Nina Bar Restaurant

“Una experiencia única, distendida y jovial”

“Una experiencia única, distendida y jovial”

Shakshuka, paila de huevos con pimiento, cebolla salteada y tomate horneado, mezcla de especias y chile sutil ($5.100)

Con una tremenda experiencia internacional en el rubro, el bonaerense Leonardo Genovese optó por emprender en Viña del Mar con su propio local, que desde su apertura en febrero no ha parado de atender numeroso público

“Para mi Nina representa una mujer italiana, histriónica, de personalidad potente y llamativa. Con estas líneas, Nina fue tomando forma y desarrollándose en la propiedad”, explicó Leonardo Genovese, argentino de Buenos Aires, quien dio vida a este nuevo restaurant y bar de cocina mediterránea con fusión latinoamericana en Viña del Mar. 

Leonardo Genovese, lleva 23 años dedicado a la gastronomía y hotelería. Es profesional gastronómico, recibido en el Instituto Argentino de Gastronomía; diplomado en Hostelería, en Escuela D’ Hostelería de Catalunya, Universidad Autónoma de Barcelona, España. Diplomado en Negocios y Administración de Empresas, en la Universidad Adolfo Ibáñez y certificado en Metodología LEAN y 5Ss. Su carrera comenzó en el hotel Park Hyatt Buenos Aires en 1997. Más adelante sumó experiencia laboral en el premiado restaurant Mugaritz en el País Vasco, España. Fue chef ejecutivo de Happening, Gardiner y Tequila para Buenos Aires y también para Tequila Punta del Este Uruguay. “Las vueltas de la vida me llevaron a insertarme en el mundo de los casinos de juego, como chef corporativo para Casino Club, donde en 13 años, y en diferentes puntos de Argentina, inauguré 9 casinos, 2 hoteles de marcas del grupo francés Accor, más 1 hotel de marca propia. Uno de esos casino o centro de entretenimientos, fue City Center Rosario, el casino, hotel y centro de convenciones más grande de Latinoamérica”.  

Sumó a sus recuerdos “esta carrera me permitió cocinar para presidentes, innumerables artistas, músicos y modelos internacionales. Recorrí y recopilé experiencias, técnicas y tendencias en Italia, Las Vegas, New Orleans, New York y Chicago. Experimenté la cocina del caribe americano y de las principales metrópolis de Latinoamérica”. Destaca el hecho que cofundó una Fundación de Chef de la ciudad de Rosario, Argentina y el concejo municipal lo distinguió por eso. En 2015 coescribió “Ecléptica y Santafesina”, un libro que consolida recetas y los productos distintivos de la provincia de Santa Fe. 

Hummus de palta tomates cherry confitados, olivas de Azapa y crocante maní cajú, con pan de pizza ($5.100)

A principios de 2017, Enjoy lo trajo a Chile, como gerente de alimentos y bebidas para su unidad de Coquimbo y en 2018 lo trasladaron como gerente de hospitality a Enjoy Viña del Mar. “Desde que llegamos con mi familia a Viña, vivimos en el Barrio Poniente y nos encanta cada día más. Tiene vida propia, y fusiona el aire de barrio con sus vecinos de hace décadas, con los nuevos, más sus comercios, gastronomía, etc. Creo que tiene un potencial comercial enorme y es uno de los polos culinarios más importantes de la ciudad”, puntualizó Leonardo al comentar por qué Nina Bar Restaurant se localiza precisamente en este lugar de la Ciudad Jardín.

Banana Foster, plátano salteado y flambeado con ron, helado de vainilla y salsa toffee ($4.200)
Empanada de plateada mechada con salsa tatemada
Pizza de salmón ahumado Bellucci, salmón ahumado, tomate cherry confitado, cebolla morada. queso de azul y mozzarella ($10.500)

El restaurant fue inaugurado el pasado 1 de febrero de 2021. “La historia de este proyecto inicia por las eventualidades que nos presentó el Covid-19 a principios de 2020.  En ese momento me encontraba cerrando mi incorporación a una compañía mexicana dedicada al entretenimiento y la hospitalidad, para ocupar la posición de gerente corporativo de AA&BB. Pero, el proyecto se congeló quedando stand by. En un primer momento, mentiría si dijera que no me sentía molesto por la situación, pero luego comencé a pensar y sentir que esto sería el inicio de una etapa nueva. Como soy de la idea que las cosas se dan por algo en la vida, pude ver todo desde otra perspectiva”.

Ravioli relleno de espinaca y ricota,sartenados con tomate Cherry, prosciutto y oliva extra virgen

COCINA GENEROSA, SABROSA Y CUIDADA

“Yo vengo de un hogar de profundas raíces italianas donde la mesa, la comida, los vinos, el vermouth eran rituales que no se pasaban por alto. Reír, compartir, comer, brindar, hablar fuerte sintiendo la vida que te corre por las venas es parte de esto. Por este motivo se mantuvo la esencia de “casa” de la propiedad, en el cual hay varios mesones grandes para grupos, donde cada ambiente tiene una personalidad puntual y esto se ve claramente reflejado en los muebles, los detalles y los colores. Nina propone una experiencia única, distendida y jovial”, recalcó.

