KA Lounge

Experiencias gourmet en Cochoa

Experiencias gourmet en Cochoa

GLACIAR KA. Mix de 27 piezas mixtas, incluye criollo, niguiri nikkei, niguiri trufado, sashimi moriwase, ostra acevichada y almeja chalaca ($29.900)

Con solo 26 años, Claudio Jofré Manukian ya tiene dos restaurantes a su haber, ambos creativos en sus propuestas, situados sobre plena costa viñamarina, en primera fila frente al mar.

Claudio Jofré Manukian ha pasado gran parte de su joven vida en el mundo gastronómico. De padre y madre dueños de restaurant, se fue empapando del rubro, lo cual le ha permitido tener experiencia para abrir sus propios locales: La Isla y KA Lounge en playa Cochoa.

Estudió Ingeniería Comercial en la Universidad Andrés Bello, carrera que terminó hace pocos años. “Mi primera empresa estuvo vinculada al mundo de las fiestas juveniles. Empezó cuando aún estaba en la universidad y lo desarrollé por 4 años”, recuerda quien llevó a cabo su práctica en CCU, “me sirvió mucho porque justo me tocó en el área de trademarketing, lo cual se vinculaba al Canal Horeca”. Claudio hizo una pausa evidente en sus actividades, al inicio de la pandemia y aprovechó el tiempo para hacer un MBA a Madrid. “Todas estas experiencias me llevaron a pensar que lo que yo quería para mi vida era ser independiente y dirigir mis propios locales en el rubro gastronómico”.

A su regreso de España, en diciembre del 2020 abrió La Isla. Un año más tarde se aventuró con KA Lounge, ambos restaurantes ubicados en la misma calle. “Ya saliendo de la universidad siempre tuve claro qué haría, y gracias a que mi padre tenía los espacios (una bodega y un restaurante destinado solo a recibir a la gente de los buses de turismo), me los facilitó para desarrollar mi proyecto”.

 

Claudio Jofré Manukian ha pasado gran parte de su joven vida en el mundo gastronómico. De padre y madre dueños de restaurant, se fue empapando del rubro, lo cual le ha permitido tener experiencia para abrir sus propios locales: La Isla y KA Lounge en playa Cochoa.

 

CLAUDIO JOFRÉ MANUKIAN, dueño de
KA Lounge

DE LA ISLA A KA LOUNGE

La Isla nace como un restaurant de playa, con cocina y coctelería de autor. “La idea era salirme de lo tradicional que ofrece la costa que se suele conocer hoy. Me atreví con distintos platos y preparaciones, dj y música en vivo. La aceptación de la gente fue maravillosa. El espacio nos ha favorecido desde los inicios, con un salón principal y dos terrazas. Destaca el salón sobre la arena, en la playa misma, a metros del mar, que les ha encantado a los visitantes pues los traslada al Caribe”, describe Claudio, quien explica además que con su segunda empresa quiso centrarse en la comida nikkei.     

Si bien La Isla se armó sobre la base de un restaurant que ya existía en su infraestructura, no en su concepto, en el caso de KA, el desafío fue mayor. “Había una bodega donde se guardaban cachureos y estaba pegada al restaurant. Un día se me ocurrió aprovechar este espacio. En primera instancia pensé ocuparlo para La Isla en temporada de invierno, pero después vi una oportunidad de negocio con dos conceptos distintos. KA se armó de cero, tardamos nueve meses, solo estaba la estructura, hicimos dos terrazas y le dimos un aire de restaurant y de anfiteatro”, recuerda Claudio.   

HOT TAMAGO. Res grillada, huevo de codorniz y cilantro ($6.400)

Lo bautizó como KA Lounge, en honor a su madre, que se llama Karen Manukian. “Para este segundo negocio, pensé en cambiar el concepto de venta de sushi que se conocía y me atreví con un sushi nikkei, más elaborado, con mucho producto fresco y pescados de roca, atún de Isla de Pascua, etc. Dirigido a un público desde los 30 años en adelante”.

UMI ROLL. Langostino tempura, atún, palta, pepino y espárrago, cubierto con pescado del día y salsa cítrica de ají amarillo ($11.000)
ARROZ NIKKEI, arroz saltado con mix de mariscos, chicharrón de pescado, verduras salteadas con arroz amarillo, toping de ostión en batayaki y camarón de roca ($12.800)
MAGURO TARTAR. Tartar de atún de la Isla de Pascua aderezado con emulsión de maracuyá y rocoto, quinoa roja crispy, ciboulette, mostaza encurtida y aceite de sésamo, con toping de emulsión de palta wasabi y jengibre ($12.900)
MIX NIGUIRI NIKKEI. 10 piezas de niguiris a elección del chef según productos del día ($16.900)
NIKU TARTAR. Finos cortes de filete de res y chalaca, aderezados con aceite de trufa, yemita de huevo de codorniz y wantan ($12.500)

En la ambientación de KA Lounge predomina la modernidad, la elegancia del salón, el protagonismo de la barra y de los colores negros y dorados (vinculados a la marca). En ciertos sectores hay budas y llama la atención el techo, cuyas líneas se repiten en el suelo, para dar una conexión al espacio, que ofrece una capacidad de 180 personas. Acá el entorno marino se aprovecha con dos terrazas situadas a los costados del local, al norte y al sur. Están elevadas, pero sobre la arena y permiten ver y sentir el mar muy cerca.

