Los Buenos Muchachos Bellavista

Más gourmet y tan legendario como siempre

Más gourmet y tan legendario como siempre

Renovado, uno de los más tradicionales e icónicos restaurantes de la capital se instaló en Patio Bellavista, ocupándose de mantener todo aquello que le ha hecho forjar una fiel clientela a lo largo de ocho décadas. A su vez, tomó aires de un bistró, destacando una cocina acogedora y llena de clásicos, pero muy bien acompañada de nuevas tendencias, productos y técnicas, toda una tentación para el disfrute de antiguos y nuevos comensales.

Procurando no perder su esencia e inspirándose en el concepto bistró para atender las exigencias de un nuevo público, Los Buenos Muchachos sigue escribiendo su historia y protagonizando la escena gastronómica de Santiago, ahora, desde su espacio en Patio Bellavista, un local de dos pisos, con terrazas y apto para 250 personas, que abrió sus puertas en enero pasado, mostrando una interesante evolución mediante la que nuevos y antiguos clientes disfrutan de una carta con originales preparaciones así como añosas recetas, muchas premiadas, pues el objetivo “es que no solo disfruten la comida, también es traer un recuerdo a los comensales”, comenta Javiera Vivanco, gerente de Marketing y Ventas.

Lo anterior se une a la idea de entregar una experiencia actual y es por eso que se sumaron al uso de redes sociales, ingresaron al mundo de los influencers y trajeron nuevas tecnologías para su sistema operativo y carta en versión digital. En lo estético, el restaurante luce contemporáneo sin dejar de ser histórico, esto, gracias a antiguas sillas de terraza y relojes de cien años, entre otras piezas de la familia Vivanco.

JAVIERA VIVANCO, gerente de Marketing y Ventas

Todos los cambios se hicieron en un proceso no exento de complicaciones, detalla Javiera Vivanco: “Se trataba de no perder la esencia de Los Buenos Muchachos, pero desarrollando un producto y una experiencia más gourmet para llegar a una generación joven”.

Al instalarse en Patio Bellavista y coexistiendo ahí con diversidad de propuestas gastronómicas, todas muy diferentes a su estilo familiar y cocina de platos generosos, la decisión de hacer un giro se reflejó especialmente en la carta. En la propuesta de Los Buenos Muchachos Bellavista figuran recetas de estilo gourmet y porciones más acotadas, sobresaliendo platos como el asado Furia Mix, donde la carne se cocina durante seis horas en una receta que incluye hierbas del sur. En la mesa, el comensal lo disfruta con una fusión de verduras salteadas y una presentación especial del premiado pastel de choclo de la casa.

 

Procurando no perder su esencia e inspirándose en el concepto bistró para atender las exigencias de un nuevo público, Los Buenos Muchachos sigue escribiendo su historia y protagonizando la escena gastronómica de Santiago, ahora, desde su espacio en Patio Bellavista

 

Vale destacar que el protagonismo de platos estrella, como el recién mencionado o las empanadas de pino y las parrilladas, está intacto. Así lo enfatiza Javiera Vivanco, quien comenta, además, la especial preocupación hacia los amantes de la carne, pues están trabajando cortes premium y técnicas que no eran posibles de hacer para el público del restaurante de Cumming, dada la alta demanda a la que ese local siempre ha debido responder con su capacidad 1.200 sillas. De este modo, en Patio Bellavista la invitación es a dejarse sorprender con nuevas opciones, como la de parrilla individual personalizada.

UNA FIESTA QUE NO SE DETIENE

La filosofía de salir a comer, pero también de ir a pasarlo bien no cambia en Los Buenos Muchachos Bellavista. Aunque, por causa de las nuevas normas sanitarias, este restaurante no dispone de instancias para que los clientes bailen, a la hora de almuerzo hay música y danzas con presentaciones de, aproximadamente, 20 minutos.

