Jo&Joe Medellín

Relajo y aventura citadina en Colombia

Relajo y aventura citadina en Colombia

En un ambiente desenfadado, aquí confluyen lo mejor de una estadía en un hostal con las comodidades que sabe entregar un hotel. La propuesta se enfoca en las necesidades de un público ávido de experiencias, generalmente, jóvenes que llegan a esta activa ciudad para vacacionar y empaparse de su cultura, oferta gastronómica y ambiente de fiesta.

Innovador y creado para brindar comodidades propias de la hotelería tradicional, al mismo tiempo que sabe cumplir las expectativas de un público joven en búsqueda de experiencias e historias que atesorar, Jo&Joe Medellín se luce en la ciudad colombiana integrándose a su potente circuito de turismo y entretención.

El hotel sigue fielmente los principios de la firma Jo&Joe, marca del grupo Accor creada hace cinco años. Bajo esa línea, orienta su atención a millennials y centennials, segmento para el que ofrece no solo alternativas de habitaciones compartidas, –sistema tan conveniente como atractivo para vivir nuevas experiencias–, a la vez, pone a disposición de los pasajeros un ambiente lúdico y relajado.



Desde su inicio, la firma revoluciona de algún modo la industria con la modalidad de habitaciones privadas y compartidas. En Jo&Joe Medellín, las primeras son requeridas por un amplio espectro de clientes, en tanto las segundas son demandadas, principalmente, por personas de entre 18 y 25 años; 30 años de edad como máximo. ¿De dónde vienen esos huéspedes? “Desde que abrimos, hace cuatro meses, el 90% de nuestros pasajeros son extranjeros y el público número uno acá es el de Israel. Viene mucha gente a pasar sus vacaciones, prácticamente, solo jóvenes; es un grupo muy fuerte que se queda todo el año. Después destaca la demanda de estadounidenses, europeos, alemanes y Países Bajos, entre otros”, explica Caio Conde, gerente general del recinto.

Actualmente, la marca Jo&Joe está presente en París, Hossegor –destino de vacaciones francés–, Viena, Medellín y, recientemente, en Río de Janeiro. Se trata de una firma en pleno desarrollo y es así como las aperturas continuarán durante 2023 con inauguraciones en Roma y Budapest.

 

El hotel sigue fielmente los principios de la firma Jo&Joe, marca del grupo Accor creada hace cinco años. Bajo esa línea, orienta su atención a millennials y centennials, segmento para el que ofrece no solo alternativas de habitaciones compartidas.

 

Abrir el primer hotel Jo&Joe de Latinoamérica en Medellín responde al importante desarrollo y oportunidades de demanda que hay en esta ciudad, su nivel de competencia en la industria con muchas oportunidades de hostales de alta calidad, y su cultura o ambiente de constante fiesta y entretenimiento, eso, además, de su proximidad con otros centros urbanos en los que es posible disfrutar con diferentes actividades. De este modo lo detalla Caio Conde, quien también resalta que Medellín es un destino especialmente visitado por mochileros, grupo al que la propuesta apunta particularmente su servicio. Añade que, al estar emplazados en Barrio Provenza, el hotel se rodea por gran cantidad de bares, discotecas y restaurantes, de manera que los pasajeros pueden desplazarse a pie sin problemas cada vez que deseen ir a esos sitios.



Caio Conde, gerente general de Jo&Joe Medellín

Caio Conde participó en la apertura del hotel luego de haberse trasladado desde Brasil para gerenciar Ibis Bogotá Museo, y es un profesional que cuenta con 16 años en la cadena Accor. Comenta que le interesó especialmente trabajar en esta nueva marca dado lo disruptivo y diferente de su propuesta, respecto de lo que estamos acostumbrados cuando se habla de hotelería. “Acá es muy relajado, los empleados interactúan mucho con los huéspedes y eso es lo que quieren los pasajeros que hasta aquí llegan, una experiencia que, además, les permite aprender o practicar su español y acercarse mejor a la cultura de Medellín”, dice el gerente.

El autoservicio que caracteriza el estilo de atención en Jo&Joe Medellín es parte de lo mismo. El sistema opera, por ejemplo, en lavandería y en gastronomía. En el sótano del edificio funciona una especie de cocina compartida y también se ha dispuesto una esquina de libros donde se pueden dejar textos para que, con el tiempo, se conforme una especie de biblioteca con obras de diferentes culturas.

PUERTAS ABIERTAS A LA CIUDAD

Uno de los ADN de nuestra marca es el concepto open house: ser una casa abierta para todos. Nuestra idea es interactuar e invitar al público local para que disfrute del hotel, compartiendo experiencias”, afirma el gerente de Jo&Joe Medellín.

Fiel a esa idea, en el lobby del hotel hay juegos como tenis de mesa y sapo, este último, parte de la tradición colombiana. A su vez, hay actividades como clases de salsa, competiciones y fiestas que se pueden extender hasta la una de la madrugada, ya sea en la azotea o en el lobby donde hay una tarima para la presentación de artistas.

Para huéspedes y público general, Jo&Joe Medellín tiene disponible dos bares, uno está en la primera planta, donde se encuentra la recepción, y el otro es un rooftop que permite disfrutar vistas urbanas, ideal para gozar al aire libre con el clima de la Ciudad de la eterna primavera, como se le conoce.

 

“Uno de los ADN de nuestra marca es el concepto open house: ser una casa abierta para todos. Nuestra idea es interactuar e invitar al público local para que disfrute del hotel, compartiendo experiencias”, afirma el gerente Caio Conde, gerente general de Jo&Joe Medellín.

