Gourmet y tan natural como en la terraza de nuestra casa

Nelí Restaurant by Margó

Gourmet y tan natural como en la terraza de nuestra casa

Una cocina atenta a los detalles, sin técnicas ni ingredientes extravagantes, con sabores totalmente familiares y en un ambiente que invita a una pausa, toda una experiencia estando dentro de un concurrido mall. Hablamos de un espacio que, en pocos meses, logró instalarse con personalidad en la escena gastronómica de Santiago, haciéndose cargo de algunas tendencias de estilo de vida recogidas en los últimos dos años.

Un momento de relajo y disfrute en complemento con nuevas dimensiones de sabor bajo la filosofía real food, esto es, platos donde se permite que los ingredientes se luzcan sin ser procesados, casi al natural. Así es Nelí, un restaurante que no pretende encasillarse en ningún tipo de comida, aun cuando tiene clara personalidad: con carácter, su cocina no teme dar protagonismo a ingredientes conocidos, pero poco comunes en espacios gastronómicos. Aquí, una entrada de coliflor asada, más bien confitada durante horas, alcanza tal nivel que enamora a los comensales y logra figurar como uno de los favoritos de la carta.

Los buenos resultados de cada apuesta de sabor fluyen, porque en la esencia de Nelí hay una gastronomía probada a partir de la experiencia de los restaurantes Margó. El origen de la propuesta se encuentra, precisamente en esta firma, hoy convertida en un grupo gastronómico.

Al crear Nelí, el propósito fue forjar algo distinto respecto de lo que se venía haciendo y, dentro del contexto de la pandemia, donde la crisis de salud y el encierro parecieron dar lugar a nuevos ideales de estilo de vida, el camino se definió en torno a lo que puede denominarse un sello slow.

Santiago Errázurizgerente general del Grupo Margó Gourmet-Nelí Restaurant, recalca aquello y comenta que este es un restaurante hijo de la coyuntura de los últimos dos años: “Nació en la mitad de 2021 y tiene un concepto mucho más verde. La pandemia permitió pensar en la velocidad del día a día, y este restaurante viene a tomar esos temas: el contacto con la naturaleza, la comida simple… Si Margó siempre ha seguido la idea de ser la extensión de tu casa, aquí es lo mismo, pero del jardín, de la terraza”. El gerente agrega que, de algún modo, este espacio viene a sintonizar con temas que resonaron durante estos dos últimos años, especialmente, mejorar la alimentación: “Muchas personas se quedaron en la casa y tomaron gusto por la cocina, por las cosas simples, vieron que cocinar sano no era tan complicado y no era malo, era rico. Nosotros recopilamos esta información, una labor en la que se recibió mucho feedback del público, por ejemplo, de productos veganos. Vimos que hay una tendencia donde los clientes tienen una preferencia por restaurantes que tengan esta comida y la desarrollamos de una manera horizontal incluyendo varias alternativas. De esta manera, la propuesta no excluye a nadie, al contrario, congrega”.

 

Nelí, es un restaurante que no pretende encasillarse en ningún tipo de comida, aun cuando tiene clara personalidad: con carácter, su cocina no teme dar protagonismo a ingredientes conocidos, pero poco comunes en espacios gastronómicos.

 

El imaginario donde Nelí es una especie de jardín o terraza en nuestra casa se potencia al pensar que resulta un verdadero oasis en medio de Parque Arauco: el flujo acelerado del centro comercial acaba apenas se cruza el umbral, gracias a un ambiente que lo contrasta y permite desconectarse de la velocidad del día a día, tal como lo destaca Francisca Muñoz, administradora del restaurante. Ese escenario se creó mediante la elección de colores tenues y naturales, parte de la propuesta de arquitectura y diseño donde luce la firma de Enrique Concha y la atenta labor de las hermanas María Jesús Elisa Gutiérrez –socias en el grupo Margó Gourmet-Nelí Restaurant–, siempre muy detallistas, por ejemplo, a la hora de elegir las tonalidades, desde individuales hasta muros.

