MATILDAS HOTEL

MATILDAS HOTEL

Estilo en Barrio Brasil

La apuesta detrás de Matildas, se ha convertido en un acierto desde su apertura en 2015. Todo gracias a la mirada visionaria de la arquitecta chilena Tatiana Geldrez y su marido, el ingeniero comercial australiano Simon Shalders, quienes estuvieron directamente a cargo de su restauración.

IMPORTANTES APELLIDOS se asocian a la historia de Matildas Hotel Boutique. La edificación estilo neoclásico francés donde se encuentra data de 1912, fue mandada a construir por Virginia Balmaceda Zañartu, sobrina del presidente José Manuel Balmaceda, y Luis González Edwards, de familia ligada a la prensa y a la banca en Chile. En 2009 sus actuales dueños, la chilena Tatiana Geldrez y el australiano Simon Shalders la adquirieron, y tras cuatro años de un cuidado y experto trabajo de rescate arquitectónico, consiguieron abrir el hotel.

Pero el vínculo de este matrimonio con la hotelería empezó antes, cuando en 2001 compraron una casona de 1907, la restauraron y la convirtieron en La Casa Roja Hostel, el primer hostel independiente de Santiago. “Apostamos por el Barrio Brasil – declarado en 2009 zona típica –, ya que creemos que el turismo urbano va acompañado de la historia y cultura de una ciudad. Se encuentra dentro del Barrio Yungay, cargado de historia, pues todo su esplendor se desarrolla en el tiempo del auge del salitre. Historiadores, escritores y cantores han vivido y viven en el barrio”, señaló Simon, un ingeniero comercial que dejó Australia en 1998, quien después de viajar tres años por toda América decidió asentarse en Chile y empezar el hostel.

Desde el principio recibieron extranjeros que les solicitaban habitaciones con baño privado. En esa búsqueda hallaron esta casa de 1912, de los arquitectos Ricardo Larraín Bravo y Alberto Cruz Montt, los mismos del Club de La Unión, entre otros emblemáticos edificios de Santiago.

Bautizaron el hotel con este nombre por Waltzing Matilda, canción emblemática australiana. “Además Matilda nace de Matilde, que significa persona  fuerte, que combate. Y esta casa, fuerte ante el paso del tiempo, revive espléndida después de 102 años, pese a los terremotos y la destrucción del hombre”, afirmó Tatiana, quien además es arquitecta.

LA RECONSTRUCCIÓN

Priscilla Ulloa, gerente de operaciones

Como ya se mencionó, la casa perteneció inicialmente a Luis González Edwards y Virginia Balmaceda Zañartu. Dentro de esta familia destacan la escritora Teresa Wilms Montt, cuñada de Virginia, y el poeta Vicente Huidobro, su sobrino. “La casa tiene tres niveles, el primer piso con una altura de 4.30 metros, el segundo con 3.85 metros, y el tercero de 3.55 metros, todos distintos por las actividades que en ellos se realizaban. El primer piso recibía en sus salones a los invitados para diversas reuniones. El segundo era donde dormían los dueños de casa e hijos mayores, y el tercero tenía el área de servicio y habitaciones de los niños más pequeños”, explicó Tatiana.

Tras la reconstrucción, los actuales dueños dejaron el área pública en el primer nivel, con el salón de lectura y estar, comedor-bar y salón de eventos, “además tenemos una terraza y jardín, que es nuestro pequeño oasis, para disfrutar de un buen vino y una entretenida conversación”. En el segundo y tercer piso se ubican las 17 habitaciones, todas de distintos tamaños. “En la casa al principio sólo habían tres baños, por lo que tuvimos que aprovechar bien los espacios para no reducir en demasía el tamaño de las habitaciones”, indicaron. El jardín conserva los árboles de fines de 1800, y el área donde está hoy la lavandería eran los antiguos gallineros.

Para hacer la restauración, Tatiana y Simon se apoyaron de un ingeniero calculista para que los cambios no afectaran la estructura. Si bien la casa es elegante y señorial, el diseño es moderno, pero con muchos elementos antiguos, lo que le da un carácter especial. La decoración estuvo a cargo de Marcelo Varetto y Javiera González.

HOTEL URBANO

El hotel, que abrió un 17 de abril de 2015, está enfocado a dar un servicio personalizado y una excelente atención. De las 17 habitaciones hay dos singles, una triple y 14 dobles, de las cuales seis tienen posibilidad de transformarse en dos camas singles. Así, en total, acoge a 33 huéspedes. Las habitaciones cuentan con camas queen size, king size o dos singles; sábanas de algodón de 300 hilos y toallas de 500 gramos; televisor Led LCD con servicio de TV cable, escritorio de trabajo, armario, caja de seguridad, calefacción, free wi-fi, secador de pelo, junto con amenidades naturales de suave aroma.

