Diego Cocina

Llenando el vacío con sabor

Llenando el vacío con sabor

Chef Diego Fernandino Yarur, dueño de Diego Cocina

Un año cumple diego cocina, el delivery de comida gourmet al vacío del chef Diego Fernandino. Para celebrar, planea abrir las puertas de su local al público durante el mes de mayo

            Diego Fernandino Yarur lleva cocinando desde los 12 años, y trabajando en cocina desde los 19. En cuarto medio, mientras sus amigos estudiaban para la PSU, él buscó trabajo en un restaurante y terminó en Osadía, de Carlo Cocina. Luego vinieron La Perla Del Pacífico y Hanzo; y mientras estudiaba en Culinary, estuvo tres meses en ABac de Jordi Cruz –un ícono de tres estrellas Michelin–, en España.

            Dos temporadas en el Centro de Eventos Santa Micaela su suman a su experiencia y son extensiones de una pasión que nació en casa y que hoy –a los 24 años– le tienen concentrado en Diego Cocina, su emprendimiento de delivery gourmet que se encuentra actualmente ad-portas de atender presencialmente a público en su local tan pronto la salida de cuarentena en Santiago Centro lo permita.

Smoky Lomo: Lomo ahumado con salsa de pimentón tatemado y oan de masa madre

TRANSPORTAR CON EL SABOR

            Cuando comenzó el 2020, Diego tenía planeado viajar a Tailandia, un anhelo que se arrastraba desde que, siendo niño, conoció por primera vez la comida del sudeste asiático. “A los doce años ya intentaba hacer sushi”, ríe. Para él, este viaje significaba seguir desarrollando su potencial y aventurarse en un mundo que siempre le ha cautivado.

Pulpo confit

            “Es necesario conocer a la gente, conocer cada lugar, ver la cultura reflejada en la comida, entender qué se come, qué ingredientes se ocupan y por qué se come. Por eso quería tanto viajar a Tailandia hace un año, y aún quiero. Allá, el ochenta por ciento de los restaurantes están en la calle. Si se abre otra vez la posibilidad de ir a Tailandia, voy a viajar. Es un tema muy importante para mí, porque me encanta viajar y para desarrollarme tengo que ir sí o sí al lugar. Con los sueños, después se pasa la hora y uno se arrepiente”, sentencia convencido.

Marcela y Diego armando canelones de ostión

            Sin embargo, debido a la pandemia, las cosas tomaron otro rumbo y su aventura fue otra. Con el vuelo cancelado, Diego –quien por entonces vivía con su padre– no dejó de cocinar. Utilizando una máquina de sellado al vacío que se encontraba a la mano, decidió tomar sus preparaciones gourmet, inspiradas por la comida asiática, mexicana y peruana (sus favoritas), y convertirlas en una propuesta de delivery donde, conservando el sabor al máximo en este empaque, y haciendo partícipe al consumidor en el proceso, vio que era posible hacer viajar los paladares de otra manera.

Alitas de pollo sriracha miel

            “Esas son las cosas que me gusta lograr con la comida: llegar a los recuerdos, a la energía de los distintos lugares”, dice, recordando cómo hace poco, en el cumpleaños de una tía, decidió preparar comida árabe tradicional, cosas que había probado cuando pequeño. ¿El resultado? Los comensales le comentaron cómo se habían sentido transportados a Palestina.

 

Utilizando una máquina de sellado al vacío que se encontraba a la mano, decidió tomar sus preparaciones gourmet, inspiradas por la comida asiática, mexicana y peruana (sus favoritas), y convertirlas en una propuesta de delivery

 

Risotto de centolla

 NO RECALENTAR

            Una vez que Diego comenzó a sellar sus platos, decidió utilizar su cuenta de Instagram personal @diegofernandino para promocionar sus productos, y el resultado fue increíble. Sus seguidores, acostumbrados de hace un tiempo a sus posts e historias de cocina, llevaron a Diego Cocina a vender 130 platos en la primera semana de funcionamiento. En ese momento, Diego hacía todo solo, y debió inmediatamente acomodarse a la demanda y la excelente respuesta de sus comensales.

Pollo glaseado al estilo teriyaki con arroz chaufa

            “Cuando partimos fue una locura, porque me metí yo solo a trabajar. Ya a la segunda semana me empezaron a ayudar mis hermanos, mi papá, y mi ex-polola. Después realicé una inversión, contraté más gente, puse más equipo. En todo este tiempo hemos ido sobreviviendo y cambiando de ramas, comenzando a trabajar en distintas líneas”, explica. Producto de la gran recepción del público, abrió también una cuenta de Instagram aparte para el emprendimiento, llamada @diegococinacl, donde recibe diariamente pedidos por WhatsApp, entre 9 y 19 horas.

