LA ENORUTA

LA ENORUTA

Gustos y saberes en las tierras de O’Higgins

La Enoruta (Parte III y final) Disfrutar del silente descanso en una antigua casa de campo inserta en medio de encantadores viñedos, probar vinos criados con restos de meteoritos, son sólo algunas de las cautivadoras apuestas ofrecidas por este nuevo circuito, que destaca al alero de pequeños emprendedores, cuyo objetivo es atraer al turista del vino

LA REGIÓN DE O’HIGGINS es conocida por su gran potencial para desarrollar diferentes programas turísticos, orientados a la producción de vinos sublimes, principalmente, panoramas capaces de complementar la oferta del destino elegido con distintas actividades gastronómicas, patrimoniales y culturales, que resaltan aún más sus experiencias para atender los exigentes gustos de los visitantes.

Así, implementar circuitos integrados entre las empresas ligadas al sector vitivinícola, con otras que entregan una diversidad de productos y servicios, pueden hacer aún más interesante la expansión del enoturismo, no sólo en las tierras de O’Higgins, sino en toda la extensión geográfica de Chile, vinculada a la actividad de elaboración de vinos.

Esto es lo que han podido identificar pequeños empresarios de la Sexta Región, gracias a su participación en el Nodo Servicios Complementarios al Enoturismo financiado por Corfo, y coordinado por la consultora Bigesta. El proyecto, que en mayo de 2017 tuvo fecha de término, “contó con importantes hitos, como la construcción de un mapa turístico, una página web que muestra los diversos servicios complementarios, además de la realización de talleres y capacitaciones, clases de portugués e inglés y mesas de trabajo, donde con los 60 empresarios participantes discutimos lo que cada cual podía aportar y crear asociatividad entre ellos mismos”, señala María de los Ángeles López, ejecutiva de Bigesta.

PRODUCTORES Y ARTESANOS AL MUNDO

Marciela Oliva Díaz, orfebre en cobre e integrante de la Escuela de Orfebres de Coya, conforma la atractiva oferta de artesanos que integran la Enoruta. Seleccionada entre 15 mujeres de Rancagua dedicadas al mismo oficio para prestar servicios a la Warner Bros, realizaron una pieza exclusiva para la actriz principal del film Mujer Maravilla, “trabajamos en unas pulseras que fueron enviadas a México para el estreno de la película, y pronto seguiremos con una línea de productos especialmente para esa empresa”. Sus joyas son hechas en cobre fusionado con cerámica y variedades de piedras semipreciosas. También utiliza cobre esmaltado para hacer aros, collares y pulseras. “Mi línea es principalmente étnica y representativa de nuestro país”, explica la artesana, dueña del emprendimiento Trazos Andinos.

  • Teléfono: (+56-9) 8523 8902
  • Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En pleno corazón campesino de la Región de O’Higgins, en San Luis de Almahue, comuna de Pichidegua, Mónica Rodríguez, dueña de Colmenares Monimony, igualmente destaca en este circuito. El 2003 partió con producción propia, miel, propóleo y jalea real, productos que hoy cuentan con resolución sanitaria y certificación para exportar. Tiene una diversificación de 20 subproductos: cosméticos, productos gourmet, una línea de licores, y una línea para niños donde sobresalen caramelos de miel y propóleo. Tiene a su haber dos premios nacionales como la Mejor Miel de Chile, otorgados en el Congreso Nacional Apícola realizado en 2016.

En su emprendimiento La Casa de la Miel ofrece la experiencia “Un día como apicultor”, oportunidad en que quien la visite “conocerá todo el proceso, la maquinaria donde se cosecha la miel y la bodega. El turista se pone el traje, se acerca al apiario y observa las flores nativas desde donde las abejas sacan la miel. Finalmente participa en una cata para apreciar sabores, colores y usos”, dice la empresaria.

SAN VICENTE DE TAGUA TAGUA: ENCANTADOR Y EDUCATIVO

En la provincia de Cachapoal, a sólo 54 kilómetros de Rancagua, capital de la Región de O’Higgins, se ubica San Vicente de Tagua Tagua, comuna identificada por sus sorprendentes muestras patrimoniales, y una vasta historia que habla de nuestras raíces chilenas. En este contexto se emplaza el Centro de Interpretación Arqueológica Tagua Tagua (CINAR), en el sector de Tunca Arriba, un espacio donde se enseñan memorias del lugar que datan de más de 12 mil años. “Ahí se encontraron asentamientos indígenas, específicamente habitantes de Tagua Tagua, originales de la zona, que cambiaron la historia del poblamiento de América. Luego llegaron los incas, los hispanos y también los mapuches del sur, y de esta mezcla nace la cultura actual”, cuenta Adriana Miranda, a cargo de la administración de CINAR.

Este centro educativo está pensado para colegios, niños y jóvenes de Educación Básica y Media, respectivamente. Entre sus actividades figura jugar con hitos históricos relevantes a través de una ruleta, y así avanzar en el tiempo. Otra de las atracciones es el gonfoterio, “uno de los animales que habitó en este lugar, y que pertenece al grupo de los proboscídeos, especies emparentadas y parecidas a los elefantes, extinguidas hace más de 10 mil años. Tenemos representaciones de piezas interesantes de conocer, las enterramos y luego los más pequeños juegan a ser arqueólogos, recuperándolas con palas y lupas. A medida que las van encontrando, van ganando puntos”, explica la encargada.

