MESÓN DEL RÍO

MESÓN DEL RÍO

Mesón del Río rejuvenece con su nueva carta de invierno

El restaurante de especialidad española que cambió su administración y redireccionó su camino a un concepto más eficiente, hace algunas semanas estrenó su nueva carta. Aquí refleja su personalidad y ganas de potenciar una imagen más jovial.

Santiago Santos, propietario de Mesón del Río
Santiago Santos, propietario de Mesón del Río

HACE DOS AÑOS Y MEDIO que este restaurante convive con sus vecinos de BordeRío, y aunque trabaja para hacerse un nombre entre tanta oferta, la sociedad que encabezaba la administración tenía opiniones diversas. Hoy, un único dueño ha tomado el mando, y en busca de nuevas expectativas arribó con las ideas claras: quiere un negocio eficiente, ágil y relajado, pensado para los amantes de la buena mesa, pero sobre todo, de momentos agradables.

Santiago Santos es ahora quien está a cargo. Con 16 años de experiencia en el negocio gastronómico, cree que Mesón del Río es una especie de diamante en bruto que puede pulir mucho más aún. Santiago además es socio del famoso Donde Zacarías, y tiene otros dos bares en el centro de la capital que bautizó como Bar Santiago. Hace pocos meses se lanzó de lleno en este nuevo proyecto, en el que antes sólo era socio inversionista.

Cristian Correa, chef asesor
Cristian Correa, chef asesor

A pesar de que los mercados y públicos de todos estos restaurantes son diferentes, para Santos el negocio es el mismo, y siempre encuentra similitudes o enseñanzas que puede aplicar en uno u otro lugar: “Cuando llegué a BordeRío pensaba que eran mundos diferentes, pero veo cosas aquí que puedo aplicar allá, y otras de allá que puedo aplicar aquí. Me gusta el orden y la eficiencia en el negocio, y eso es igual para todos. Algunos se preocupan de cuánto se vende y del ticket promedio, pero lo importante en realidad es cuánto ganas, no cuánto vendes. Un negocio tiene que tener rendimiento, en ese sentido no hay diferencia entre los restaurantes”.

NUEVO ESTILO

Lo primero que Santiago quiso hacer en Mesón del Río fue darle una personalidad. Para el nuevo administrador, la esencia del lugar, la atención y dedicación es lo más relevante a la hora de destacar. “Busco que en mis locales haya felicidad. Creo que el trato al cliente marca mucho este negocio, el servicio, la alegría. Si entras aquí nos vamos a alegrar. Tampoco somos de mantel largo, ni de muchos cubiertos, para eso hay otros lugares también. Sabemos que la gente quiere comer bien y tener una buena atención, que los platos salgan hermosos, que salgan coloridos, ricos, sabrosos, y lo más importante, que vengan a disfrutar. Aquí nadie viene a preocuparse de las calorías, no es la idea”, señala Santos.

En este sentido el local se siente rejuvenecido, se simplificó la decoración y todo se hace más relajado y amable. Algunos comensales llegan aquí diariamente a conversar, jugar una partida de cartas, y por supuesto disfrutar de algunos reconocidos sabores ibéricos. Si bien la paella y la sangría son los productos más solicitados, muchos clientes se atreven a probar alternativas más arriesgadas, como Pulpo a la gallega o Pimientos piquillos, también favoritos de la casa. “En un momento se perdió la línea de la comida española y la carta era demasiado extensa, dificultando el trabajo de la cocina. Por eso el segundo paso a seguir con la renovación fue simplificarla, y hacer de la cocina una tarea mucho más eficiente”, dice Santos.

CAMBIO EN LA COCINA

Con ese objetivo fue fundamental modificar el estilo de la carta, ya que uno de los problemas era lo extenso de la oferta, había retraso en sacar los platos y eso complicaba el trabajo en la cocina. Para tener la ayuda de un experto, el restaurante se asesoró con el conocido chef nacional Cristian Correa Murillo, quien quiso dar un vuelco más amigable a la propuesta, rescató los platos auténticos y simplificó la cocina. “Era una carta muy grande, con casi 60 platos en total, muchos de los cuales no salían nunca, entonces había una merma muy grande. Con toda mi experiencia, armé una carta enfocada al público que viene a BordeRío, donde encontramos, por ejemplo, Atún encostrado en algas, una jugosa Plateada bien cocinada, entre otros. Para eso tuve que cambiar algunas recetas, y así mejorar el producto final. Rejuvenecí y simplifiqué la carta para que fuera más amistosa y que tuviera otro aire”, explica Correa.

