Novotel Santiago Vitacura

Perfecto para disfrutar y trabajar

Perfecto para disfrutar y trabajar

Este lugar cultiva su identidad en torno a una dedicada atención y a los servicios que ha sabido brindar durante sus casi 20 años de presencia en la escena santiaguina. En armonía con aquello, acogiendo necesidades y preferencias de su público, no cesa en la idea de sorprender a pasajeros, clientes y comensales. Su renovada cocina de autor con productos de temporada es ejemplo de aquello, y lo mismo ocurre con el eficiente uso de los espacios que está potenciando.

Nuevos aires y sabores se disfrutan en Novotel Santiago Vitacura, y es que este hotel, el primero de Accor en Chile y cuya apertura data de 2003, tiene encaminada una atractiva renovación. Lo cierto es que el lugar evoluciona y lo hace inspirado en los tiempos actuales, especialmente, en las necesidades de huéspedes y clientes, todo esto, dando realce a la experiencia, con eficiencia de los espacios y clara propuesta gastronómica.

Junto a su privilegiado emplazamiento en la comuna de Vitacura, ofreciendo conectividad y sensación de seguridad a los huéspedes –dato recogido en las encuestas de satisfacción del hotel–, el servicio que brinda es parte de su sello y se distingue gracias a un equipo que ha ido creciendo en número al mismo tiempo que combina antiguos y nuevos colaboradores, pero, sobre todo, por la constante adaptación respecto de requerimientos y preferencias de los clientes y huéspedes, ya sean pasajeros ejecutivos o turistas, segmento que ha ido al alza, particularmente, si hablamos de familias en viaje de placer.

La infraestructura del hotel complementa a la perfección lo anterior: el edificio de ocho pisos y dos subterráneos, uno de estos disponible para estacionamiento, cuenta con 144 habitaciones caracterizadas por una línea estética sobria, cómoda y funcional. En promedio, tienen 26 m2 y las hay Estándar, Twin (dos camas), Superior (cama queen) y Ejecutiva (cama queen), todas climatizadas y completamente equipadas con detalles que hacen más confortable la estadía, incluyendo desde minibar hasta hervidor y plancha con tabla de planchado, eso, además de caja de seguridad y un mobiliario funcional que armoniza con diseño eficiente capaz de otorgar suficiente amplitud.

Vale destacar que aquellas habitaciones situadas en los pisos 7 y 8 –ambos remodelados durante 2019 y 2020– son las que usualmente prefiere el público ejecutivo. De hecho, la octava planta tiene ese perfil y sus huéspedes disponen de cafetera Nespresso.

Los cambios que el hotel inició en sus niveles más altos buscan entregar un producto cómodo y moderno. De esa forma lo describe la gerente de Novotel Santiago Vitacura, Vanessa Joubert, profesional avalada por una amplia experiencia en hotelería: comenzó su carrera en 2004 como practicante en un Novotel situado en la costa de Francia, en Europa trabajó en la firmas Mercure e Ibis y, al llegar a Chile, asumió como gerente de Ibis Estación Central, labor a la que siguió su gestión en la apertura de Ibis Las Condes, hotel donde estuvo siete años para posteriormente, en mayo de 2021, integrarse a Novotel Santiago Vitacura.

 

El servicio que brinda es parte de su sello y se distingue gracias a un equipo que ha ido creciendo en número al mismo tiempo que combina antiguos y nuevos colaboradores, pero, sobre todo, por la constante adaptación respecto de requerimientos y preferencias de los clientes y huéspedes.

 

Las reformas del hotel consideran trabajos estéticos y de diseño, apostando por potenciar la movilidad del usuario y reforzar la identidad del recinto. Es fácil apreciar esos principios en las áreas intervenidas: a simple vista, se advierten confortables y protagonizadas por el minimalismo y la elegancia de las líneas rectas, mismo efecto tiene la elección de colores blanco, negro y azul oscuro, así como la presencia de grandes fotografías en blanco y negro donde lucen imponentes escenas del territorio chileno.

VANESSA JOUBERT, gerente de Novotel Santiago Vitacura

PARA EL ENCUENTRO Y EL RELAJO

En sintonía con los valores de la marca Novotel, donde figura la filosofía de que tiempo de calidad equivale a dar importancia a los momentos cotidianos o que el ideal es brindar un lugar perfecto para disfrutar y trabajar, vale destacar el diseño intuitivo del hotel. ¿De qué hablamos? Por ejemplo, del fino detalle de considerar ambientes capaces de jugar con límites ambiguos entre el interior y el exterior del recinto, gracias a amplios ventanales que, además, aportan luz natural.

