lo llevaron a quedarse en Chile, eso, además del compromiso latente con una lista de trabajos que comenzaba a crecer.

Partí como todas las cosas, muy pequeño, lleno de fracasos y errores”, dice con humildad y cierta nostalgia Enrique Concha cuando rememora los inicios de su carrera. A pesar de lo mucho que tenía que aprender en ese entonces, tenía la certeza de que la suma de muchas miradas agrega valor al resultado, no extraña entonces que al poco andar formara un equipo asociándose con Francisco de la Lastra y José Antonio Anselmo, ingeniero
comercial y arquitecto, respectivamente
. Hemos ido trabajando juntos de la manera más armónica que se pueda imaginar, muy unidos”, destaca el diseñador. Así nació Enrique Concha & Co, oficina que ha llegado a contar con cerca de 60 profesionales y lleva a su haber más de 500 proyectos. Hoy hay 30 en curso y un tercio son hoteles.

 

Muy disímiles unos con otros, cada trabajo que aceptan se toma con la convicción de que es único y maravilloso. “No es el lugar, la persona o el encargo, es el espíritu que damos. Y eso la gente lo capta, la fuerza y creatividad de la oficina”, dice el diseñador. Así las cosas, el mismo esfuerzo está presente en restaurantes, como las recientes operaciones en Margó o en Buriana; en viñas, spas u hoteles, ya sea locales o del extranjero.

Hablando de hoteles, vale mencionar que estos han estado en la carrera de Enrique Concha desde el inicio, cuando participó en el proyecto que dio vida al desaparecido hotel Kempinski de Santiago, hoy Plaza San Francisco. Entonces se dio curso una cadena de encargos hoteleros que, hasta el día de hoy suman alrededor de 70 en Latinoamérica, y es que –junto a Brasil y México–, Chile es el único país de la región que atiende el área hotelera luxury de las firmas Marriott y Hilton, y lo hace desde 2013 a través de Enrique Concha & Co., tras rigurosos procesos que acreditaron a esta oficina.

 

La belleza de un espacio influye en el bienestar interior de las personas, no es neutro (…) Y no tiene que ver con los lujos, llaves de oro, cosas caras. Tiene que ver con armonía, con belleza, simplicidad, que te diga algo personal, que genere una atmósfera interior que ayuda”, explica Enrique Concha.

 

La aventura en Chile y en tierras foráneas los ha llevado por importantes retos, siendo algunos de los más exigentes el diseño para barcos, caso de los cruceros para Antárctica21 destinados a viajes hacia la Antártica, o del yate de Quasar Expeditions que realiza navegaciones boutique en las Islas Galápagos. “Son hoteles flotantes y es extraordinariamente complejo, todo se mide en milímetros. Son proyectos muy únicos, especiales porque el espacio es más pequeño, todo es más pequeño”. JW Marriott Panamá también está en la lista, se trata de un hotel de 72 pisos que está en proceso de remodelación. “Es un proyecto muy desafiante porque es el principal de Panamá en uno de los edificios más emblemáticos de Centroamérica”, detalla Enrique Concha. Se suman, entre varios otros, Hanga Roa, en Rapa Nui, dada su ubicación e historia; y la remodelación del hotel Las Torres, en la Patagonia, labor que hacen junto con Pedro Kovacic y donde está la idea de refrescar un recinto con varias décadas a su haber para proyectarlo al siglo XXI.

 

ATMÓSFERAS BELLAS Y ARMÓNICAS: FELICIDAD

Que el diseño interior es determinante para el éxito de un proyecto no parece tener discusión. Y la profesionalización, rigurosidad y hasta sofisticación de cómo se desarrolla el trabajo ha ido creciendo. Si hablamos en porcentajes, Enrique Concha comenta que, en el mercado local actual, del cien por ciento de las tareas de un proyecto, el ochenta se destina a trabajar el concepto y a estudiar cada una de las partes: circulación, atmósfera interior, iluminación temperatura, aromas y, en definitiva, todos los elementos que conforman la realidad de un espacio. “Hoy, el mandante es más consciente de que cada día es un asunto muy técnico y específico. En el resto del mundo es todavía más el porcentaje. ¿Qué quiero decir? Que hoy se ocupa mucho más tiempo en estudios, documentación, presentación, etc., para ser exitoso en este mundo tan competitivo”.

