INTERCONTINENTAL

Gustavo Aizen, gerente general de Hotel InterContinental
INTERCONTINENTAL
Gustavo Aizen, gerente general de Hotel InterContinental

El nuevo InterContinental Santiago

Uno de los hoteles más reconocidos de Santiago y el segundo en número de habitaciones, está listo para iniciar una nueva etapa. Totalmente remodelado, el lugar busca adecuarse al nuevo tipo de huésped y a los nuevos desafíos que se presentan en una industria más competitiva

LOS OBJETIVOS SON CLAROS: mostrarse con una cara más moderna, fresca e innovadora, para un cliente más dinámico. Eso es lo que busca la remodelación que Hotel InterContinental Santiago está desarrollando desde 2015, y que hasta hoy ha significado una inversión de US$4.000.000.

Comenzó con cambios en algunos espacios comunes y centro de convenciones, uno de los fuertes de su negocio, pues su ubicación, cercana a las oficinas más importantes de Santiago, es ideal para realizar reuniones y eventos corporativos. Luego siguieron las habitaciones de la torre principal en Vitacura, y por último el lobby, donde convergen la mayor parte de propuestas gastronómicas que hoy se proyectan como un solo gran servicio. Así lo explica Gustavo Aizen, gerente general del hotel: “Antes funcionaba todo de forma independiente. Mi idea con esta remodelación es que las ofertas se integren, que todo sea parte del lobby bar pero con diferentes opciones. Si quieres puedes tomar café, almorzar o tomar un trago, pero sin nombres, para que todo se una”.

EL NUEVO JEFE

Para Aizen la remodelación se ha convertido en algo especial. El gerente hotelero de nacionalidad argentina, llegó en 2002 a nuestro país para ser parte de un nuevo proyecto de fidelización de clientes en Radisson Santiago. Tras trabajar en el hoy desaparecido Hotel Carrera, viajó por varios países de Sudamérica debido a su labor en Chile, como Bolivia, Paraguay, Uruguay, Perú, Argentina, entre otros. En 2004 llegó a Sheraton Santiago, estableciéndose definitivamente en nuestro país. En este hotel trabajó hasta 2015. Luego de intentar un negocio diferente en el Club de Golf, volvió a la hotelería.

El rol a ocupar no era sencillo. Se trataba de la gerencia general de una reconocida marca, que por más de trece años estuvo encabezada por  Rolando Uauy, exitoso hotelero que le dio un sello personal, lideró la construcción de las nuevas torres y creó el concepto del restaurant Pasta e Basta, el más popular de InterContinental. Pero lejos de intimidarlo eso dio más fuerza a Aizen, y sobre todo más entusiasmo para implementar sus ideas, aprovechando la nueva cara que el hotel estaba estrenando. “Estoy feliz de volver a la hotelería, a las grandes ligas, después de un año que estuve en otra área. Este hotel está dentro de los mejores de Santiago, y estar a la cabeza es atractivo para mí, ya que hice una carrera relativamente corta para lo que es la industria. Haber llegado a la gerencia general con 15 años de experiencia me tiene muy contento, fue un crecimiento importante. Trabajar en este proyecto en particular, con todo renovado y estimando que hay expectativas de seguir remodelando el producto es muy bueno. Queremos hacerlo más competitivo, considerando que en la industria hay muchas otras ofertas, pero nuestra ubicación es súper motivante, presenta desafíos diariamente, y para mí eso es interesante”, señala el ejecutivo, quien tomó el mando en diciembre de 2016.

DISEÑO Y CONFORT

Hotel InterContinental Santiago tiene 381 habitaciones en total, cuyas categorías están divididas en tres torres. Las Clásicas se encuentran en Torre Luz, las Club en Torre Isidora, y las Deluxe en Vitacura. Estas últimas son el foco principal de la remodelación, que también eran las más antiguas.

La estructura se mantuvo, pero el estilo es otro. Muebles modernos, líneas rectas y una paleta de grises y terracota son los protagonistas en las nuevas habitaciones de 44 metros cuadrados. “Conozco casi todas las habitaciones del mercado capitalino, y estas son una de las mejores: el tamaño, la vista, ventanales de piso a techo, son detalles que los huéspedes agradecen. Yo además soy arquitecto, entonces tengo otra visión de cómo debe ser el espacio, y si a todo esto le sumamos la remodelación, finalmente veo que el resultado fue un lugar moderno, pero manteniendo el estilo de nuestro huésped, un cliente que necesita espacios de trabajo, conexión y descanso, confort en todos los sentidos”, dice Aizen. Con un resultado cómodo en cada habitación, colores neutros que llaman al descanso, una cama que mantiene los estándares de la marca, disponer de full conexión, amplio baño con ducha y tina separadas, un potente secador de pelo y modernidad en las instalaciones, el hotel queda en muy buena posición para competir con la alta oferta que presenta el sector. 

Lo primero que se aprecia al entrar en el InterContinental, es el cambio en su lobby y recepción principal, un trabajo que se inició a principios de 2017. De tener un estilo más clásico, se transformó para lograr un sector integrado, con muros verdes y más espacios de reunión, trabajo o descanso. El bar y la terraza se abrieron al pasillo principal y la cafetería, para lograr que los huéspedes y clientes habituales puedan compartir en cualquiera de los sectores sin inconvenientes. “El concepto fue unir los espacios y generar uno solo con diferentes alternativas, con mucha conexión y luz natural. Puedes trabajar, tener una reunión, o leer y descansar. Si bien no fue una remodelación estructural, se agregaron detalles que le dieron modernidad y más colores. La materialidad fue para sacarle un poco la dureza y darle más calidez y comodidad”, explica el gerente.

Y como si esto fuera poco, el proyecto contempla dar más vida al establecimiento con nuevos eventos que buscan atraer al público de los alrededores, para que al salir de la oficina pasen la hora del taco dentro del hotel, disfruten un buen momento y quieran volver. “Con la inauguración del lobby bar comenzamos a hacer desfiles de moda. También tenemos distintos DJ’s a la hora del happy hour, así potenciamos este punto de encuentro y llamamos la atención de los clientes para competir con toda la oferta que tiene este barrio”, cuenta Aizen.

NUEVOS DESAFÍOS

El trabajo en el área de la hotelería nunca termina, de hecho en la última etapa del proyecto nuevos desafíos se presentan: posicionarse y mantenerse entre las mejores alternativas de Santiago atrayendo al huésped más joven y dinámico, son las tareas pendientes que tiene la nueva administración. Pero el gerente no está solo, porque junto con él llegó un equipo gastronómico encabezado por el chef corporativo Juan Rojas, quien viene del InterContinental de Sao Paulo, y el chef del restaurant Terrané Gustavo Ahumada, quien trabajó en El Cid de Sheraton Santiago. En conjunto definirán el estilo de estas cocinas, y potenciarán los espacios culinarios que también fueron remodelados.   

En el mediano plazo además, se contempla la remodelación de la Torre Luz, y la creación de nuevos planes que atraigan a más huéspedes que complementen la capacidad del hotel en temporada baja, es decir, hacerlo atractivo para familias y turistas de vacaciones, que llegan mayoritariamente durante los fines de semana y en verano.

Con tantos desafíos, el nuevo InterContinental tiene mucho aún por desarrollar, pero lo más importante es mantenerse vigentes y en primera línea en su categoría.

InterContinental Hotels & Resort

  • Av. Vitacura 2885
  • Las Condes, Santiago
  • Teléfono: (+56-2) 2394 2000