Fiestas Patrias y reactivación de la gastronomía


El alto flujo de turistas que se desplazó por Chile durante las fiestas patrias ante la posibilidad de trasladarse con mayor libertad por el territorio nacional ha instalado una cierta percepción de que la industria del turismo, y la gastronomía, en particular, se están reactivando.

Es cierto que el rubro de los locales de comida está teniendo una mayor demanda desde que se implementó el pase de movilidad y el país avanzó hacia un mayor desconfinamiento, pero la realidad indica que esa recuperación es todavía muy incipiente, y que pasará un buen tiempo antes de que el sector gastronómico se pueda poner de pie de forma consolidada.

El haber estado prácticamente un año y medio sin funcionar por orden de la autoridad, o muy limitados para hacerlo, provocó una profunda merma de ingresos que demorará un largo lapso para revertir esa situación, especialmente porque parte de los ingresos que hoy están percibiendo los restaurantes por mayor demanda, deben ir destinados a pagar las ayudas estatales recibidas durante el período de la crisis, como es el caso de los créditos Fogape.

Además, las restricciones de aforo que aún se mantienen, y que seguramente continuarán por un período prolongado, provocan que esa mayor demanda tenga un límite, ya que no se puede atender a más gente de la que establecen los actuales protocolos sanitarios. No hay que olvidar que un gran número de empresas gastronómicas se tuvo que endeudar para sobrevivir a esta profunda crisis provocada por la pandemia, las que en su gran mayoría son micro y pequeñas empresas, o proyectos familiares, que han estado al límite

de sus posibilidades para evitar el cierre definitivo, como sí le ocurrió a una gran cantidad de restaurantes que desaparecieron.

La industria gastronómica continúa en una condición de fragilidad y precariedad que permanecerá hasta que se pueda retornar a un escenario de mayor normalidad, como el que se tenía hasta antes de la pandemia y el estallido. ¿Cuánto tiempo transcurrirá hasta que ello ocurra? Es todavía incierto. Por eso, la clave para que el sector se recupere de forma efectiva y se pueda establecer una verdadera reactivación, dependerá de que el país no vuelva a retroceder en términos sanitarios y podamos sostener esta apertura en el tiempo.

Y para sostener esa apertura se requiere de un esfuerzo conjunto, como el que están haciendo los restaurantes para cumplir a cabalidad los protocolos de seguridad sanitaria, que eviten los contagios en los locales de comida, como en la práctica ha ocurrido. Pero también se requiere del compromiso individual de las personas por acatar las normas sanitarias, no sólo en estos lugares, sino que siempre.

Somos una industria de la que dependen miles de familias en Chile, y su subsistencia es fundamental para el desarrollo y progreso del país, de ahí que el llamado que hacemos como sector es a reforzar las medidas de control de la pandemia y a no relajarse porque hoy el número de contagios es bajo, precisamente gracias al esfuerzo de todos.

Un nuevo confinamiento sería la lápida para nuestro rubro y también para la economía nacional. De eso debemos tener mucha conciencia, de manera que podamos continuar disfrutando de los espacios y buenos momentos que ofrecen los restaurantes, especialmente en un momento, donde el reencontrarse y compartir, ha adquirido una dimensión aún más significativa.

Etiquetas:
Achiga - Máximo Picallo - Opinión - Presidente Asociación Chilena de Gastronomía




Déjanos tu comentario

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más