Mundo Gastronómico, con las sillas patas para arriba


Después de más de cincuenta días de encierro que llevo junto a mi familia, tratando de resguardarme de algún posible contagio de Covid19, tuve que salir a la calle, ya que saqué mi auto para poder cargar el alternador y dar unas vueltas por la comuna, evitando una descarga de batería, no sentí felicidad ni apatía por este hecho, más bien sé que en casa estamos seguros. Más bien los sentimientos desoladores aparecieron cuando ese anochecer comencé a ver muchos, más bien, todos los locales gastronómicos entre cerrados, en penumbra, luces a medio prender y con sus sillas “patas para arriba”… es impresionante cómo esta acción que es común cuando se va hacer aseo general diario sin público presente, jamás me la habría imaginado cuando el negocio está en funcionamiento.

Pero hoy la realidad es diferente, las sillas están sobre las mesas porque en cada restaurant o establecimiento gastronómico saben que nadie va a entrar, más allá de algunos motoristas que rápidamente entran y salen por un pedido de delivery. Esto se ha convertido en la “solución” inmediata, pero no se sabe por cuánto tiempo, una opción que evite morir al tener los negocios cerrados. Hoy la salud es lo principal, aunque para muchos piensen que la economía también, pero enfermo no se produce, sin producción no hay trabajo y sin trabajo la economía se paraliza.

Es desconcertante saber que ayer, hoy y mañana muchos locales están cerrando y varios para no abrir más, hoy el público ya no visita esos sitios por seguridad sanitaria, mientras a principios de abril había mucha incertidumbre y menos comida se compraba por pedido. El circulo no tiene nada de virtuoso y una desgracia lleva a la otra, locales cerrados o sin público, sin este no hay ventas, sin estas no hay ingresos y por lo mismo las remuneraciones son casi imposibles de cubrir. Tal como lo comenté antes, el delivery llegó desde hace ya un tiempo para quedarse y hoy más que nunca crece y crece sin que vaya a declinar en el futuro. Por otra parte los restaurantes como establecimientos de diferente índole se han estado adaptando, haciendo varias acciones creativas para cubrir todas las responsabilidades económicas de su negocio y seguir adelante.

Muchos han creado una carta de delivery tradicional, en tanto los restaurantes más top te envían todo sellado al vacío, acompañado con un instructivo de cómo se debe montar y presentar su menú de degustación para tener la experiencia completa en tu propia casa. Otros se están organizando haciendo comunidades virtuales, con el fin que un grupo de establecimientos gastronómicos ofrezca una atractiva oferta para los clientes, para que estos hoy “done” o haga un pre-abono de lo que consumirá en el futuro, cuando se pueda salir a la calle o volvamos a la anhelada normalidad.

El mundo gastronómico está en el suelo, el estallido social a muchos los afectó y con la pandemia les pego el último disparo, además este rubro fue el primero en ser afectado por el Coronavirus y será el último en reactivarse, mientras otros ya están quebrados y posiblemente en el futuro cercano habrá otros que deberán cerrar sus puertas definitivamente.

Hoy la premisa y pregunta esperanzadora es cómo podemos ayudar. Primero de manera muy consiente comprando a pequeños emprendedores las verduras, abarrotes, carnes, fiambres, lácteos y pescados este último grupo hoy están vendiendo directo al público final, cosa que antes no podían porque no daban abasto con el canal HORECA. Por otra parte dada la situación crítica de los restaurantes, pongámonos como hábito el consumir una vez a la semana dentro de nuestra posibilidades, productos y preparaciones del mundo gastronómico.

Hoy la tarea es individual, cuidarse y quedarse en casa y de esta forma no generar más contagios de este nefasto virus que tiene al mundo entero patas para arriba, para así poder aportar en lo colectivo.

Etiquetas:
Álvaro Lois - Establecimiento - Gastronomía - Gastronómico - Opinión - Restaurante




Déjanos tu comentario

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 17 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones