Un rincón de Italia en Santiago

Antica Gelatería del Corso

Un rincón de Italia en Santiago

La gelatería transporta a sus visitantes a través de una variedad de sabores artesanales del gelato italiano y los invita a ser testigos de su fabricación en una cocina abierta. Hoy cuenta con dos locales que ofrecen una experiencia única fusionando la tradición heladera y la creatividad local.

En el corazón de Santiago, en el sofisticado Barrio El Golf se disfruta el sabor artesanal y la experiencia del gelato italiano. Pues allí se erige un rincón del país europeo que trae consigo siglos de tradición heladera: Antica Gelatería del Corso, cuyo nombre significa la Antigua Heladería de la Calle.  

El origen de la marca se remonta al siglo XX en la Piazza Garibaldi de Parma, donde la pasión de un joven gelatero italiano lo llevó a perfeccionar el arte del gelato en un elegante café de la ciudad, cuyas recetas se convertirían en la esencia de la actual gelatería Antica.

El año 2019 señaló la llegada de esta marca de inspiración del vero gelato italiano a Chile. Con la apertura del primer local en Isidora Goyenechea, a pasos de Plaza Perú, se instauró un espacio auténtico de Italia para atraer paladares fanáticos del helado de una manera elevada con una vitrina variada de sabores. La tienda, icónica por su cocina abierta, permite a los clientes presenciar la creación de los productos, y así sumergirlos en la experiencia completa.

 

El camino de Antica no se detuvo ahí, y en 2020 abrieron una segunda tienda en el reconocido mall Parque Arauco, caracterizada por su concepto al paso, pensado bajo el ritmo acelerado y constante flujo de personas en los centros comerciales, pero donde se ofrece el mismo servicio y ambientación, solo con una vitrina más reducida de 19 sabores.

Además de traer esta propuesta a la capital, la marca también combina el concepto de tradición italiana con sabores clásicos en un 60%, pero también potencia el desarrollo de innovadores sabores locales. “Lo que hizo la marca es traer un pedacito de Italia a Santiago. Lo más importante es que puedan disfrutar de un gelato que es de primera calidad. Que se vayan contentos de vivir la experiencia de recibir un producto muy rico con un servicio también de primer nivel”, destaca María Francisca Gaete, encargada de la marca Antica Gelatería del Corso en conversación con Chef&Hotel.

El mercado de helados en el país es uno en crecimiento constante. De hecho, Chile ocupa el primer puesto en el ranking de consumo de este producto en Latinoamérica. Esto es un aspecto que la gelatería Antica comprende a su favor, en especial, en los meses de calor para atraer a más clientes con la innovación de productos y de temporada.

 

En el corazón de Santiago, en el sofisticado Barrio El Golf se disfruta el sabor artesanal y la experiencia del gelato italiano. Pues allí se erige un rincón del país europeo que trae consigo siglos de tradición heladera: Antica Gelatería del Corso.

 

            “Lo más relevante para cualquier heladería es tener variedad. Eso es lo que las personas más buscan”, asegura Gaete. Esto con el fin de mantener un equilibrio entre los sabores fijos y la rotación constante de opciones para satisfacer las expectativas de sus clientes. Su público objetivo apunta a un segmento entre los 25 y 65 años.

Por otro lado, la profesional de la marca agrega que es relevante instalar el concepto del gelato, el que las personas relacionan a Italia, con ingredientes más naturales y de una textura más densa: “tú te comes un helado en Antica y es como un almuerzo porque es muy denso y cremoso, tiene muy poco aire versus un helado industrial”.

SABOR AUTÉNTICO DE ITALIA

            Detrás de cada bocado de gelato en Antica, hay un compromiso para garantizar la frescura de la materia prima. La gelatería trabaja con maquinarias importadas en su mismo local de Isidora Goyenechea, donde fabrican los helados. “La gracia de nuestros productos, de un helado italiano, es que tú te lo puedas comer, cerrar los ojos y saber de inmediato qué sabor es. Son sabores intensos que rescatan lo natural de la fruta o de la materia prima importada. No hay ningún saborizante que realce el sabor de manera artificial”, afirma María Francisca Gaete.

La tienda, icónica por su cocina abierta, permite a los clientes presenciar la creación de los productos, y así sumergirlos en la experiencia completa.



Entre los productos estrella se encuentra el sabor a pistacho, que es el número uno en el local. En febrero de este año, tuvieron la oportunidad de ganar el primer lugar con su opción de pistacho en el concurso The Top Ice Cream entre distintas heladerías artesanales.

Otro de sus sabores más vendidos es el cremoso y clásico Dulce de Leche, el Gianduia, compuesto por chocolate con avellana, similar al nutella. Entre otro sabor tradicional italiano, uno de los solicitados es el Stracciatella de base cremosa con pedacitos de chocolate. Sin embargo, siempre están sacando nuevos sabores y según la temporada.