Sobre su ubicación, Priscilla Ulloa, gerente de operaciones, dijo que “es un hotel urbano. Estás a pocas cuadras de museos, centros culturales, a pasos de diversos restaurantes, cafés y el centro cívico, que se encuentra a diez minutos”. La ejecutiva, quien estudió Ingeniería en Administración Hotelera en DuocUC, realizó su práctica y trabajó en Santiago Marriott e Iberostar Playa Paraíso, en México. También estuvo tres años en Radisson Petra, y uno en Hotel W. Después de hacer un posgrado en hotelería y turismo, en Niágara College de Canadá, se sumó al Matildas.

El hotel boutique que posee un restaurant, ofrece recepción las 24 horas, transporte privado, lavandería, y un estacionamiento privado para seis autos, además de tours. También es sustentable, aunque aún sin sello S. “Es un edificio restaurado en su totalidad, y todas las ampolletas son Led o de bajo consumo; además de que todos nuestros WC son de doble descarga, promovemos el uso eficiente del agua en nuestros huéspedes. Y no sólo colaboramos con Fair Chile en la reforestación del bosque nativo para la huella de carbono, también controlamos los artefactos para el uso eficiente de la energía”, señaló Simon Shalders.

EL RESTAURANT

Chef Diego Salgado

El hotel ofrece servicio de desayuno buffet, con fruta fresca, jugo natural, muesli, yogurt, miel, variedad de mermeladas, distintos panes, bollería, cecinas y quesos, café de grano Illy, té Ahmad y leches. También hay huevos a la copa, fritos, revueltos o en omelette, panqueques, muffins, croissants, etc. “De lunes a sábado los huéspedes además pueden escoger un producto especial, como hot cakes, crepes, hash brown, tostadas francesas y huevos mollet”, indicó Priscilla Ulloa.

En el salón se ubica – desde octubre de 2016 – el restaurant. Con capacidad para 18 personas, está también abierto a público general (previa reserva). El chef Diego Salgado, quien estudió Administración Gastronómica Internacional en Inacap Santiago, hizo su práctica en Hotel Plaza El Bosque y en el Liceo Guillermo Labarca Huberson, de Quinta Normal. El profesional, además de hacer un curso de bartender en MundoBar, trabajó en la productora de eventos Creamagia; en Liguria y en la empresa banquetera A Todo Evento. También fue sous chef en BBB de Mall Sport, y supervisor de casinos en el programa Junaeb. Allí estuvo dos años. Además creó su propia empresa, Delicias MK, un delivery de banquetería y pastelería, que pronto se convertirá en café en el Barrio Yungay bajo el nombre de Delicias Déjà vu. En octubre del año pasado ingresó a Matildas Hotel Boutique.

Ceviche con mote
Solomillo de cerdo con dueto chileno, polenta cremosa y pastelera de choclo

La carta se centra en un menú de tres tiempos ($16.990 con una copa de vino), que todos los días va cambiando. Puede haber entradas como Timbal de quínoa, Ruland de pollo, Tártaro de salmón ahumado, Masa philo rellena con camarones y queso crema. En fondos, Lomo saltado, Guiso de mote, Carne a la cacerola, Costillar de vacuno al vino tinto, Cancato de salmón a la plancha, Papillote de reineta, Filete incrustado de camarones. En postres, Leche volteada, Semi frío de maracuyá, Panna cotta de chirimoya y Semi frío de castaña.

Paralelamente hay sandwichs, como Andes big mountain burger, hamburguesa de vacuno, champiñones, pepinillo, mozzarella, tocino y mayo-merkén ($7.500); Pizzanwich, cebolla morada, pimentones, mozzarella, chorizo riojano y aceitunas verdes ($6.500); ensaladas, como Doña Virginia, lechuga, pollo a la plancha, pimentones, cebolla morada, tocino ($5.800), y sopas para el invierno.

Quinoa organica con vegetales
Marquise de chocolate con puré de mango y frutos rojos

Matildas Hotel Boutique ha recibido de TripAdvisor premios como Certificado de Excelencia 2016 y 2017, y Traveller Choice 2016. A nivel de público el hotel recibe muchos extranjeros, de Australia, Nueva Zelanda, EE.UU, Canadá, Alemania, Brasil, así como chilenos de regiones o de Santiago los fines de semana, “gente que valora el patrimonio y cultura de esta área”, dijeron finalmente los dueños.

  • Matildas Hotel Boutique
  • Agustinas 2149, Barrio Brasil, Santiago
  • Teléfono: (+56-2) 2661 9700
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.matildashotel.com
  • Facebook: matildashotelboutique 
  • Instagram @matildashotelboutique