 

Entonces se dio curso una cadena de encargos hoteleros que, hasta el día de hoy suman alrededor de 70 en Latinoamérica, y es que –junto a Brasil y México–, Chile es el único país de la región que atiende el área hotelera luxury de las firmas Marriott y Hilton, y lo hace desde 2013 a través de Enrique Concha & Co., tras rigurosos procesos que acreditaron a esta oficina.

 

En el reto al que se hace mención, el trabajo en torno a las emociones y las experiencias sella una diferencia. En la línea de esta oficina de diseño se trata de una labor donde priman los sentidos, por ejemplo, trabajar en torno al olfato y los aromas, a la vista y cómo se percibe la vista la luz, la sombra. También se contemplan los puntos que se quieren resaltar, el dominio y control de la distribución del espacio interior, el servicio o los flujos, cómo alcanzar una realidad armónica, y todo aquello sin dejar de cumplir el concepto inicial.

 

Si hablamos de elementos indispensables para esta tarea y para el diseño interior en general, en Enrique Concha & Co. insisten en que lo más importante es el out of the box y que, fruto de eso, surja un contundente ¡guau! “En nuestra oficina, ese out of the box es muy potente, pero potente en códigos, o sea en códigos lógicos y armónicos, no superfluos, con fuerza intelectual y de concepto. Eso en primer lugar”, dice el fundador del estudio.

 

El equilibrio entre las diferentes especialidades también es indispensable. Por ejemplo, no funciona un espacio con aroma agradable si el ambiente está congelado o con mucho calor. A su vez, al crear emociones, también parece irrenunciable el uso de formas, colores y texturas, lo mismo la comodidad.

En la actualidad hay más elementos que se hacen protagonistas, caso de lo sustentable, un ítem donde la procedencia de los materiales y su durabilidad resulta esencial derivando en el uso de nuevos materiales y tecnología, todo lo que juega un papel importante en asuntos de costos y eficiencia.

De este modo se va conformando una escena donde la clave final es la posibilidad de generar bienestar. ¿Son la decoración y la arquitectura interior determinantes para la felicidad del ser humano en el sentido de la belleza que generan? Según Enrique Concha, podríamos hablar de la influencia y la capacidad de transformación que tiene lo bello: “La belleza de un espacio influye en el bienestar interior de las personas, no es neutro (…) Y no tiene que ver con los lujos, llaves de oro, cosas caras. Tiene que ver con armonía, con belleza, simplicidad, que te diga algo personal, que genere una atmósfera interior que ayuda. Tenerlo claro y trabajar en torno a esto es fundamental en la labor de todo interiorista, a juicio del diseñador.

Enrique Concha & Co.

Tienda: Av. Nueva Costanera 3441, Vitacura
Instagram: @enriqueconcha_co
Web: https://tienda.enriqueconcha.com/

Pizzería Capri

Es reconocida como una de las 50 mejores de latinoamérica

Playa Blanca Costa Mujeres

El santuario de lujo y romance en el Caribe mexicano

Courtyard Santiago Las Condes

Sustentabilidad y Hospitalidad de Calidad

Hotel Cumbres Puerto Varas

Su restaurante Cumbres del Lago estrena nueva carta

Zero Zero Pizzería

Un imperdible en Providencia que busca conquistar con sabores italianos

Jardín Botánico

Coctelería de huerto en The Bistró, Courtyard Santiago Las Condes

Hyatt Place Santiago / Vitacura

Alta tecnología y renovada gastronomía para eventos

De Barrio

Bistró y pastelería moderna en Puerto Varas

Hotel Casa Lucía

Renace el histórico edificio Mihanovich de Buenos Aires este 2024

Olam Presenta

Lo mejor de la gastronomía latinoamericana llega a Santiago