Innovación y estética

El nuevo tiempo del diseño interior

El nuevo tiempo del diseño interior

• Abundante en desafíos y soluciones para abordar y reflexionar, el contexto en el que hoy se mueve el interiorismo tiene como horizonte el logro de áreas seguras, acogedoras, gratas y con suficiente carácter, acorde con lo que se denomina “nueva normalidad”. Su rol es ayudar a aprovechar las oportunidades que surgen en la contingencia en lugar de centrarse en los límites. De esta forma, la disciplina está ayudando a salvar y fomentar la cultura de la hospitalidad, escribiendo un nuevo capítulo en nombre de la innovación.

En los últimos meses hemos sido testigos de un cambio de paradigma en lo que respecta al uso de espacios, hábitos y requerimientos de las personas. De esta forma, en el contexto que da la crisis sanitaria, diseñadores de interior y arquitectos se alzan como protagonistas, actores llamados a crear y adaptar los elementos que nos rodean, ya no solo siguiendo el ideal de utilidad y estética, también buscando múltiples soluciones para la vida cotidiana. En esta línea, los profesionales que hasta hace poco eran los embajadores del estilo y la belleza, hoy ocupan la creatividad y todo su talento para combinar elementos y conseguir áreas seguras, fáciles de higienizar y en las que resulte realmente posible el distanciamiento físico, procurando al mismo tiempo, no sacrificar el buen gusto, la comodidad y la sensación de agrado general.

Mientras no se encuentren respuestas definitivas que pongan fin a la emergencia sanitaria que afecta a gran parte del planeta, se prevé que el diseño estará en plena evolución, haciéndose parte de lo que podría llamarse una nueva cultura social, estará aprendiendo a abordar la situación actual sin sacrificar la expresión estética de los lugares en los que vivimos y el placer con el que podemos disfrutarlos.

Concentrando todas las propuestas que surgen en este desafiante escenario global, ya están en marcha dos importantes eventos: HOMI y Host Milano. Ambas instancias desarrolladas al amparo de la Feria de Milán (Fiera di Milano) son epicentros de la evolución del diseño y, en estos momentos, citas que se presentan como clave de la industria, reuniendo la exposición de las transformaciones que experimenta el mundo del interiorismo tanto en espacios como en accesorios.

HOMI, el salón de los estilos de vida, dedicado a los elementos para el hogar, se celebrará entre el 19 y 22 de septiembre de este año con la edición Home&Dehors. Por su parte, Host, la exposición internacional de hostelería y restauración profesional, tendrá lugar del 22 al 26 de octubre de 2021.

Ambas convocatorias ofrecen plataformas para el intercambio de ideas entre comunidades de profesionales llamados a diseñar la “nueva normalidad” que nos espera en los diferentes ámbitos del día a día. También invitan a compartir consejos y experiencias exitosas tangibles, los aspectos que se consideren clave como impulsores del conocimiento y las contribuciones útiles al progreso de diversos sectores, en el afán de superar el estancamiento económico causado por la emergencia.

Renovar la hospitalidad

En lo que se refiere a la industria hotelera, el trabajo del diseño post encierro se orienta a espacios, objetos e instrumentos, volviendo a diseñarlos para un nuevo uso. En toda esta labor no hay límites y algunos de los ejemplos concretos se aprecian en los esfuerzos por evitar aglomeraciones gracias a máquinas de café instaladas en el exterior de un local y nuevas disposiciones en las recepciones de los hoteles para que los pasajeros esperen su turno de registro con seguridad en cómodas zonas mientras, incluso, se higieniza su equipaje.

Las áreas implementadas con separadores transparentes o la personalización de mesas y cubiertos son otras fórmulas que podrían verse muy pronto. Pero más allá de casos concretos, se plantea la importancia de que todo cambio sea suficientemente claro para garantizar su adecuado cumplimiento, previniendo con ello el estrés y los errores, logrando así el bienestar de los huéspedes.

Como complemento, el rubro realza soluciones tecnológicas, entre estas, las apuestas que hablan de cámaras y sistemas de control de flujo que, gracias a la inteligencia artificial, también permiten evitar la reunión de personas en pocos metros cuadrados.

¿Qué ocurre con las habitaciones? Si bien se espera que mantengan un alto nivel estético, se propicia que sean fáciles de higienizar, por ejemplo, con el empleo de determinados materiales y diseños de mobiliario, todo esto, sin caer en la estandarización que atente contra el particular estilo de cada hotel.

Belleza y funcionalidad también en lo particular

Los primeros lugares que se acondicionaron ante la emergencia de salud han sido las casas, se transformaron en mayor o menor medida por la presencia estable de sus habitantes durante el encierro, siendo oficina o sala de clases y refugio, todo al mismo tiempo. El diseño interior en este ámbito sobresale como un área de gran innovación y el trabajo incluye el logro de funcionalidad y versatilidad, además de seguridad para cada una de las necesidades que surgen cuando se deben pasar muchas más horas en casa. La meta del interiorismo en este sentido no se aleja del ideal en hotelería y, muchas veces se complementan ambos rubros, sobre todo, cuando se extrapola a aquellas ofertas hoteleras que, por tamaño o estilo, se inspiran en la acogedora atmósfera de un hogar.

Concretamente, las propuestas del nuevo diseño hablan de lo práctico, concentrándose en las necesidades de las personas. Sobresale también el “descubrimiento” de las áreas exteriores, presentándolas ahora como verdaderos oasis. Asimismo, hay especial atención en proyectar nuevos diseños para las entradas, haciéndolas áreas donde resulte factible cambiarse de ropa apenas se cruza el umbral de la puerta. Por otro lado, hay desarrollo de zonas híbridas donde que vivir y trabajar, y nueva organización de los accesorios para facilitar la limpieza de superficies y textiles, gracias a materiales capaces de rechazar el polvo o concebidos para no tener problemas al contacto con detergentes a base de amoníaco. Asimismo, el empleo de elementos higiénicamente seguros está dando cabida aquellos desechables, siempre que sigan directrices de respeto al ecosistema.

La materialidad es un aspecto de relevancia y en el desarrollo del nuevo diseño interior siguen liderando los criterios de sostenibilidad que ya observábamos desde hace un tiempo, con la cuidada elección de materias primas naturales, la reutilización o preferencia por elementos reciclados, todo esto, tanto para la decoración de espacios como para la creación de piezas, siempre con especial atención en el proceso de producción, incluyendo además las posibilidades del producto una vez llegado el final de su vida útil. Se trata de un área que invita a la investigación y se transforma en esencial para garantizar real utilidad, sustantabilidad y seguridad. En este sentido, se suman nuevos materiales a la lista de preferencias, muchos ya conocidos pero ahora empleados de renovadas maneras, siempre apelando al diseño para aprovechar al máximo sus características, pero también añadiendo resguardo. Con todo, la invitación es a seguir atentos a los tonos que marcarán los nuevos espacios interiores, ya sean comunes o privados. 

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 17 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones