La innovadora experiencia en Casacostanera

Auguri

La innovadora experiencia en Casacostanera

El ritual de tomar café, degustar helados artesanales y cocina mediterránea de inspiración italiana es la esencia de Auguri. Su propuesta es transportar a sus clientes a saborear Milán en un solo lugar, bajo la visión de alimentación responsable. Hoy busca posicionarse en Vitacura con su innovador Bar Gelato, que estrenó recientemente.

Todo comenzó con un helado en 2019, en el corazón del Barrio Bellas Artes cuando instalaron su primer local de cafetería italiana. Beber una taza de café en Milán no es un gesto apresurado, tampoco lo fue su desafío de encontrar el espacio perfecto para representar su concepto 360°, donde el gelato, la pastelería y la comida son tan relevantes como el diseño y la experiencia.

Fue entonces que se ubicaron en la comuna de Vitacura en Casa Costanera, a un costado de la Terraza O´Brien. “Era el único espacio que nos permitía tener realmente el concepto total que queríamos proyectar en un área fuerte a nivel de gastronomía. Hubo un momento en que solo nos identificaban por el helado, pero el proyecto siempre fue más allá. Esto es, un café estilo milanés, donde nosotros hacemos nuestros propios productos, y que la heladería es un foco importante. También donde pudiéramos trabajar en la coctelería del Bar Gelato”, asegura Nicolás Fernández, fundador de Auguri.

La propuesta distintiva de Auguri radica en su enfoque en la naturalidad y la tendencia hacia lo más saludable. Con helados que contienen hasta un 70% o más de fruta pura, el local destaca por ofrecer una vitrina artesanal y opciones inclusivas para todos los amantes de los helados y cocina de inspiración italiana.

“Con el helado, lo que siempre tratábamos de hacer era seguir el proceso italiano súper tradicional, donde el producto hablara por sí mismo en su máxima expresión. Esto porque utilizamos ingredientes con materias primas de buena calidad. No usamos ningún tipo de saborizante o colorante. Con los pocos que hacemos algunas mezclas es simplemente para innovar, pero sin ser extravagantes sino optar por la sofisticación”, detalla Nicolás.

EL CORAZÓN DE MILÁN

            La imagen es uno de los platos fuertes de Milán, Italia, y en Auguri, se encargan de estar a la altura. El local emplazado en Casa Costanera emana una vibra de elegancia y rosa, color característico del sello de Auguri. Su diseño interior está compuesto de mármol, con vista a una diversa vitrina de helados artesanales, y por el otro, su distinguida sección de pastelería. Cada rincón se caracteriza por sus detalles en ofrecer el estilo milanés. Así como en su sede de Providencia, Francesca Bassi, diseñadora chilena de ascendencia italiana fue la encargada de su concepto visual.

 

La propuesta distintiva de Auguri radica en su enfoque en la naturalidad y la tendencia hacia lo más saludable. Con helados que contienen hasta un 70% o más de fruta pura, el local destaca por ofrecer una vitrina artesanal y opciones inclusivas para todos los amantes de los helados y cocina de inspiración italiana.

 

            “Lo que pasa es que Francesca, mi esposa, es bastante conocida en el mundo del interiorismo, y lo que quisimos hacer con este local es que fuera uno milanés ubicado en Santiago, no algo que quisiera copiar a Italia. Me llama la atención que cuando vienen clientes europeos o italianos nos dicen sí, esto realmente nos recuerda a Europa, entonces ese feedback es positivo porque logramos lo que queríamos transmitir”, cuenta Nicolás, dueño de Auguri. 

            Su segundo piso ofrece un salón privado, lo que les permite integrar la terraza de manera exclusiva para ofrecer eventos de día o de noche como cumpleaños u otras fiestas y sumar una pista de baile, si así lo prefiere el cliente. En ese sentido, al cotizar sus espacios también da el acceso a un servicio personalizado para elegir un menú especial con productos de Auguri, de acuerdo a lo que se necesite.

            El espacio cuenta con una capacidad máxima para 35 comensales, y el objetivo en el largo plazo es ampliar el lugar a 50 personas. Sobre el perfil de personas que visitan Auguri son mayores de 30 años y que vienen con sus hijos: “es una experiencia para toda la familia y lo hemos hecho a propósito así porque también queremos que, en el caso de los niños, desde pequeños empiecen a acostumbrarse a comer cosas de buen nivel y mejorar su paladar”, asegura Nicolás.