Ocuparse con detención, incluso de mínimos elementos, es clave de éxito cuando se quiere entregar una experiencia integral, y más cuando el desafío es lograr que el comensal logre ‘escapar’ de la ciudad y del mall en el que se está. Así lo entendieron en este proyecto y es por eso que Nelí viste de mucho verde y materiales naturales, tanto así que es posible encontrarse con un árbol en el interior del restaurante. Las sutilezas también abundan y entre otros elementos a resaltar están los platos de cerámica, las lámparas de mimbre y una propuesta de iluminación que, con luz tenue y cálida, acoge y resalta cada espacio de reunión.

CERCANO Y TRANSVERSAL

Siempre hablamos de la experiencia, más que de la comida. La comida es una parte muy importante de la experiencia, pero esta se conforma del servicio, la ambientación, la posibilidad de abstraerse del día a día, tener un minuto para compartir”, relata Santiago Errázuriz, enfatizando que, al tratar de entregar una vivencia grata, constantemente se valieron de la retroalimentación del público.

Francisca Muñoz destaca, a su vez, que la gente se ha hecho una imagen del restaurante: “Partimos sin publicidad, alejándonos de ser esta especie de hermano de Margó, evitando comparaciones. Y ha sido a través de la experiencia, la comida, el servicio, los colores y los materiales que se usan que la recepción ha sido exitosa (…) No somos un restaurante de mantel largo ni de tiempos, tenemos un trato cercano con el cliente, cordial y familiar, hacemos sentir en casa”. La hospitalidad es lo primero en lo que se instruye a los garzones de este espacio, también se les capacita para que puedan transmitir al comensal los sabores y las experiencias de platos y cócteles disponibles.

Todo lo anterior lo disfruta un perfil de cliente que refleja la transversalidad de la propuesta. Abierto todos los días, desde las 12:30 horas y con una cocina que cierra a las 23 horas, hasta Nelí llega un grupo de personas muy diverso. “En el fin de semana es muy familiar, las tardes son muy de amigos, en los almuerzos hay mucha mezcla entre público del mall, ejecutivos y familias”, detalla la administradora del restaurante.

 

Ocuparse con detención, incluso de mínimos elementos, es clave de éxito cuando se quiere entregar una experiencia integral, y más cuando el desafío es lograr que el comensal logre ‘escapar’ de la ciudad y del mall en el que se está

 

El convencimiento de estar trabajando un concepto que la gente estaba pidiendo y atreverse con ello, incluso, en un momento de incertidumbre, en plena reapertura de espacios de comida tras uno de los periodos de cuarentena en la capital, ha sido clave para tener resultados positivos, tal como lo destaca Santiago Errázuriz. Lo mismo ocurre con el hecho de estar en un mall, una ubicación que no se eligió por casualidad: la decisión responde a temas logísticos y a los datos que tiene el grupo gastronómico respecto de este escenario, ya contando con un restaurante en Parque Arauco: tener información del movimiento y tipo de público fue determinante para un proceso exitoso.

Nelí puede recibir hasta 190 comensales, contando el espacio de su terraza. Para atender a esta gran cantidad de público hay un equipo formado por unas 40 personas, 16 de estas trabajan en la cocina y ahí, bajo las directrices del chef corporativo del grupo gastronómico, Fidel Zelada, quien se encarga de mantener la homogeneidad de las recetas creadas por María Jesús Gutiérrez, cuidando calidad y sabores, el chef del restaurante, Gonzalo Muñoz –profesional que previamente trabajó en Margó–, está a cargo de una ordenada estructura donde los cocineros dividen tareas para los cuartos caliente y frío, además del área de repostería. Se suma una cocina dedicada a la elaboración de pizzas, preparaciones que son parte importante de la carta, fórmula que se abordó con la intención de marcar diferencia, por ejemplo, mediante delicados detalles, como uso de ralladura de limón sutil y masas con vegetales. “La apuesta va de la mano con la experiencia que durante la pandemia María Jesús ha tenido con las masas, tal como le pasó a muchas personas que durante los tiempos de cuarentena aprendieron a hacer pan”, comenta Francisca Muñoz. Y fue un trabajo asumido muy en serio: se compraron hornos especiales para esta labor y se capacitó a los cocineros, alcanzando tal experticia que hoy cuentan con una larga lista de pizzas, contándose entre las más novedosas y exitosas la hecha con masa de coliflor.

