Escapando del centro en medio del centro

Terraza Euforia

Escapando del centro en medio del centro

Pronta a inaugurarse, la Terraza Euforia, ubicada en el rooftop de Hotel Sommelier, ofrece un amplio espacio de distracción y deleite en pleno centro. Se trata de un skybar de vista privilegiada del Cerro Santa Lucía, con la misión de convertirse en un espacio libre de estereotipos y relajado. Otra apuesta más de los creadores del frecuentado Red Pub.

“Hace siete u ocho años que nos involucramos en el mundo de la hotelería y gastronomía. Partimos con el Sommelier de Agustinas y las hemos ido posicionando de a poco, pasaron de ser lugares netamente de oficinistas del centro a ser un must”, explica José Ignacio Aravena Silva, hotel manager de Hotel Sommelier, una de las tantas marcas y proyectos de una empresa familiar, donde se encuentra ya en marcha el flamante rooftop/skybar Euforia, pronto a ser inaugurado.

La terraza comenzó a operar a fines de agosto, con la respectiva marcha blanca para el afinamiento de detalles. “Así vamos viendo la aceptación de la carta por parte del público del barrio, las decoraciones y lo demás”, asegura. La apertura oficial quedó en pausa a la espera del referéndum constitucional y las Fiestas Patrias, y está planificada para comienzos de octubre.

“Para esa instancia vamos a tener un evento con influencers y aprovecharemos de hacer el lanzamiento de un festival que tenemos pensado realizar en la fecha de año nuevo en el Parque FISA. Tendremos degustaciones de la carta entre los asistentes, coctelería y algunos shows en vivo y DJs. Será algo con harta onda, pues la idea es que la gente conozca la terraza, que conozca el espacio”.

LIBRE DE ATADURAS

Precisamente ese es el concepto detrás de Euforia, un lugar libre de ataduras y que invita a relajarse. Su amplitud de 70 metros contrasta con la mayoría de las terrazas del centro, que suelen ser de dimensiones más acotadas. “Tenemos entre cincuenta y sesenta mesas, pensadas para grupos grandes, y lo que queremos potenciar es el concepto del mundo juvenil”, sentencia José.

 

“Hace siete u ocho años que nos involucramos en el mundo de la hotelería y gastronomía. Partimos con el Sommelier de Agustinas y las hemos ido posicionando de a poco, pasaron de ser lugares netamente de oficinistas del centro a ser un must”, explica José Ignacio Aravena Silva, hotel manager de Hotel Sommelier.

 

Antes de instaurarse como un espacio semi-independiente, la terraza del Hotel Sommelier albergó en veranos anteriores eventos tipo sunsets, con DJs y gente disfrutando de la vista, la cual por el lado del Cerro Santa Lucía da precisamente al cerro. “Y también es posible observar desde aquí la plaza del Teatro Municipal. Es una vista amplia que no está completamente rodeada de edificios, por lo que muestra con amplitud ese sector del centro. En las tardes es agradable ya que no llega tan fuerte el Sol y, obviamente usando los toldos, no molesta tanto cuando uno está sentado y pasándolo bien”.

Esa sensación de escape de la vorágine del corazón de Santiago se maximiza gracias a la decoración del lugar, obra de la oficina de arquitectura Pichara + Ríos, responsables también del diseño en Sommelier Boutique y el Red Pub, otras marcas de la familia de José Ignacio. “Lo que buscamos es hacer visible la realidad de las generaciones jóvenes, mostrando un poco de irreverencia y rebeldía, una búsqueda de lo prohibido, la cual es evidente en los neones, o en los nombres utilizados en la carta. La terraza intenta romper estereotipos”.

Los colores buscan quebrar la noción de que el gris es imperante en el centro de la capital. El morado, violeta, calipso y rosado son colores vitales para el recinto. La intención es que Euforia sea visible desde la calle, sorprendiendo a la gente y atrayéndola. “Y que al fin y al cabo cuando al llegar sientan que están en un lugar lleno de vida y moderno. La música es parte de generar este conjunto agradable, por lo mismo buscamos que sea parte de la experiencia y no sea algo central. No ponemos merengue, reggaeton o salsa, sino que algo lounge o electrónico”.

En cuanto a lo que es el acceso a la terraza, esta queda ubicada en la esquina de Agustinas con Mac Iver, ambas arterias transitadas y de gran flujo. Pero las opciones de estacionamiento son varias, de acuerdo con José. “En la cuadra de al lado está el Teatro Municipal, que tiene un estacionamiento. Pero hay también uno que pertenece a Saba que es el Plaza Mekis, a solo 50 metros del hotel. En Santa Lucía existe otro estacionamiento Saba que está también cercano y contamos con un convenio con este último. Estamos viendo si podemos gestionar el mismo convenio con Plaza Mekis. Además, existe otro en Miraflores, a la vuelta de Miraflores con Agustinas”.

  

“Lo que buscamos es hacer visible la realidad de las generaciones jóvenes, mostrando un poco de irreverencia y rebeldía, una búsqueda de lo prohibido, la cual es evidente en los neones, o en los nombres utilizados en la carta. La terraza intenta romper estereotipos”, describe José Ignacio.

  

AUTENTICIDAD

La carta va ligada a la sensación de escape del estrés y se centra en platos rápidos. “El Hotel Boutique es más gourmet y esas son cosas que acá no se van a trabajar porque la terraza va orientada a un gusto más masivo. La idea es, por ello, abarcar todo lo que el público pueda estar buscando. Tenemos de todo: sushi, hamburguesas, ensaladas, tapas, tablas y papas trufadas, que son muy solicitadas. Nuestra reconocida coctelería de autor es ideal para un after office. Lo que la gente busca hoy es rapidez, no una gastronomía sofisticada que puede demorar mucho tiempo en la elaboración. En el centro todo se maneja rápido y cada minuto cuenta”.

Pensando en dar gusto a distintos paladares, la propuesta no deja de lado a veganos y vegetarianos. José Ignacio –también vegano– sabe lo complejo que es encontrar un lugar donde sentirse cómodo a la hora de ordenar. “Queremos que ellos no sientan que solo tendrán las típicas ensaladas y que sus amigos, en cambio, tendrán mejores opciones. La idea es no perderlos como público y que sientan que acá van a comer bien. Que no sea aburrido”.

En el caso de la coctelería sin alcohol, la variedad de mocktails va alineada con el diseño del rooftop, enfatizando colores veraniegos. Se ofrecen tragos refrescantes, cítricos y dulces. “Para dar vida y no perder la sensación de que estás tomando algo rico, dejando de lado obviamente el alcohol. En resumen, buscamos siempre ampliarnos conservando nuestra autenticidad, imprimir un sello gastronómico en cada uno de los restaurantes que tenemos”.

NUEVOS ESPACIOS

José tiene claro que, además del público juvenil, la ubicación privilegiada de Terraza Euforia invita a escapar del suelo incluso a familias que buscan un momento de esparcimiento. “No solo viene gente de lugares cercanos, sino que también proviene de otras comunas. La idea es que este sea un lugar agradable donde se pueda disfrutar de lo convencional del centro”.

 

Precisamente ese es el concepto detrás de Euforia, un lugar libre de ataduras y que invita a relajarse. Su amplitud de 70 metros contrasta con la mayoría de las terrazas del centro, que suelen ser de dimensiones más acotadas. “Tenemos entre cincuenta y sesenta mesas, pensadas para grupos grandes, y lo que queremos potenciar es el concepto del mundo juvenil”, sentencia José.

De acuerdo con el hotel manager de Sommelier, las buenas críticas que han recibido se deben indudablemente a la atención del personal. Se trata de un sello que han conservado en todos sus proyectos y que es el que catapultó al llamativo Red Pub –un bar de múltiples espacios e inspiración británica ubicado en donde antiguamente funcionaba Ópera Catedral– a la posición de uno de los bares más frecuentados del sector en la post-pandemia.

Lo que hicimos en Hotel Boutique y luego en Red Pub con la compra del Ópera Catedral en plena pandemia, para transformarlo en uno de los bares más grandes de Santiago, nos ha dado la fuerza necesaria para ir creando otros nuevos espacios, que sabemos que funcionan muy bien. La gente quiere tener nuevos lugares donde ir a tomarse un trago después del trabajo o ir los fines de semana junto a los amigos o familia”, comenta.

El horario de funcionamiento de la terraza, por la misma razón, es tan amplio como su vista, su capacidad, y su carta. Operando de lunes a sábado de 12:30 a 1 de la madrugada buscan acoger a distintos tipos de público. Pero esto no termina aquí para la familia Aravena: “Nuestra idea es seguir ampliando la marca de los hoteles sommelier. Estamos siempre buscando y, si se dan las situaciones del mercado para ampliar nuestras variedades de locales y servicios, lo haremos. Nuestra familia tiene la chispa de ir creando nuevas cosas”.

Terraza Euforia Skybar/Rooftop Hotel Sommelier

Agustinas 694, Santiago, Chile
Horario: lunes a sábado de 12:30 a 1 de la madrugada
Teléfono: +56 2 3335 1103
Contacto: reservas@hotelsommelier.cl
Web: www.euforiabar.cl

Corral del Chaco

La primera carne premium de Paraguay que llega a Chile

Estudio USS

Sobre percepción hotelera en Chile

NH Ciudad de Santiago

Descubre la transformación con áreas comunes y habitaciones completamente remodeladas

Las Torres Patagonia

Presenta innovaciones y compromiso ambiental para la temporada 2024-2025

Premios Fuego 2024

Bajo el lema “Nuestra Cocina, Nuestra Fuerza”, se da inicio a la séptima versión

50°aniversario de Ibis

La marca de hoteles económicos celebra su liderazgo en el mercado

New Voga Guesthouse

Atención hogareña en pleno patrimonio porteño

Ceiba Rooftop Bar

Viaje al sabor del Amazonas

Achiga

Tres mujeres electas para el directorio de la entidad gremial

La Fuente Carrera

Corona su quinto aniversario con el lanzamiento de la “Reina Victoria”