PRODUCTO LOCAL Y DE TEMPORADA CON INSPIRACIÓN ITALIANA

El uso de ingredientes frescos y una materia prima de calidad han sido pilares para Nicolás y Francesca desde sus viajes a Milán, donde conocieron el verdadero gelato y la técnica italiana para inspirarse en iniciar este proyecto. Hoy mantienen esa filosofía.

La cremosidad de sus helados se debe a los ingredientes que utilizan. Nicolás explica que cuando se usa una cantidad muy alta de fruta fresca, la pulpa de esta le permite dar una mayor cremosidad, como cuando te comes una pulpa y se evidencia su consistencia, entonces al mezclarse con una moderada cantidad de azúcares, se obtiene un producto estable y cremoso. Al aplicar el proceso italiano dice, el gluten no debería estar nunca presente en el helado artesanal.

Camila Ayala, encargada de la heladería y pastelería de Auguri, lleva ocho meses apoyando en la propuesta del local. La profesional de 30 años con estudios en gastronomía internacional de Inacap, se fue perfeccionando con el tiempo para dedicarse al mundo de los helados y la vitrina dulce.

 

La imagen es uno de los platos fuertes de Milán, Italia, y en Auguri, se encargan de estar a la altura. El local emplazado en Casa Costanera emana una vibra de elegancia y rosa, color característico del sello de Auguri. Su diseño interior está compuesto de mármol, con vista a una diversa vitrina de helados artesanales, y por el otro, su distinguida sección de pastelería.

 

“Ha sido una experiencia muy linda porque he visto cómo ha crecido Auguri. Hemos avanzado mucho. Para mí era súper nuevo el trabajar sin conservantes y cosas así. Todo lo hacemos nosotros, lo más artesanal posible, desde los variegatos (las salsas que se le ponen a los helados similar a una mermelada), las galletas y las pastas de frutos secos también. Es más trabajo, pero el resultado de comer algo totalmente artesanal es otra cosa”, afirma Camila.

La materia prima es fundamental, explica, pero las técnicas también son importantes en el proceso, por ejemplo, un buen mixeado. “El helado primero es un líquido que se le va echando los polvos. Luego la máquina tiene su tarea de incorporar el aire, tenemos una súper buena de origen italiano. En la Sede de Providencia se fabrican los helados y de ahí los mandamos al de Casa Costanera” agrega la pastelera profesional.

Su sabor más vendido es el de pistacho, al cual apodan “el rey de la vitrina” por su gran demanda. Allí, el desafío es asegurarse que esté lo más fresco y natural posible. Para alcanzar el tostado perfecto y hacer la pasta, el equipo se prepara con constantes pruebas de productos para llegar al helado perfecto.

El helado de chocolate 72% cacao también es un sabor vegano atractivo para los clientes. Sobre su repertorio, la mayoría de sus opciones son helados veganos a base de agua, así como los de frutos secos. Estos son el Mazapán amarena, la Avellana y el Maní con sal de mar. Mientras que los de crema abarcan el sabor de Manjar, Fior Di Latte, y el Chocolate suizo“La idea sería que en un futuro cercano podamos transformar todos los helados de fruta sin azúcar”, añade Camila.

Respecto a su pastelería, en Auguri se busca mantener un sello italiano de vanguardia, sin perder la elegancia. Entre sus productos insignia está la Tarta de Frambuesa, a base de sable de frambuesa, bizcocho húmedo de almendras, praliné de almendras, confitura de frambuesa y mousse de limón. Además, está otro favorito entre sus clientes, en especial por su frescura para el verano, la Tarta Auguri: “Está súper bien logrado el concepto que es el helado de pistacho nuestro, con el helado de frutilla menta. Recientemente, quisimos hacer una modificación a la tarta para darle más altura y resultó en la fusión entre estos sabores, que es un mousse de pistacho y arriba un confit de frutilla”, destaca Camila. Actualmente, están trabajando en sacar en verano una nueva línea de postres semifríos, que consistirá en una pastelería mezclada con heladería en versión de vasos pequeños.

En Auguri, la alimentación responsable con ingredientes de primera calidad es uno de sus focos principales. Y esto debe ir en coherencia con su carta y oferta culinaria. “Existe una especie de cliché que en Italia es pizza y pasta. Sí, pero nosotros tratamos de salirnos de eso y trabajar mucho más la comida mediterránea de inspiración italiana, donde hay mucho pescado, carne y pollo de producción local, acompañado de alimentos saludables”, detalla Nicolás Fernández.