Sin perder sus principios y buscando refrescar la propuesta, en los próximos meses se espera continuar con los trabajos de renovación, considerando habitaciones y espacios comunes.

Hablando de estos últimos, resulta necesario mencionar el luminoso lounge situado junto al restaurante y frente a una barra que, por lo demás, está en pleno trabajo de potenciar su carta con tragos de autor y que, desde julio, incluye oferta de happy hour.

Para eventos sociales y corporativos, el hotel dispone de salones de evento con diferentes tamaños, los hay desde 30 m2 hasta 230 m2. En complemento, el departamento de banquetería ofrece servicios personalizados que van desde coffee break hasta buffet y menú ejecutivo o sugerencias del chef.

Para el relajo y bienestar hay gimnasio y piscina temperada con jacuzzi, esta última, uno de los espacios particularmente valorados por los huéspedes, según comenta, Katherine Baeza, subgerente de Novotel Santiago Vitacura. Tal como enfatiza Vanessa Joubert, se trata de un verdadero lujo, tanto en verano como en invierno, figurando como un servicio acorde con la preocupación que el hotel y la marca tienen respecto de que los huéspedes puedan alcanzar momentos de desconexión.

 

Novotel Santiago Vitacura evoluciona y lo hace inspirado en los tiempos actuales, especialmente, en las necesidades de huéspedes y clientes, todo esto, dando realce a la experiencia, con eficiencia de los espacios y clara propuesta gastronómica.

 

La gastronomía, en tanto, se concentra en 365, el restaurante del hotel, un lugar abierto al público general con entrada directa por calle El Coihue y cuya capacidad alcanza 140 personas. Su diseño luce con iluminación natural y diferentes ambientes, incluidos sectores al aire libre. Aunque se aprecia confortable y contemporáneo, es una de las zonas que prontamente sorprenderá a huéspedes y comensales en general con una renovación que refrescará su imagen. Por lo pronto, ya muestra nuevos sabores con una propuesta de cocina a cargo de Yohan Fernández, chef ejecutivo del hotel desde hace tres meses, pero parte del equipo hace ya cuatro años, cuando se integró como sous chef, luego de haber trabajado en Grand Hyatt, Hotel W y Coquinaria. Se trata de un cocinero formado en Duoc que, durante un viaje a Nueva York, conoció de cerca la cadena Novotel y se encantó con la idea de trabajar en esta, entre otros factores, por el tipo de vínculo –a su juicio– más humano que se logra en hotelería.

YOHAN FERNÁNDEZ, chef ejecutivo
JARDÍN NOVOTEL, plato conceptual que refleja los ideales de ecoeficiencia en el hotel. Decorado con brotes, lleva puré de betarraga y cedrón, salsa tártara con huevos de campo, hummus de garbanzos y tierra de aceitunas
TATAKI DE RES es una entrada preparada con roast beef marinado en soya y salsa de pescado y ostras. Lleva vegetales crudos con aderezo oriental
BOCCONCINNO Y JAMÓN PROSCIUTTO sobre pan tumaca, dorado en mantequilla con tomate rallado y ajo fresco. Se sirve con vegetales grillados y aceite de albahaca

DE AUTOR Y SABORES FRESCOS

En Novotel Santiago Vitacura, las alternativas para la primera comida de cada jornada son, de algún modo, un avance de la propuesta culinaria que Yohan Fernández está desarrollando. Disponible entre 6:30 y 10:30 horas en formato buffet libre, el desayuno consta de preparaciones del día, pastelería propia, frutas frescas y secas, huevos preparados a elección y superalimentos, entre otras alternativas.

El menú ejecutivo y la carta del restaurante muestran en pleno la cocina de autor que define el actual trabajo del hotel. Se basa en productos de temporada y elaboraciones propias, sin procesados, conservas o congelados, siempre procurando el uso de insumos nobles cuyos proveedores tengan certificaciones, por ejemplo, de bienestar animal. A su vez, considerando la necesidad de operar a gran escala, emplea sellado al vacío, cocción sous vide y termocirculador.

