Para una experiencia religiosa

Desde muy pequeños todo lo que comemos entra primero por la vista, la presentación es tan importante que hoy nos damos cuenta que podemos aplicarla en todas la facetas de nuestra cocina.

Para una experiencia religiosa

Patricio paillan icon  COLUMNA por Patricio Paillan

No es difícil dejarse llevar por la imagen de un caliente pan y la mantequilla derritiéndose, un jugoso corte de carne (para los carnívoros), un humeante chocolate caliente, una pizza con el queso a punto…Estas imágenes quedan plasmadas en nuestra pantalla interior, no pudiendo evitar que se nos haga “agua la boca”, como la ley del reflejo condicionado de Pávlov, quien descubrió que al ver u oler un alimento que nos gusta, salivamos. Así es, nuestro peculiar cerebro envía señales a nuestras glándulas salivales, excitándolas y secretando jugos gástricos.

food styling2

La comida definitivamente entra por la vista, y caemos rendidos frente a esas impresiones que aluden a nuestra necesidad básica de alimentarnos. Por ejemplo, al darle comida a un niño mañoso, los padres intentan “adornar” el plato simulando una cara, un animal. Así el pequeño se lo come (entró por la vista).

El sicólogo Charles Spence, de la Universidad de Oxford, indica que lo visual como el color de los alimentos, puede modificar la percepción de su sabor y olor, aspecto que arroja un importante tip en la presentación de lo que ofrecemos al comensal.

Comer es un placer, no hay duda, pero, ¿podemos utilizar esta famosa frase y aplicarla a nuestra cocina? a nuestras presentaciones? ¿podemos permitirnos jugar con los deseos sensoriales de nuestros comensales y que el producto se venda? Respuesta: ¡sí, definitivamente! En realidad es una práctica que se realiza, tal vez podemos darnos el lujo de “profundizar”, y así generar más venta acariciando al cliente para que retorne.

Esta práctica se utiliza en la producción de libros de cocina. Por ello existen fotógrafos y chefs especializados en esto, los food stylist. El food styling es un método donde se logra que un alimento se vea espectacular, con un look apetitoso, deslumbrante y vendedor. Así puede generar deseos de comerlo: una completa herramienta de venta.

Como lo indicamos, esta técnica se utiliza preferentemente para fotografiar platos y alimentos, campañas publicitarias, libros de cocina, etc., ocupándose también de la decoración que acompaña el producto a vender (vajilla, mantelería, objetos, etc.)…La idea es que se extienda el área Horeca.

food styling

Ya comentamos en artículos anteriores la importancia de generar una experiencia al comer, y precisamente la presentación de los alimentos es un ingrediente importantísimo:

  • Una cafetería que se precie de tal debe sí o sí exponer sus tortas, dulces y horneados en una vitrina estratégicamente dispuesta, la que debe estar llena de productos. Observar una vitrina vacía genera sensación de pobreza, de poca variedad, de desolación. En definitiva generar elementos decorativos que apoyen y resalten las preparaciones.
  • En el ambiente del catering, una línea de autoservicio debe “adornar” la lonchera que contiene, por ejemplo, porotos con riendas, para que éstos se vendan. Se puede decorar con un pequeño saco con porotos crudos, un jarrón con tallarines, etc., transformándolo en una experiencia de evocación y familiaridad.
  • Un restaurante puede exponer las materias primas con que cocinan (cajas de tomates, frutas, verduras, harinas, etc.), pudiendo evidenciar que se trabaja con productos frescos. Para reforzar lo expuesto, el tema gastronómico se ha acercado y popularizado…se está valorando la presentación de un plato, su estética, cómo ingresa por la vista. Sin duda el programa Master Chef transmite esa idea: que una preparación sea perfecta, que tenga sentido estético, hermosos colores, que haya disposición de los alimentos, que enseñe al público a valorar, a exigir esta condición en las preparaciones.

Estoy convencido que estamos en la era de los sentidos, nos hemos vuelto consumidores exigentes, reclamamos por los olores, los buenos sabores, la belleza en lo culinario y la perfección estética …placer?

Esta solicitud puede ser canalizada por el ámbito Horeca (y en parte se está desarrollando), pero insisto, es un ingrediente que puede ser explotado aún más, con intención, premeditadamente, con enfoque. Jugar con las texturas de las materias primas, con los olores (de especias, por ejemplo), con el color (paleta entregada por la misma naturaleza). ¿Por qué no aprovechar el goce del sabor (comida, vino, pastel, chocolate) y “adornarlo”, permitiendo que el comensal logre una experiencia religiosa?

 

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram