Francisca Herrera, directora de Hoteleros de Chile

“Es clave que estemos unificados”

“Es clave que estemos unificados”

Para la nueva directora de la entidad, el momento actual es uno de los más difíciles de la historia en el rubro y por eso mismo, en este complejo escenario, ella quiere ser parte de la solución aportando, entre otros aspectos, una mirada global gracias a su vasta experiencia en la gestión de hotelería, tanto en Santiago como en regiones. Imposible obviar que se trata de la única mujer en la mesa directiva de Hoteleros de Chile, situación que la ejecutiva, gerente de operaciones de Hoteles Altiplánico, resalta por la necesidad de equilibrio, sobre todo, en un gremio como el suyo, donde destaca la presencia femenina

El nombramiento de Francisca Herrera como parte del directorio de Hoteleros de Chile instala, por primera vez en cinco años, a una mujer en la mesa directiva de esta asociación gremial.

En la asamblea anual del 27 de mayo, la gerente de operaciones de Hoteles Altiplánico obtuvo la segunda mayoría para ser parte de esta junta, puesto en el que estará durante los siguientes dos años, además, desempeñando el cargo ejecutivo de secretaria.

Francisca Herrera, directora de Hoteleros de Chile

La nueva directora está consciente de que esta experiencia enriquecerá su vida profesional, pero más allá de expectativas personales, recalca que le interesa ser parte de la solución para la crisis que está viviendo el rubro: “El directorio actual está compuesto por gente a la que le ha tocado la etapa más difícil, personas que tienen la expertise, y mi expectativa es ir de la mano con ellos, ser parte de este equipo de batalla”.

Al presentarse como candidata, usted mencionó su aporte como mujer. ¿Qué importancia atribuye que en el directorio de la asociación exista una mirada desde el género?

FH: La hotelería, en su esencia, tiene un sello femenino muy potente, más de la mitad de su fuerza laboral corresponde a mujeres. Entonces, desde esa perspectiva, la idea de pertenecer a este directorio es, justamente, dar representatividad y voz a ese grupo, porque, finalmente, de esa manera puedes equilibrar un poco los criterios.

Estando dentro de la mesa directiva puedes ser parte de las acciones, trabajar en conjunto con el resto para lograr mayores beneficios como industria, no sólo llevándolo al plano femenino, sino también aportando para que sea más equitativo el trabajo en conjunto.

En definitiva, creo que es esencial que haya una mujer dentro de los gremios, porque debe haber un equilibrio entre hombres y mujeres en un rubro que tiene un sello femenino muy marcado.

–También mencionó que su interés por formar parte del directorio es aportar con una mirada fresca. ¿De qué manera se concreta o ejemplifica aquello?

FH: Aporto con parte de mi experiencia dentro de la hotelería. Actualmente, trabajo con una cadena que tiene hoteles en distintas regiones. Eso me permite ver la realidad, no solo de hoteles de Santiago, sino también de los hoteles más pequeños que están en los distintos puntos del país y, en ese sentido, dar una mirada más globalizada, abarcando más y con la postura de impulsar acciones nuevas para apoyar a los hoteleros. A eso me refiero con dar un poco de frescura. Finalmente, lo que quiero es ser un aporte dentro de una hotelería que vive distintas realidades, porque me ha tocado trabajar en diferentes regiones. Quiero aportar desde esa mirada, además de la visión propia de una mujer, con la importancia que aquello tiene hoy en día.

Tres desafíos

Quién podría negarlo: el momento actual de la hotelería es uno de los más desafiantes de la historia de esta industria. Francisca Herrera comenta al respecto: “Si bien es cierto que hay hoteles que han logrado tener un pequeño salvavidas siendo residencia sanitaria u hotel de tránsito, la realidad es que llevamos más de un año y medio sin poder operar, desde el estallido social cuando se produjo la primera cancelación masiva de reservas, hasta cuando aparece la pandemia, en marzo de 2020.

Es un rubro, por así decirlo, en coma. Aun cuando se han abierto unas pocas ventanas de movilidad como el permiso de vacaciones y ahora el pase de movilidad que representan una luz de esperanza, no son suficientes.

En ese contexto y a su juicio, ¿cuáles son los retos más importantes que enfrenta el gremio en la actualidad?

FH: Uno de ellos es poder mantener a la mayor parte de nuestros colaboradores, para no seguir desvinculando personas, ya que es vital poder contar con el personal capacitado, entregar herramientas para esto. Muchas personas que trabajaban en hotelería se vieron obligadas a tomar otro rumbo y eso hace que sea un desafío importante: volver a incorporar esa fuerza laboral que se perdió producto de la crisis y que debe estar preparada para enfrentar las nuevas exigencias.

El otro desafío es que se nos entregue apoyo desde entidades públicas. Sin eso es imposible que salgamos solos de la crisis, porque no tenemos opciones. Por ejemplo, en términos de pago de contribuciones aun cuando estos se aplazaron, no se ha tenido ingresos en mucho tiempo. Eso hace que la mayoría no cuente con los recursos para seguir enfrentando la crisis.

Además, está la oferta informal, que es algo que nos pega muy fuerte y directo. Al no estar regulada, no hay forma de competir; no tienen los costos fijos que nosotros tenemos y tampoco los protocolos necesarios para garantizar seguridad en términos de contagio.