A propósito de platos con gran demanda, imposible obviar Atún sobre salsa agridulce y Salmón ahumado con salsa acevichada, alternativas de la sección Laminados, una de las opciones para comenzar la velada en Nelí; para eso también hay bruschettas, recetas con papas y verduras, además de empanadas.

Otras estrellas son platos de fondo como Peras al oporto y Plateada con fetuccini a la huancaína, el primero es una de las variedades del apartado Ensaladas y el segundo, uno de los principales de la sección Carne.

En postres destacan preparaciones representativas de la cocina de Margó y la preocupación por recetas saludables, como una granola de berry sin azúcar refinada y helado con fructosa.

 

Bajo las directrices del chef corporativo del grupo gastronómico, Fidel Zelada, quien se encarga de mantener la homogeneidad de las recetas creadas por María Jesús Gutiérrez, cuidando calidad y sabores, el chef del restaurante, Gonzalo Muñoz –profesional que previamente trabajó en Margó–, está a cargo de una ordenada estructura donde los cocineros dividen tareas para los cuartos caliente y frío, además del área de repostería.

 

Pero al hablar de lo dulce no termina la experiencia, en Nelí esta se completa con una carta de vinos que incluye variedad de cepas; en coctelería, por su parte, hay tragos tradicionales y también con sello de autor, se incluye además la tendencia de cócteles sin alcohol como una manera de adaptarse a lo que pide el mercado.

La flexibilidad que identifica a Nelí se extiende al modelo de negocio y es por eso que una selección de platos está disponible para delivery y en packaging hecho con materiales de origen vegetal, por lo tanto, compostable.

A su vez, y siguiendo la filosofía de Margó, en Nelí siempre está presente la capacidad para acomodar la carta del restaurante a la disponibilidad y oportunidad de productos, es así como en el caso de abrir nuevos locales en Santiago o en otra ciudad, siempre será posible apreciar cómo su cocina incorpora ingredientes y preparaciones de la zona.

La idea de abrir nuevos Nelí es parte del plan a largo o mediano plazo, y la llegada de Santiago Errázuriz, hace poco más de cuatro meses, tiene que ver con aquello, también con una visión macro del negocio del grupo gastronómico. “Lo que se está haciendo es incluir gestión en las labores, por ejemplo, con software de recursos humanos, todo aquello para estandarizar las bases y así poder abrir más locales. Es parte del proyecto, aun cuando no está claro cuándo ni dónde”, dice el gerente, a propósito de la experiencia que ya tienen en Margó atendiendo con éxito y una misma propuesta a públicos muy diferentes.

Nelí Restaurant by Margó

Av. Kennedy 5413, local 363A, Mall Parque Arauco, Las Condes
Horarios: lunes a sábado: 12:30 a 23:00 hrs.
domingo y festivos: 12:30 a 22:00 hrs.
Teléfono: +562 2247 7667
Instagram: @neli_restaurante
Web: www.neli.cl/

Alimentos Polar

¿Cómo tener una despensa más saludable?

Pizzería Capri

Es reconocida como una de las 50 mejores de latinoamérica

Martini Professional

Entrega consejos para el uso correcto del aceite de la cocina

Hotel Cumbres Puerto Varas

Su restaurante Cumbres del Lago estrena nueva carta

Zero Zero Pizzería

Un imperdible en Providencia que busca conquistar con sabores italianos

Jardín Botánico

Coctelería de huerto en The Bistró, Courtyard Santiago Las Condes

Hyatt Place Santiago / Vitacura

Alta tecnología y renovada gastronomía para eventos

De Barrio

Bistró y pastelería moderna en Puerto Varas

Done Properly

La magia del umami

Olam Presenta

Lo mejor de la gastronomía latinoamericana llega a Santiago