 

El bar del primer nivel es, sobre todo, un restaurante que pone a disposición de sus comensales una carta con opciones para compartir, siempre enfocada en comidas rápidas. “Como estamos en una ubicación privilegiada dentro de la ciudad, próxima a diversos restaurantes que pueden satisfacer a los pasajeros y locales, la propuesta gastronómica de Jo&Joe es tener un menú con snacks, ensaladas, tapas, hamburguesas y pizzas, entre otros”, amplía Caio Conde.

A cargo del chef Nelson López, esta cocina se luce con platos como la Pizza Jo&Joe, éxito de ventas cuya receta incluye piña y una mezcla de ingredientes colombianos. Por otro lado, cada día de la semana hay un menú que procura tener precios asequibles para atraer a los medellinenses, principalmente, a los ejecutivos de las empresas que están cerca.

En la azotea, espacio que corresponde al piso siete del edificio de Jo&Joe Medellín, el rooftop funciona con un concepto que se focaliza en satisfacer al público de la ciudad. La oferta incluye cócteles tradicionales y otros de receta exclusiva, muchas veces, preparaciones conseguidas a partir de licores tradicionales de Colombia como ron y aguardiente producidos en Medellín. Si hay que destacar un cóctel, Jo&Joe es el indicado: trago de la casa hecho con ginebra y otros ingredientes que en esta barra prefieren mantener como un secreto.

Otro detalle importante de mencionar en la experiencia que brinda el bar del rooftop es que, al igual que en el hotel que la firma tiene en París, aquí se disfruta con una entretenida oferta de cervezas: operando un dispensador automático y usando una tarjeta de pago recargable, los comensales tienen oportunidad de beber seis tipos de la bebida.

 

El autoservicio que caracteriza el estilo de atención en Jo&Joe Medellín es parte de lo mismo. El sistema opera, por ejemplo, en lavandería y en gastronomía.

 

ARTE URBANO Y LA FILOSOFÍA DE COMPARTIR

En plena sintonía con la política de sustentabilidad que rige en Accor, Jo&Joe Medellín procura trabajar su gastronomía y coctelería con proveedores locales y bajo el concepto de comercio justo. El compromiso eco-amigable se extiende a más áreas, por ejemplo, con el uso de luminaria led y el propósito de ofrecer un servicio libre de plástico; la intención es que a fines de 2023 el hotel logre ser 100% libre de este material.

La eficiencia en el uso de los espacios también identifica al hotel. El edificio de seis pisos en que se desarrolla Jo&Joe Medellín es una estructura situada en una esquina cuyo diseño interior se trabajó valorando la amplitud de cada área, es así como su primera planta luce abierta al público, con jardín y casi ausencia de paredes; prácticamente, solo se cierran algunas puertas por la noche. A su vez, se eligió ambientar bajo el concepto de street art o arte callejero: cada espacio y piso del hotel lucen la obra de un artista, ya sea una figura emergente o un famoso exponente colombiano, como Chicas que pintan, Apolo y Rendo, fórmula que entrega especial dinamismo al diseño interior.

 

En plena sintonía con la política de sustentabilidad que rige en Accor, Jo&Joe Medellín procura trabajar su gastronomía y coctelería con proveedores locales y bajo el concepto de comercio justo. El compromiso eco-amigable se extiende a más áreas, por ejemplo, con el uso de luminaria led y el propósito de ofrecer un servicio libre de plástico.

 

En cuanto a su estructura de hospedaje, el hotel tiene 58 habitaciones, 29 de estas son privadas y habilitadas para dos personas con camas matrimoniales o separadas; las 27 restantes son compartidas y pueden ser ocupadas por hasta cuatro huéspedes, operando con la compra de cama o de la habitación completa. Como complemento de la oferta, se diseñaron dos habitaciones para diez personas y cada una dispone de cinco camarotes. Ahí el sistema funciona únicamente con la compra de cama y es la modalidad más económica que tiene Jo&Joe Medellín (desde US$15 dólares). En esta opción, cada huésped comparte la habitación con otras nueve personas en un espacio mixto, eso, aun cuando la firma tiene un concepto de protección a la mujer que, en la práctica, significa que una parte de las habitaciones acondicionadas para cuatro personas –el 5% más o menos– se reserva para que sean exclusivamente ocupadas por pasajeras; una gestión que se registra al momento de hacer la reserva o durante la estadía.

En las habitaciones compartidas y equipadas con camarotes el diseño permite que se formen cabinas gracias a un sistema de cortinas, ahí los pasajeros cuentan con espacio para guardar maletas y tienen su propia luz, de esta manera adquieren cierta privacidad e independencia, tal como lo destaca el gerente del Jo&Joe Medellín.

Caio Conde agrega que, a diferencia de lo que puede pasar en un hostal tradicional, todas las estadías compartidas que tiene el hotel están diseñadas con baño privado dentro de la habitación; y cada uno de estos baños tienen ducha, sanitario y lavamanos separados.

La preocupación por brindar habitaciones confortables es clave e incluye importantes detalles, por ejemplo, asegurar una conexión wifi de alta velocidad. No obstante, y según lo recalca el gerente, en el concepto de Jo&Joe lo que prima es la idea de motivar o invitar a que sus huéspedes conozcan personas, compartan experiencias y disfruten fuera de sus habitaciones, en el lobby, en el bar y en el restaurante.

 

Jo&Joe Medellín

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más