¿Cómo se enfrentan estos desafíos?

FH: Buscando más representatividad como rubro. Es clave que estemos todos unificados, teniendo un único norte. La manera de llegar a esto es insistiendo, tocando la puerta para que las autoridades nos apoyen, nos entreguen herramientas. Hay varias acciones que se tienen que hacer y ese es el trabajo más arduo. La hotelería está preparada para una reapertura, todos cuentan con protocolos, por algo hemos colaborado como residencias sanitarias por más de 14 meses, pero necesitamos que se nos apoye en ese sentido.

¿Ese apoyo que esperan viene, principalmente, de parte de las autoridades públicas?

FH: Claro, viene por parte de la autoridad, pero también de los privados, es un conjunto. Hay que buscar apoyos que sean complementarios.

También es necesario hacer un fuerte trabajo en términos de promoción. Hay que salir a promocionar Chile, la hotelería, el buen servicio que tenemos. Somos un país seguro, tenemos un alto porcentaje de población vacunada, contamos con garantías que podemos ofrecer para dar un servicio bueno y seguro, además de los innumerables atractivos que tenemos como país. Creo que debemos hacer un trabajo en conjunto, con todos los organismos para tener una buena promoción y las herramientas que nos permitan salir adelante.

A juicio de la nueva directora y secretaria de la mesa directiva de Hoteleros de Chile, esta entidad ha hecho una excelente gestión tratando de buscar instancias y de ser escuchada por parte de las autoridades, por eso han tenido mesas de trabajo y se continuará en esa línea, pues el rubro por sí solo no puede lograr la reactivación. Francisca Herrera agrega en este último sentido: “Si se nos restringen las libertades, si se nos impide funcionar, es muy complejo que por nosotros mismos podamos salir adelante”.

A pesar de lo incierto del panorama para la hotelería en el marco de la pandemia, la nueva directora de Hoteleros de Chile comenta que, a partir del segundo semestre de este año, se espera observar una mejora, entre otros factores, porque habría todavía un mayor número de personas vacunadas: “Pasando el invierno y los meses críticos que se asocian a otras enfermedades, probablemente, se otorguen nuevas libertades y se impulse un poco la confianza de la gente para trasladarse. Va de la mano de esos factores internos y también de la apertura de fronteras”.

Prepararse para viajeros más exigentes todavía

Como gerente de operaciones de Altiplánico, cadena que tiene hoteles en Santiago, San Pedro de Atacama, Rapa Nui y Puerto Natales, Francisca Herrera conoce bien la realidad de regiones. A partir de su experiencia, comenta que hay escenarios especialmente complejos, como el de Rapa Nui, donde las proyecciones de apertura son bastante más lejanas en comparación con las del resto del país: “Esto es, básicamente, porque la isla no tiene la capacidad en términos sanitarios para enfrentar un contagio, y eso hace que el destino sea bastante más crítico que otras regiones.

El sur también: vemos que los números de contagio no bajan y han tenido un largo periodo de cuarentena.

En el norte, una región como Atacama, que tiene mayor movilidad y está en una fase de más holgura, figura con parte de los servicios turísticos cerrados; han abierto solo algunos, y eso hace imposible el flujo relativamente normal.

Si hablamos de la reactivación del sector, puntualmente en regiones, ¿cuáles son los potenciales que reconoce y debieran fomentarse particularmente?

FH: Los potenciales son el entorno que llama a la actividad turística y resaltar que se cuenta con todos los protocolos necesarios para poder entregar una hotelería segura, la geografía permite un turismo en espacio abierto, por lo tanto, genera mayor confianza.

Lo que menciona va acorde con la tendencia que habla respecto de destinos alejados como una de las primeras preferencias entre los turistas, a medida que se controle la pandemia…

FH: Comparto esa visión, porque como país tenemos una gran ventaja en ese sentido, lugares como el desierto de Atacama, la Patagonia, la cordillera y la costa, abren un puzzle de opciones donde elegir al momento de viajar, podemos ofrecer destinos que, no sé si llamarlos remotos, pero sí más exclusivos, ya que no contemplan la masividad. Las regiones tienen muchas ventajas en ese sentido.

Así como hay fortalezas, también existen desafíos. ¿Cuáles son los que identifican para la reactivación de la hotelería en regiones?

FH: Necesitamos recuperar el sector, los empleos perdidos, son cientos de familias las que están detrás de nuestros colaboradores. Recuperar esa fuerza laboral y darles apoyo en términos de capacitación.

La hotelería debe estar a la altura entregando un servicio de calidad, pero sin perder la cercanía. Hay un esfuerzo importante en ese sentido para los hoteles, los que deben ser capaces de cumplir con los desafíos de un viajero que hoy en día es más exigente, y más aún tras la pandemia. El mayor desafío de la hotelería, en general, es entregar un servicio profesional, seguro y que, a su vez, no pierda la calidez.

¿Qué acciones concretas les interesa plantear para este sector de la industria?

FH: Como Hoteleros de Chile, queremos rescatar a nuestros socios, poder volver a la normalidad y apoyarlos en mayor beneficio. Permanentemente estamos informando cada noticia. Con la comunicación a través de plataformas digitales se ha logrado abarcar con inmediatez mucho más territorio. Todas estas medidas van enfocadas a que los hoteles se sientan representados y apoyados por la asociación, eso es el eje fundamental.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más