 

Su carta actualmente ofrece 27 sabores, entre los cuales cubren alternativas veganas y en base a agua como el de Frambuesa, uno de los más vendidos. También es demandado el refrescante gelato de Limón Menta Jengibre, y recientemente el de Mango. Además, frutales como el de sandía y de durazno. “Realmente cuando ya estamos más cerca del verano estos sabores de agua empiezan a venderse más, entonces los potenciamos más en el portafolio”, destaca Gaete. De los sabores novedosos, está el de palta limón, manjar blanco maracuyá y leche asada.

Respecto a los formatos, el consumidor puede pedir su gelato en cono o vaso simple o doble. Mientras que para el delivery se puede llevar un pote de 500 ml de gelato.  La encargada de la marca asegura que hay detalles que los diferencian de la competencia, los procesos que distinguen a un gelato de un helado industrial y que lo importante es cuidar la fabricación de principio a fin.

MÁS ALLÁ DEL HELADO: MOMENTOS MEMORABLES

            A cuatro años de existencia, la gelatería Antica decidió dar un giro a su propuesta estética en el primer local de Las Condes, con el propósito de elevar la experiencia de manera entretenida, además de un ambiente más moderno y fresco. Esto se evidencia en detalles como agregado de luces, colores amarillos, murales verdes, e incluso la instalación de un Vespa para crear un espacio más interactivo con los clientes, lo que se suma a observar a los gelateros y sus habilidades en la cocina expuesta.

            “Quisimos refrescar un poco la marca. Esa es la palabra que a mí me gusta usar, y darle a la tienda toques más vivos. También quisimos fomentar que la gente disfrute estar más tiempo en el local, sacarse fotos. Siempre pensando en la experiencia”, asegura María Francisca.

 

En febrero de este año, tuvieron la oportunidad de ganar el primer lugar con su opción de pistacho en el concurso The Top Ice Cream entre distintas heladerías artesanales.

 

            La encargada de la marca añade que “trabajo muy de la mano con las personas que están en la tienda. Tenemos a tres personas que son las que fabrican, y que llevan cuatro años. No creo que nadie sepa más de helados que ellos. También con los chicos que están encargados de la operación, y que de igual forma son importantes, ya que el servicio es clave”.

            Por otra parte, la heladería contempla ampliar una tercera tienda en el sector oriente de Santiago para el próximo año y seguir el desarrollo del e-commerce, que representa un aspecto fundamental de venta para la marca. “Tratamos siempre de mantener el foco en los consumidores. Por eso también en nuestras redes sociales siempre estamos tratando de preguntarle qué es lo que les gusta. No son solo los sabores, sino la experiencia total. Entonces yo creo que este tema del gelato va a seguir creciendo. Nosotros venimos creciendo mucho y es un buen desafío”, detalla Gaete.

El local de origen italiano ya tiene como tradición de aniversario –por segundo año consecutivo– realizar un concurso entretenido en julio, la temporada de helados, que bautiza como Gelatos Memorables, a través de redes sociales en donde sus seguidores comentan cuál es el gelato de sus sueños y votan. La persona que gana tiene la posibilidad de asistir a la tienda y vivir la gran experiencia de fabricar su propio helado, llevárselo e incluso se replica en vitrina para que otros clientes lo degusten. El objetivo es crear una instancia dinámica y tener en cuenta el feedback de los consumidores.

            Con planes de expansión y la introducción de un concepto de carrito para llegar a eventos y lugares específicos, Antica Gelatería del Corso se posiciona como más que una heladería, sino como una experiencia que fusiona lo mejor de Italia con la creatividad chilena para satisfacer el paladar de quien los visita.

Antica Gelatería del Corso

Isidora Goyenechea 3278, Local 4, Las Condes
Instagram: @anticagelateria_cl
Web: pedidos.anticagelateria.cl/

Copa Nacional de Heladería 2024

Carlos Cifuentes de Los Ángeles fue el feliz ganador

Umami

Helado disruptivo y con carácter

Helados saludables

Estos son los beneficios de comer helados de fruta natural

Campeonato

Copa Nacional de Heladería 2024 abre sus postulaciones

Auguri

La innovadora experiencia en Casacostanera

Master Martini

Las principales diferencias entre un gelato y un helado industrial

El Taller

Presenta su amplia carta de Navidad con más de 30 opciones de helados

Grupo Don Matías

Consolidada calidad gastronómica en Cachagua

Soprole FP

Prepara la llegada del verano junto a los deliciosos helados soft

Espacio Food&Service

Exitosa decimoprimera edición