Atún en costra de algas, con risotto de quínoa y hongos salteados: filete de atún grillado con una suave costra de harina de algas, un cremoso risotto de quínoa y hongos salteados ($12.600)
Pimientos pitillos rellenos: pimentones rojos rellenos de brandada de atún, con salsa de pimientos ahumados ($8.900)

De esta forma el chef logró disminuir la oferta en casi un 40%, dejó los más tradicionales, mejoró las recetas y se agregaron nuevos platos y secciones para hacerla aún más atractiva. Una de ellas es un área de tapas, cómodas para compartir, pedir como entradas, incluso como fondo dependiendo de cada comensal. También se incorporó una línea de sándwiches a pedido de Santos, ya que tantos años a la cabeza de dos bares lo convirtieron en un amante de este formato. “Los sandwichs son importantes, entonces quisimos simplificarlos para que la gente pudiera pedirlos, y hacer algo rico con los mismos ingredientes que utilizamos en algunos platos, pero con un formato más informal y cómodo, para comer a cualquier hora. Por ejemplo, tenemos uno de plateada con queso derretido y cebolla caramelizada en pan italiano, un lomito al jugo con tomate, palta y mayonesa en pan ciabatta, y otro que llamamos ‘Churrasco Santi’, en honor al dueño, que lleva lonjas de filete a la plancha, tomate deshidratado, cebolla caramelizada y champiñones salteados en pan italiano”, detalla el chef.

Plateada estilo bucanero: plateada con puré rústico y verduras asadas ($11.900)
Zapatillas: finas láminas de jamón serrano (50 gramos) sobre pan de campo asado, con aceite de oliva, puré de tomate y ajo ($8.900)

Otra novedad es la incorporación de un menú al almuerzo que varía todos los días. Por $12.000 el restaurante ofrece entrada, fondo y postre, más una copa de vino. Pero lo especial de este concepto, es que busca dar notoriedad a los chefs que estarán cada día en la cocina, y que muchas veces desean innovar, “queremos potenciar los ingredientes de la temporada, y que los chefs usen su inspiración para ir cambiando los platos diariamente. La idea es que tengan espacio para crear, que investiguen, que lean y presenten un plato lindo”, dice Correa.

Todas estas medidas hacen del Mesón del Río un lugar renovado. Si bien la esencia sigue siendo la misma, las modificaciones, sin duda, han mejorado y refrescado la oferta, tanto en el producto como en el servicio. Y para continuar con esta línea, hay planes para la próxima temporada. El restaurante está organizando una serie de actividades, que harán de su privilegiada terraza un lugar concurrido durante las tardes y noches de primavera-verano. “Estamos montando una cocina al aire libre para poder hacer recetas interactivas, clases de cocina, armar una paella en vivo y enseñar a los clientes a cocinar ciertas cosas. Lo importante es hacerlos participar, y que vean que aquí están pasando cosas. También habrá música, un Dj y otras actividades que vamos a ir incorporando, así que además de asesorar en temas de carta, voy a seguir participando en este tipo de eventos, porque me llevo muy bien con todo el equipo y es un lugar donde me acomoda seguir aportando. Las ideas son buenas y espero poder implementarlas”, afirma Cristián Correa.

Brownie los pirineos con helado de vainilla: base de brownie con panna cotta de nuez, mousse de manjar y galleta crocante con helado artesanal de vainilla ($3.900)
Crema catalana: clásica crema catalana gratinada ($4.200)

Así, Mesón del Río espera seguir abriéndose camino y conquistar nuevos comensales que quieran ser parte de momentos agradables, en un lugar pensado especialmente para eso.

  • Mesón del Río
  • Av. Monseñor Escrivá de Balaguer 6400
  • Local 9, BordeRío
  • Vitacura, Santiago
  • Teléfonos: (+56-2) 2219 1039 - 2219 4812
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.mesondelrio.cl