ENSALADA DE QUÍNOA, sumando variedad a la oferta de platos fríos ($5.580)
SIEMPRE PROTAGONISTA EN LA CARTA, Pastel de Choclo ($8.980)
CEBICHE MIXTO ESTILO LIMEÑO ($8.980)

Probablemente, Los Buenos Muchachos no sería lo mismo sin estos momentos de diversión más allá de la mesa, son parte de su historia, aquella que comenzó en 1939, cuando José Ignacio Vivanco Parada vendía chicha, pipeño, cocimientos y otros platos para mantener a su madre y seis hermanos. Su buen servicio derivó en una fiel clientela y transformó su local en una picada con imperdibles como pichanga y arrollado. Cuando hubo que formalizar el negocio, inspirándose en una canción que cantaba un grupo de comensales con cita cada martes, surgió el nombre de Los Buenos Muchachos. Y más tarde, ya consolidado como negocio familiar, las jornadas duraban hasta la madrugada y el lugar ganó particular fama en el circuito de la bohemia santiaguina, siendo visitado por escritores, políticos, obreros y empleados de diferentes áreas. Pronto, en su carta comenzaron a hacerse conocidas las parrilladas y en los panoramas capitalinos, sus bailes folclóricos y música en vivo.

 

En la propuesta de Los Buenos Muchachos Bellavista figuran recetas de estilo gourmet y porciones más acotadas, sobresaliendo platos como el asado Furia Mix, donde la carne se cocina durante seis horas en una receta que incluye hierbas del sur.

 

Con esa exitosa fórmula transcurrieron las décadas sin mayores cambios hasta que, hace algunos años, el negocio familiar motivó a las generaciones más jóvenes y se dio paso, por primera vez, a la presencia de una mujer en tareas de gestión. Javiera Vivanco comenzó a trabajar formalmente en Los Buenos Muchachos durante 2016, luego de estudiar ingeniería comercial y crear su propia banquetera, apoyada por su práctica junto a profesionales de la cocina como Guillermo Rodríguez y Marta Correa.

FIEL A LOS AMANTES DE LA CARNE, el restaurante ofrece Bife Chorizo ($14.980)
EMPANADA DE PINO HORNEADA ($2.980)

Durante la pandemia, advirtió la importancia de potenciar el negocio familiar, especialmente, en innovación y marketing. Comenta que, precisamente antes de la emergencia sanitaria, Los Buenos Muchachos vivía una etapa de alta demanda, recibiendo gran flujo de clientes, entre estos, importante número de turistas extranjeros. Sin embargo, las restricciones impuestas en 2020 afectaron al restaurante y, sin poder recibir clientes, hubo que aventurarse en el sistema delivery, a lo que más tarde se sumó una línea de congelados y otra de comida al vacío.

FETUCCINI CON CAMARÓN SALTEADO, uno de los platos debutantes ($6.980)
CHANCHITO CAMPERO, receta familiar convertida en un clásico del restaurante y plato destacado de la cocina típica chilena ($13.580)

Mientras se manejaban en el incierto escenario, llegó la noticia de la expropiación del terreno ocupado como estacionamientos en el local de Cumming a raíz de la extensión de las líneas de Metro, duro golpe a una de las mayores ventajas comparativas del espacio. A esos contratiempos se sumó el cierre de fronteras para la industria de la carne con lo que no solo subió de precio su producto estrella, sino que también hubo ausencia de favoritos de la carta.

En ese contexto se dio la oportunidad de instalarse en Patio Bellavista, algo que implicaba salir de la zona de confort, dejar de atender en el lugar donde se había trabajado por 86 años. Lo hablé con mi papá, planteé la oportunidad de adaptarnos y llegar a un cliente objetivo al que nunca se había llegado, puntualmente, el público joven, vegetarianos, veganos. Una generación exigente, que busca comer saludable y se fija en lo que come”, detalla Javiera Vivanco.

 

Actualmente, el público que Los Buenos Muchachos recibe en Patio Bellavista es, en promedio, más joven que el grupo de personas que usualmente optaba por el restaurante. Lo mejor es que la nueva ubicación no ha impedido que los antiguos clientes también lleguen y, poco a poco, se ha ido formando una entretenida mezcla de comensales

 

La apuesta hizo sentido y se llevó a cabo. Actualmente, el público que Los Buenos Muchachos recibe en Patio Bellavista es, en promedio, más joven que el grupo de personas que usualmente optaba por el restaurante. Lo mejor es que la nueva ubicación no ha impedido que los antiguos clientes también lleguen y, poco a poco, se ha ido formando una entretenida mezcla de comensales, a la que, sin duda, aporta una filosofía acorde con tendencias actuales, por ejemplo, hoy se definen como espacio pet friendly.

