Recuperar la competitividad


La Subsecretaria de Turismo anunció a comienzos de junio el lanzamiento de una campaña internacional de promoción turística por $6.500 millones de pesos, orientada a mercados prioritarios para Chile, como Estados Unidos, Brasil y países europeos.

La iniciativa tiene sentido, considerando la fuerte pérdida de competitividad que registra el turismo nacional en el contexto global, especialmente frente a naciones que son competencia directa de Chile, que nos llevan ventajas, entre otras razones, porque eliminaron hace rato las restricciones para el ingreso de turistas extranjeros a sus territorios, incentivando con ello la llegada de visitantes de otras latitudes, permitiendo la recuperación de la actividad turística en esos lugares.

No es el caso de nuestro país, porque como lo hemos reiterado en innumerables ocasiones desde Fedetur, las restricciones que aún mantiene la autoridad sanitaria a nivel local para ingresar a Chile, fundamentalmente la homologación de vacunas, mantienen frenado el turismo receptivo, afectando con ello la reactivación del sector.

Por lo mismo, aun cuando resulta razonable contar con una campaña de promoción internacional para recuperar el terreno perdido en materia de competitividad, su implementación debe ir necesariamente acompañada de la eliminación de esas medidas restrictivas.

Se trata de una herramienta muy importante para impulsar a nuestro alicaído sector, tras dos años y medio de crisis, como para no aprovechar adecuadamente los recursos que se utilizarán. Hacer promoción internacional en el actual contexto adquiere especial relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que los recursos que dispone Chile para estos fines son muy limitados si se compara con lo que invierten países de la región que son competencia directa en términos turísticos.

Es más, desplegar una campaña de promoción en este momento sin que se eliminen las trabas que existen para entrar a Chile, puede ser más perjudicial que beneficioso para el objetivo de impulsar la demanda del turismo receptivo. En esa línea, asoma como esencial alinear los tiempos, de manera de potenciar cada una de las acciones promocionales que se implementen, para lo cual presentamos tiempo atrás, como gremio, a las autoridades sectoriales, un plan de marketing que contribuya a poner de pie al país y recuperar la competitividad perdida, que incluye diferentes aspectos, que no sólo se refieren a campañas de promoción, sino que también elementos clave, que incluye restablecer rutas y frecuencias aéreas que se perdieron por efecto de la pandemia y la estrepitosa caída de la demanda de pasajeros.

En este momento, lo que menos le conviene al país para recuperar la actividad turística es ser voluntariosos, por más que todos los actores de la industria, públicos y privados, quisiéramos que el sector se reponga de manera rápida. Para que eso ocurra, debe haber consistencia en las distintas acciones que se desplieguen, de manera que cada una se refuerce en su conjunto y no se anulen, como podría ocurrir con esta campaña de no eliminarse las restricciones.

Con todo, valoramos los esfuerzos que está haciendo el gobierno y la Subsecretaria de Turismo por apoyar la recuperación de la industria, pero resulta clave ser estratégicos en este tema, resultando esencial eliminar de una buena vez la homologación de vacunas, ya que es la principal traba que mantiene frenado al turismo.

Etiquetas:
Federación de Empresas de Turismo de Chile - Fedetur - Helen Kouyoumdjian - Opinión - Vicepresidenta Ejecutiva




Déjanos tu comentario

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más