 

“Para este segundo negocio, pensé en cambiar el concepto de venta de sushi que se conocía y me atreví con un sushi nikkei, más elaborado, con mucho producto fresco y pescados de roca, atún de Isla de Pascua, etc. Dirigido a un público desde los 30 años en adelante”, Claudio Jofré Manukian dueño de Ka Lounge

 

UNA NUEVA MIRADA NIKKEI

La carta de KA se cambia dos veces al año y es un trabajo de equipo, liderado por Claudio Jofré y chefs como Hernán Huasco, quien estudió cocina en el Instituto Marítimo de Valparaíso y luego en el Instituto MIHA de Valparaíso hasta el 2006. Sus primeros trabajos abarcan el área de panadería en supermercados y en La Gran Torre en Viña, de comida china y el Hotel Sheraton Miramar, como práctica oficial, donde se quedó en el área de banquetes. También laboró en el restorant D'lamari en Cochoa, y en El Gaucho en Viña. Un año más tarde pasó al Club Español de Reñaca como chef repostero y fui transferido por los mismos concesionarios a El Club House de Marbella, en el restaurant Santo Pez. El 2008 se unió a la familia Manukian, que tenía otros restaurantes, hizo una pausa y se pasó a Sushihome Beach y después a Iro Sushi en Quilpué. En 2021 fue contactado para trabajar en el equipo de KA lounge, donde tomó la jefatura de cocina hace casi 3 meses.  “La cocina asiática se ha hecho parte importante de mi carrera profesional. Me siento cómodo trabajando acá, pues me agrada que esté en constante evolución sin dejar de ser estructurada y rigurosa en sus detalles”.  

HONEY CREAM EN CROCANTE DE BARQUILLO. Masa de barquillo con cremoso de miel, helado de crema caramelizado y salsa de lúcuma ($6.200)
CREMOSO DE CHOCOLATE RUBY. Cremoso de chocolate con salsa de frambuesa y fresas maceradas, decoradas con placas de chocolate ruby y merengue ($5.800)

Sobre la línea gastronómica de KA, Hernán dice “estamos apostando por una propuesta poco tradicional y vanguardista para el general de los restaurantes de este estilo de cocina en la región. Con productos exclusivos y preparaciones que a más de alguno puede sorprender. Dentro de los ingredientes destaca “el foie Grass, el pato de los wantan y los pescados de roca que utilizamos para salir de la tendencia de abusar del salmón y el atún que en general se trabaja en este tipo de cocina”. 

CHARLES 1803. Vodka, té early grey, syrup neutron, trio de cítricos y Campari infusionado en café de grano ($7.200)
7 CERO. Tequila 1800, jugo de pepino, jugo de manzana, jugo de limón y syrup neutro ($6.800)

Algunos métodos que están usando de preparación son el ahumado, curado y marinado al vacío en algunas de las recetas. Es el caso de las entradas como el Hot Tamago, Maguro Tartaro o Niku Tartar. De fondo, Mix Niguiris Nikkei, Umi Roll, Glaciar KA y Arroz Nikkei. De postre, Cremoso de Chocolate Ruby o Honey Cream en crocante de barquillo. Estos platos maridan bien con los tragos de la barra, algunos tradicionales y otros de autor como Charles 1803 y 7 Cero, todos presentados en envases singulares y algunos con efectos de humo.  

 

“Estamos apostando por una propuesta poco tradicional y vanguardista para el general de los restaurantes de este estilo de cocina en la región. Con productos exclusivos y preparaciones que a más de alguno puede sorprender” recalca Claudio Jofré Manukian.

 

En este restaurant, el factor sorpresa o espectáculo es algo que desean imprimir a cada experiencia de los clientes. “Cada noche hay música en vivo variado y shows diferentes, que incluyen intervenciones artísticas a cargo del mismo personal. A lo cual sumamos detalles en el montaje de los platos de fusión peruana japonesa y en la coctelería de autor, donde se emplean maceraciones y receptáculos originales para llevarlos a la mesa”, menciona Claudio y acota que dos jueves al mes se organizan Ladies Nights, con tarot, showroom de belleza, moda y cocteles de gentileza.

EQUIPO KA LOUNGE. Dante Maximiliano Letelier, Juan Darío Fernández y Nickolas Aguados

“Me he preocupado de que en KA el servicio sea ultrapersonalizado, lo que ha derivado en varios clientes cautivos, con tarjetas preferentes para ellos. Es la Ka Member que otorga descuentos y días especiales para quienes la poseen”, recalca Claudio, quien acota que incorporaron delivery hace dos meses, con una presentación llamativa que una vez más sorprende, esta vez a los clientes en sus propios hogares.  

 

KA Lounge

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 18 años cubre en forma amplia todas las propuestas del Canal Horeca y Food Service como también el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta fresca y entretenida.

Leer Más