 

“Yo vengo de un hogar de profundas raíces italianas donde la mesa, la comida, los vinos, el vermouth eran rituales que no se pasaban por alto”

 

El restaurant cuenta con una terraza propia muy amplia,“donde se puede vivir una experiencia al aire libre, pero sin estar en la vereda, es un ambiente propio, cálido confortable con un layout variado y armonizado entre mesas amplias, livings y mesones”. Al ingresar al 1er piso el bar y la cava ocupan un lugar protagónico, con expuesta variedad de vinos y diferentes destilados. Resaltan las grandes lámparas y dos salones diferentes que coexisten en un mismo piso. Subiendo por una sólida escalera de madera, se ubica el segundo piso. Con tres escenarios diferentes, un amplio living con sofás y poltronas. “La casa tradicional viñamarina es de construcción noble, siendo la madera uno de los materiales predominantes. Esto nos llevó a trabajar en la nivelación de la propiedad con diferentes metales, colores e iluminación para generar un equilibrio lógico y armónico”.

Ceviche de salmón y camarón con cebolla morada, leche de tigre y cilantro ($8.500)
Camarones de verano, camarones con apio y manzana, dressing de eneldo y garrapiñada de maní ($6.500)
Pizza plateada braseada 12 horas en carmenere y especias, con papines y portobellos en mantequilla de romero ($11.500)
Pizza plateada braseada 12 horas en carmenere y especias, con papines y portobellos en mantequilla de romero ($11.500)

Leonardo es el chef ejecutivo “Nina, propone una cocina mediterránea con sutil fusión latina. Una cocina generosa, sabrosa y cuidada, con un bar y cava muy potente. Nos especializamos en pizzas de masa madre a la piedra, tapas, ceviches y tiraditos. Empleamos métodos tradicionales rápidos y poco invasivos para el producto. Es la base de la tradicional cocina mediterránea y así lo hacemos valer”.

Caesar salad con atún y cranberry mix de hojas verdes en su dressing, cranberry y slide de atún, croutones y escamas de parmesano ($7.900)

Para el tapeo recomendó el Pulpo grillado con romesco y arepas, tentáculo de pulpo marinado con oliva y pimentón español, salsa romesco y arepas ($8.500); Shakshuka, paila de huevos con pimiento, cebolla salteada y tomate horneado, mezcla de especias y chile sutil ($5.100); y el Tiradito de atún limoneta de sésamo y lima, palta, cebolla morada encurtida y cilantro ($7.600).

A continuación la carta destaca sus Pizzas de alcachofa y prosciutto, pomodoro, mozzarella, corazón de alcachofas con olivas negras y prosciutto ($8.900) o la de Salmón con fonduta de tomates, salmón a la plancha con fonduta a temperatura de tomates, olivas negras y papas cremosas ($10.500). Además está la Entraña al fierro con chimichurri y zanahorias rostizadas, con aderezo de eneldo, ensaladilla verde y dressing balsámico ($13.500); y Caesar salad con atún y cranberry mix de hojas verdes en su dressing, cranberry y slide de atún, croutones y escamas de parmesano ($7.900).

Nina Tonic, gin Brumble con tónica, frutos rojos y twist de cítricos ($5.700)
Cynar Julep, cynar, menta, limón, jugo de pomelo y syrup ($4.200)

Para el postre, Crema catalana bruleada con arándanos ($3.900); Sticky Toffee, bizcocho tibio de dátiles con helado de vainilla y salsa toffee caliente ($4.300); Flan de coco, crema de avellanas y chocolate, almendras y candy ($4.200); y Némesis de chocolate con frutos rojos, biscuit de chocolate súper húmedo sin harina, crema de chocolate blanco y frutos rojos ($4.600).

“En cuanto a los cocteles puntualmente nos basamos en los clásicos con algunas variantes además de propuestas fuera de carta. Priman los sours ricos y espumosos y deliciosos vermouth y spritz. Ofrecemos una variedad muy amplia de todas las categorías de destilados, ocupando los whiskies un espacio importante como también los piscos”. Leonardo mencionó el Nina Tonic, gin Brumble con tónica, frutos rojos y twist de cítricos ($5.700); Cynar Julep, cynar, menta, limón, jugo de pomelo y syrup ($4.200); Germain Spritz ($6.500) y Aperol Spritz ($4.500).

 

“Nina, propone una cocina mediterránea con sutil fusión latina. Una cocina generosa, sabrosa y cuidada, con un bar y cava muy potente”

 

PROTOCOLOS

Para el funcionamiento han incorporado todos los protocolos de seguridad y prevención necesarios. “Hacemos controles de temperatura y toma de datos de todos los clientes que ingresan y por cuestiones de privacidad. Esa información que solo recolecta nuestra anfitriona al ingreso, la archivamos en una carpeta en la administración. Por otro lado, mantenemos registro de temperaturas de nuestro equipo y el distanciamiento dentro de las áreas de trabajo de manera rigurosa. También en el ingreso de proveedores y antes de las entregas de estos, llevamos un control de temperaturas y datos. Por supuesto el alcohol gel, el amonio cuaternario, jabones especiales, la frecuencia de lavado de manos, mascarillas, etc., ya son algo de todos los días”.

“Este es un proyecto que justamente nace en medio de la cuarentena total que vivió el país durante el primer semestre del año 2020. Si bien todo proyecto de negocio tiene riesgos, está claro que en esta oportunidad los riesgos eran aún mayores. De todos modos, a la hora de hacer el último análisis, tuvimos tres variables de mucho peso que sin dudas influyeron en la decisión. En primer lugar, estábamos convencidos que la situación de crisis sanitaria pasaría tarde o temprano, en segundo lugar, entendíamos que el mercado de esta industria se recuperaría rápidamente. Esto es por la simple razón que el ser humano es sociable por naturaleza y saldría nuevamente a compartir con familiares y amigos ni bien pudiera. La tercera es que teníamos muy claro el tipo de producto, calidad y experiencia que brindaríamos el día que abriéramos nuestras puertas y eso es un diferencial enorme que tratamos de capitalizar día a día”, describió finalmente Leonardo.

 

Nina Bar Restaurant

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más