Sobre sus platos destacados en la carta, Nicolás cuenta que curiosamente han sido los pescados los favoritos. Se encuentran entre ellos, el Salmón toscano, cocinado en doble cocción acompañado de salsa bechamel con verduras asadas y papas hilo, y la Merluza austral apanada con risotto cítrico al vino blanco con ralladura de limón y puerros.

 

En pleno auge de la coctelería de autor, Auguri desarrolló una oferta de primer nivel con sabores para todos los gustos, en la que los helados son el protagonista de la coctelería. Una fusión única que Auguri planea destacar en Chile.

 

Por otro lado, su propuesta de Brunch de sábados, domingos y festivos, sigue esta lógica de alimentación responsable y nutritiva y un concepto de tres tiempos. El primero, son huevos a elección. Incluso, ofrece huevos de codorniz al pomodoro, si los quiere elegir. Y el segundo tiempo es salado y contundente, como el croissant con mozzarella y tomate pesto. También se encuentra el Involtino, una masa filo rellena de ricotta con espinaca y nueces, o puede ser un bagel de salmón para tener una alternativa más amplia.  Mientras que el tercer tiempo ofrece el dulce, con acceso a elegir entre las tartas de Auguri o helado.

LA TENDENCIA DEL BAR GELATO

            En pleno auge de la coctelería de autor, Auguri desarrolló una oferta de primer nivel con sabores para todos los gustos, en la que los helados son el protagonista de la coctelería. Una fusión única que Auguri planea destacar en Chile.

Nicolás cuenta que hay varias heladerías y negocios que intentan ponerle alcohol a los helados. Técnicamente se puede, pero hay que agregarle otro tipo de ingrediente, especialmente gelatina sin sabor, lo que llevaría a salirse del proceso italiano. “Nosotros, vimos que eso no era una posibilidad. Todos estos cócteles que son tradicionales llevan jugos de fruta o símiles de estos. Dijimos por qué en vez de reemplazar mucho del hielo y de estos jugos, lo hacemos con nuestros sorbetes de fruta. Y eso es un poco lo que le da la diferenciación. Se produce la mezcla de los azúcares del helado con los azúcares del alcohol, lo que hace que el sabor del alcohol se neutralice un poco y aumente el sabor del helado”.

Por el momento, son siete cócteles del Bar Gelato que uno puede encontrar, entre ellos, un Saint Germain con helado de limón vainilla, Gin Tonic con helado de pepino acompañado de rama de romero, un Martini Fiero con helado de naranja jengibre que balancea los sabores o también vodka con helado de guinda.

“Es una preparación muy refrescante y sabrosa. Y la verdad creemos que va a ser un concepto que, aparte de innovador, sabemos que va a pegar bastante bien. Un trago con helado se encuentra, pero tener toda la variante de la coctelería tradicional reinterpretada a través de los helados, eso es algo que estamos haciendo”, destaca Nicolás.

Recientemente, se incluyeron cuatro productos nuevos para complementar el concepto de Bar Gelato. Son dos tártaros pensados para el verano y dos tablas con el fin de acompañar la coctelería. Por otra parte, en el caso de los clientes que prefieren añadir un cóctel a su tarde, el local ofrece la alternativa de agregar un cuarto tiempo a su Brunch de fin de semana.

Sobre futuros proyectos, Nicolás afirma que abrirán un local en formato take away en Viña del Mar con sus productos como helados, pastelería, panini y café. Pero primero, el foco está en consolidar el local de Casa Costanera, y en un futuro, expandirse a otras locaciones.

Auguri

Av. Nueva Costanera 3900 (costado de la Terraza O´Brien), Vitacura
Horarios:
Sede Casacostanera: lunes a domingo de 10:00 – 21:00 hrs.
Teléfono: +56 9 49524452
Instagram: @augurimilano
Web: https://www.augurimilano.cl/

Alimentos Polar

¿Cómo tener una despensa más saludable?

Pizzería Capri

Es reconocida como una de las 50 mejores de latinoamérica

Pisco Bou Barroeta

Un sello de tradición y pasión pisquera

Cervecería Mahina

Abre las puertas de su primer Beergarden en Isla de Pascua

Martini Professional

Entrega consejos para el uso correcto del aceite de la cocina

Hotel Cumbres Puerto Varas

Su restaurante Cumbres del Lago estrena nueva carta

Zero Zero Pizzería

Un imperdible en Providencia que busca conquistar con sabores italianos

Jardín Botánico

Coctelería de huerto en The Bistró, Courtyard Santiago Las Condes

Hyatt Place Santiago / Vitacura

Alta tecnología y renovada gastronomía para eventos

De Barrio

Bistró y pastelería moderna en Puerto Varas