CINAR además, es un lugar inclusivo, “hay una dramatización de la historia para los que no escuchan, y un cuento pedagógico para los que no pueden ver”, dice Adriana. Con capacidad para recibir a 50 personas, el evento dura dos horas y el costo de participación es de 3 mil pesos. Sus diferentes tipos de experiencias consideran actividades prácticas, conexiones con el museo de San Vicente, el observatorio astronómico, y programas que incluyen disciplinas como el kayak y trekking, realizados en lugares de relevancia arqueológica.

  • Dirección: Los Paltos s/n, Tunca Arriba, San Vicente de Tagua Tagua
  • Teléfono reservas: (+56-9) 5688 2624
  • Horario: Martes a domingo desde las 15:00 hrs.

Vinculado a este lugar y a diez minutos en automóvil se encuentra el Observatorio Astronómico Tagua Tagua, un sitio que recibe a sus visitantes con una singular cata de vinos que incluye la degustación de Meteorito, un tinto que envejece con restos reales de meteoritos para aportarle elementos del cosmos, pues la idea es combinar la astronomía con la enología. Así lo cuenta su director, el inglés Ian Hutcheon, dueño de este proyecto familiar que originalmente se inició en 2007 en Machalí, para luego trasladarse a la zona y continuar de lleno con este emprendimiento en 2010, misma fecha en que agrega a su negocio la elaboración de vinos, “soy socio de la viña Montecruz, donde contamos con dos enólogos a cargo de elaborar nuestros vinos. La primera producción la tuvimos en 2011”. De esta manera los turistas participan en la degustación de dos de los vinos, “y a la vez les enseño cómo se prueban para que tengan una percepción general del color, aromas y sabores. La idea es que sea también algo entretenido”. El Sacrificio de Montecruz es otro de sus vinos, el cual tiene la particularidad de ser sepultado en la montaña por seis meses, “el turista puede subir al monte para buscar el vino que está enterrado, y en la etiqueta contamos la historia de la cruz quemada. La impresión se asemeja a la serigrafía antigua”, dice Ian. Son vinos de muy pequeña producción, Meteorito con 1.000 cajas, y Montecruz con 3.600 botellas.

La experiencia en Observatorio Tagua Tagua tiene un costo de $3 mil para niños, y $7 mil los adultos. Reciben hasta un máximo de 40 personas, quienes cuentan con actividades donde destacan impresionantes telescopios para observar planetas y estrellas en sus tours nocturnos, una charla interactiva y educativa de astronomía en una sala especialmente habilitada, y un cine espacial con imágenes en 3D. “También contamos con servicio de té, café y otras bebidas durante la visita, además de la venta de nuestras líneas de vinos”, señala finalmente Ian Hutcheon.

  • Teléfono: (+56-9) 9452 0291
  • Información y reservas:
  • Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Webs: www.taguatagua.com - www.meteorito.cl

Para finalizar la experiencia en el mismo sector de Tunca Arriba, San Vicente de Tagua Tagua, el turista encuentra el espacio ideal para un descanso reponedor, donde casi los únicos sonidos existentes son los suaves cantos de las aves al amanecer. Se trata de Uva Dulce, un bed & breakfast situado en una antigua casa de inquilinos, hoy refaccionada y funcionando como hostal desde 2013. El lugar rescata la arquitectura tradicional, donde destaca el barro, la madera de coligüe y un cielo ensardinado, “características que mantienen la temperatura en invierno y es fresca en verano. Además usamos productos de la localidad. Cada una de las habitaciones que componen la casa están hechas por personas de San Vicente y que viven cerca. Nada es de retail”, indica Adriana Miranda, dueña de este emprendimiento familiar.

Los huéspedes participan en las labores del campo, en un viñedo de 50 hectáreas donde se cultiva uva de mesa exportable, en el que está inserto este hostal: soltar las ovejas para el control de las malezas, trabajar en las pesebreras, andar a caballo o pasear en tractor son parte de las actividades. “Comenzamos con este emprendimiento porque los fines de semana teníamos que estar aquí, y no contábamos con un cuidador que se ocupara de estas labores. Por eso el concepto que aquí trabajamos es un encuentro con la cultura, con lo que somos, con nuestra identidad huasa”, explica la dueña.

Uva Dulce funciona todo el año, pero sus reservas se concentran principalmente los fines de semana. La cabaña está equipada para 4 personas (dos adultos y dos niños), y tiene un costo de $60.000 incluido un desayuno campestre. Por una persona adicional se suman $10.000 más. “También ofrecemos servicio de almuerzo en base a una gastronomía tradicional. Además generamos rutas con otros emprendimientos locales, con propuestas como turismo aventura, tours arqueológicos, y encuentros con artesanos patrimoniales donde se visitan los talleres para conocer sus productos. Lo otro es que estar cerca del río permite se puedan hacer picnics en el borde, pues el entorno es muy bonito”, dice Adriana Miranda.

  • Dirección: Los Paltos s/n, Tunca Arriba, San Vicente de Tagua Tagua
  • Teléfonos: (+56-9) 5688 2624 - (+56-9) 9479 8064
  • Fan Page Uva Dulce
  • Mail: uvadulcebandb@gmailcom
  • Web: www.uvadulce.jimdo.com