ASADO DE TIRA FURIA MIX, se luce con la cocción lenta de la carne ($14.980

El feedback ha sido positivo, asegura Javiera Vivanco. La gerente de Marketing y Ventas cuenta que muchos comensales les han comentado el gusto que da ver a Los Buenos Muchachos en su nueva ubicación y lo grato que ha sido saber que regresaron a la escena gastronómica: “El apoyo de la gente fue clave para seguir adelante con el negocio, recibimos cien mensajes diarios, por lo bajo; nos contaban de sus celebraciones en el restaurante... No podíamos decepcionar a la gente que no quería que desapareciéramos”.

IMPERDIBLE Y CLÁSICO POSTRE: Leche Asada ($3.680)
CHEESE CAKE con salsa de arándanos ($4.980)

GARANTÍA DEL EXPERTO

En esta nueva etapa, la cocina de Los Buenos Muchachos tomó lo mejor de sus bases y todas las ventajas que trae una renovación. El equipo de servicio, liderado por personas con 70 años en la empresa, cuenta por primera vez con mujeres, y en la cocina, donde laboran ocho cocineros, también se mezclaron nuevos y antiguos profesionales del restaurante, todos ellos liderados por el chef Rodrigo Gallo.

 

“El apoyo de la gente fue clave para seguir adelante con el negocio, recibimos cien mensajes diarios, por lo bajo; nos contaban de sus celebraciones en el restaurante... No podíamos decepcionar a la gente que no quería que desapareciéramos”.

 

Su sistema de trabajo funciona en conjunto con Cumming, actualmente, convertido en una sucursal de abastecimiento para las instalaciones de Bellavista y Beauchef (punto de despacho para delivery) y donde, según destaca Javiera Vivanco, está la cocina más grande de Latinoamérica, con cuatro pisos, ascensor y equipos para preparaciones al vacío. Contar con este centro de producción permite anticiparse, de manera que hasta Patio Bellavista llega todo casi listo para servir. Algunos últimos pasos se dan en parrillas y hornos que permiten el uso de maderas para cocciones capaces de brindar nuevas experiencias gastronómicas.

TROPICAL NATIVA es un cóctel preparado con cúrcuma, jengibre y piña, también lleva sauco sprit y licor de flor de sauco, espumante brut, soda y limón para unir sabores
CLAVO OXIDADO, versión que lleva whisky escocés y destilado de Drambuie a base de miel de brezo y whisky, también escocés
BRYAN CONISLLA, bartender

La gerente comenta que el buen resultado de los nuevos sabores, en gran parte, está asegurado gracias al respaldo que sabe entregar una cocina de tradición y experimentada como la de Los Buenos Muchachos. Es por eso que se han atrevido a innovar no solo en nuevos cortes de carne, técnicas y formatos, también creando una carta con pastas, risottos y ensaladas donde ya no solo están las clásicas chilena o mixta, ahora hay recetas con ingredientes como quinoa y sofisticados aliños.

Los sabores del mar no se quedan atrás y esta cocina da cuenta de eso con opciones como Jardín de Mariscos: mix con camarones, ostras, ostiones y cebiche, algo que jamás se había hecho en Los Buenos Muchachos, pero que aquí existe porque “la invitación es a probar algo nuevo en un espacio donde también están tus platos de siempre”, enfatiza Javiera Vivanco. Lo mismo ocurre en la coctelería, área a cargo del bartender Bryan Conislla y cuya carta sorprende con la incorporación de variedad de cócteles de autor. Son preparaciones que conviven con tragos clásicos y resaltan el producto chileno, mostrando nuevas alternativas, desde cerveza artesanal hasta gin, todo esto aprovechando el respaldo de la marca Los Buenos Muchachos, un camino que no es antojadizo, pues buscan aportar a la industria gastronómica local, ayudando a los proveedores chilenos y dando valor al producto de origen.

 

Los Buenos Muchachos Patio Bellavista

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más