            Diego Cocina llega a casi todo Santiago, y el servicio de reparto lo han manejado ellos mismos hasta ahora, con distintos valores de despacho dependiendo del sector, aunque se encuentran actualmente negociando con una empresa para que se haga cargo de la distribución. Donde más salida tienen los platos de Diego es en la Zona Oriente: Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea; pero también Santiago Centro y Providencia. “La verdad, es que si no hubiera pasado la pandemia no me hubiera ido tan bien”, ríe. Incluso, ofrece productos pre-elaborados a varios restaurantes como La Picantería y Lolita Jones, principalmente pulpo; y tiendas del barrio suelen hacer pedidos de pulpo al olivo y locos cocidos, que se llevan mucho.

Diego cocina las recetas de cada preparación

            Los platos, que van desde Currys a Saltados, pasando por pescados, mariscos, risottos e incluso costillas BBQ coreanas, tienen valores entre los seis mil y nueve mil pesos. “Y la gran gracia del producto es que se conserva mucho más al estar al vacío, las bolsas son reciclables, es mucho más seguro en estos tiempos de pandemia y, lo más importante, es que la comida va precocida: tú la terminas de cocinar en la casa”.

Costillar BBQ con puré de papas

            Para ello, las instrucciones son simples: tomar la bolsa, sumergirla en agua a punto de hervir (pero nunca en ebullición), dejarla 10 minutos, abrirla con sumo cuidado, y servir. El consumidor es partícipe de la preparación. “Si yo te mando un risotto, y lo comes sin calentarlo, el grano va a estar un poco duro. Pasados esos 10 minutos, lo tienes en su punto. Esto no es recalentar, es terminar de cocinar”.

 

“Y la gran gracia del producto es que se conserva mucho más al estar al vacío, las bolsas son reciclables, es mucho más seguro en estos tiempos de pandemia y, lo más importante, es que la comida va precocida: tú la terminas de cocinar en la casa”.

 

STOCK GOURMET

            “Como hacemos la comida al vacío, nos podemos programar desde antes en la elaboración, y los platos pueden llegar a durar siete días en total. Nosotros los tenemos dos días acá en la cocina, y el consumidor los puede guardar por cinco más en su casa. Incluso podrían congelarlo”. Es esta característica específica de su producto la que le ha llevado a idear un nuevo concepto, en el que se encuentra trabajando, y que suena ideal para el abastecimiento en medio de la contingencia: un pack de comida gourmet para la semana o el fin de semana, a un precio mucho más barato.

Salmón con risotto caprese y salsa de aceto balsámico

            “A la gente le ha gustado mucho nuestra comida, y he aprendido bastante sobre cómo hacer funcionar un restaurante, y a emprender bien. Me he caído, me he levantado, y ahora tengo una nueva socia, que es Marcela Pérez. Ella es muy capa en administración, y eso me permite poder estar más tiempo en la cocina. Me había empezado a desgastar mucho, pero ahora puedo cocinar tranquilo, que es lo que más me gusta”.

 

“Como hacemos la comida al vacío, nos podemos programar desde antes en la elaboración, y los platos pueden llegar a durar siete días en total. Nosotros los tenemos dos días acá en la cocina, y el consumidor los puede guardar por cinco más en su casa. Incluso podrían congelarlo”

 

            Tan tranquilo se siente Diego, que actualmente Diego Cocina se encuentra celebrando un año de funcionamiento, en el mismo local de Victoria Subercaseux –a un costado del Cerro Santa Lucía– donde opera hasta el momento exclusivamente como delivery, pretende comenzar a atender a público de forma presencial apenas se levante la cuarentena, la idea es operar en público en horario de almuerzo y cena, abriendo desde las 12:30 hasta las 21 horas.

Canelones rellenos de plateada ahumada y salsa carbonara

            Esperando la apertura, Diego ya encargó un toldo y cinco mesas, buscando aprovechar el espacio al aire libre y la ubicación estratégica que tienen, en pleno Lastarria. “Cuando abra el local, creo que mi plato estrella serán los conos de pulpo frito con salsa, y también el ramen”, añade emocionado y orgulloso.

 

Diego Cocina

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más