FILETE DE ALBACORA con risotto milanés lleva cebolla roja glaseada y tomate pomarola.
CREME BRULÉE DE CASTAÑAS es una variación de la receta tradicional, se prepara con el fruto fresco traído del sur

La carta otoño invierno está disponible desde mediados de abril y fue creada por el chef cuatro meses antes de su presentación. “Ha sido un gran suceso para nosotros, con muchos elogios por parte del público”, destaca Vanessa Joubert. Incluye los sabores intensos que son propios de la cocina de Fernández, según él mismo describe, contemplando preparaciones como salmón patagónico en compañía de puré de coliflor con tinta de calamar, albacora del norte cocinada a baja temperatura y presentada con risotto milanés, o carne de res hecha a baja temperatura junto al jugo de camarones.

 

El restaurante se plantea con el sello de cocina de autor. Basada en productos de temporada y elaboraciones propias, siempre procurando el uso de insumos nobles cuyos proveedores tengan certificaciones, por ejemplo, de bienestar animal.

 

Vale resaltar que Yohan Fernández trabaja atento a las preferencias de los clientes: “Tenemos algunos que nos visitan desde hace mucho tiempo y, a veces, ya lo han probado todo, entonces, se da la posibilidad a los cocineros para que conversen con ellos y así procurar darles el gusto”. Ñoquis del chef es un plato de la carta que nació de esta manera, puntualmente, a partir del deseo que un huésped de larga estadía por comer algo diferente. El resultado fue una receta con variedad de ñoquis, escalopines de res y champiñones.

SALMÓN PATAGÓNICO acompañado de puré negro, espárrago y gremolata preparada con zeste de limón, perejil y almendra tostada
SURF AND TURF CON CARNE DE RES cocinada a baja temperatura, brocheta de camarón, puré de zanahoria al jengibre, hojas de rúcula y palmito al carbón

El menú ejecutivo del hotel es otra instancia que permite crear nuevos platos inspirándose en las tendencias de los comensales. Tiene un valor de $10.900 y está disponible de lunes a viernes a la hora de almuerzo con opciones para entrada, plato principal y postre más un bebestible. El viernes se suma una selección de carnes a la parrilla con un valor de $12.500; contempla dos cortes de carne o pescado, también vegetales.

Además de innovar según la retroalimentación que entrega el público, la cocina del hotel mantiene clásicos como la hamburguesa Novotel, ícono de la marca y caracterizada por una receta casera propia del chef, gracias a la que el comensal disfruta 250 gr de carne en una presentación con queso de cabra, aceitunas, huevos fritos y tomate, todo en pan brioche.

 

La carta otoño invierno está disponible desde mediados de abril y fue creada por el chef cuatro meses antes de su presentación. “Ha sido un gran suceso para nosotros, con muchos elogios por parte del público”, destaca Vanessa Joubert

 

Otro clásico que persiste es la realización de festivales gastronómicos, como el de comida rápida callejera y el de sopas, este último, vigente hasta el 28 de agosto y donde cada día, entre 16:00 y 20:00 horas, hay variedad de sopas y cremas por $8.000 más un bebestible; el fin de semana se abre la oferta con un buffet libre de sopas y cremas por $14.900 más un bebestible. La iniciativa incluye recetas locales, como pulmay, además de preparaciones extranjeras, por ejemplo, tailandesa, peruana y alemana.

ÑOQUIS DEL CHEF incluye tres variedades de la pasta: tomate, papa y espinaca. Se acompaña de escalopines de res, champiñones del sur, rúcula y tomate cherry asado
CAVIAR DE FRUTA DE LA PASIÓN, postre cítrico y cremoso que resalta el sabor del maracuyá sobre crema de coco. Incluye biscotti de almendra y pistacho

Actividades como estas van en línea con la intención de fortalecer el área de alimentos y bebidas, fundamental en los ideales más actuales del hotel. Puntualmente, se busca potenciar la experiencia de huéspedes y visitantes sumando el concepto de entretención, una labor con foco en la familia que ya muestra resultados, por ejemplo, con espacios y alternativas de comida para niños al desayuno, almuerzo y cena. Es un trabajo que se ha ido profundizando en el último tiempo, dado que el hotel está recibiendo un porcentaje importante de público familiar y la marca también está orientando su acción en torno a la idea de un hotel con ese perfil, según detalla la subgerente de Novotel Santiago Vitacura.

 

Novotel Santiago Vitacura

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más