HELADOS ARTESANALES BLANCA

HELADOS ARTESANALES BLANCA

En Providencia

Helados Artesanales Blanca

Además de sus ricos y creativos sabores, esta empresa, a cargo de dos hermanos y su padre, se sumó a Uber Eats, el nuevo servicio delivery de comida de Uber, para llevar sus productos donde los consumidores estén

EN EVENTOS Y FERIAS relacionadas con el rubro del sector Horeca y la industria de alimentos, era común la presencia de Helados Artesanales Blanca. Tal era su éxito que los mismos clientes les instaron a abrir un local, pues los distintos consumidores tenían la inquietud sobre dónde se podían comprar los helados.

Antiguamente operaban en base a pedidos, de restaurantes, pubs, y algunos chefs que les encargaban helados puntuales, con ingredientes especiales, enfocados al servicio en gastronomía y para complementar sus cartas. Fueron tantos los pedidos, que debieron desarrollar líneas de helados orientados a este rubro.

Así, gracias a que se amplió la demanda de empresas y particulares, en noviembre de 2016 inauguraron un punto de venta llamado Helados Artesanales Blanca, en pleno polo gastronómico de Providencia.

Sebastián Méndez, gerente de producción, destacó que “somos una empresa de helados artesanales premium en permanente innovación. Nuestro objetivo siempre ha sido ofrecer la mejor calidad e incomparables sabores para el paladar. Contamos con recetas únicas, las materias primas más nobles, y la mejor tecnología para crear el sabor que el cliente guste”.

Helados Artesanales Blanca elabora su amplia gama de helados artesanales con materias primas de primera categoría, con frutas naturales y cremas de alta gama. “Manteniendo estas cualidades hemos logrado cautivar el paladar de los clientes, que cada día vienen al local ubicado en Providencia”, comentó Ignacio Méndez, gerente general, hermano de Sebastián, a quienes se suma el padre, José Ricardo Méndez, socio de la empresa, cuyo nombre es en honor a Blanca, la madre de la familia.

Se abastecen de materias primas, como estabilizantes de Aromitalia y Pregel, lácteos de Surlat, y frutas de temporada de La Vega. Para fabricar los helados emplean maquinarias italianas Coldelite.

Hoy poseen una lista de más de 74 sabores, para venta al detalle ($1.500 un sabor, $2.000 dos sabores, y $7.000 el litro) y mayorista. Se exhiben 24 sabores en el local, que varían constantemente. Entre otras alternativas creativas destaca el helado de Chocolate blanco, con salsa de frambuesa y chía; de Harina tostada, Palta, Chocolate con ají, Maní salado, de Arroz con leche y Cheesecake oreo.

Sebastián Méndez, gerente de producción
Borgoña con palta
Maní salado con cheesecake oreo

Hay helados con infusiones de distintas hierbas, como huacatay o rica-rica; de semillas, como helado de maravilla; limón, menta, albahaca, limón menta jengibre, etc. Están los tradicionales Chocolate, Nutella, Avellana, Turrón, Cookies and Cream, Coco, Pistacho, Frutos del bosque, Canela a la crema y Vainilla Tahiti.

Existe una línea de helados que resalta nuestra tradición nacional en coctelería, con toques extranjeros. “Marcamos con ellos un verdadero punto de innovación en el sector, con productos como Pisco sour, Piscola, Terremoto, Vino blanco con durazno, Tequila margarita y Borgoña, que han sido muy bien recibidos por los consumidores que acuden al negocio y por el canal Horeca”, señaló Sebastián Méndez.

Además están estudiando sacar pronto una línea de helados para diabéticos, con tagatosa y sucralosa, y para veganos. Serían sorbetes con agua purificada, con leches de avellana y arroz sin emulsionantes.

Para el canal Horeca ofrecen bachas de 5 litros, por sabor a $3.300, y el litro a $5.000, con despacho a todo Santiago, y en casos especiales a la Quinta Región. En el local también venden pasteles, café helado, jugos, bebidas, y café en grano Andes recién tostado.

Una novedad interesante es la alianza que hicieron con Uber Eats, el nuevo servicio delivery de comida de Uber. “El usuario sólo debe bajar la aplicación, hacer su pedido, recibir los helados, y disfrutar de un momento de relajo donde quiera que se encuentre”, dijo Sebastián, quien agregó que para matrimonios y eventos, existe un carro heladero de 7 sabores a elección, que alcanza para 160 personas.

Al momento de llevar a cabo sus creaciones, se asesoran por los propios chefs. “Es bueno oír lo que ellos opinan sobre los distintos helados que hacemos, con o sin alcohol. Estos últimos rompen esquemas, pues en Chile la gente suele escoger vainilla, chocolate y frutos del bosque”, dijeron finalmente los Méndez.