COOKINGS

COOKINGS

Comienza Cookings

Buscando engrandecer la cocina local a través del reconocimiento de diferentes actores de la industria culinaria, este certamen se apronta a su segunda versión. Está todo listo para iniciar el trabajo, y en noviembre se abre la votación del público. El propósito es que el próximo año comience con la lista de los mejores, una completa guía culinaria a nivel nacional, incluidos chefs y picadas.

Lucrecia Salim,
directora del segmento Banca de Personas
de Scotiabank

A PARTIR DE COOKINGS CHILE, emprendedores gastronómicos de cualquier nivel, restaurantes nuevos y antiguos, chefs y también blogueros de cocina, pueden tener reconocimiento masivo y estar presentes en una plataforma digital durante todo el año. Es el premio de este concurso que vota a los mejores en aproximadamente 30 diferentes categorías: Pastelero, Sommelier, Bartender, Chef, Sanguchería, Restaurante de Carnes, Carta de Vinos, Restaurante Extranjero y Aporte a la Industria.

El certamen es organizado por Scotiabank, institución que busca convertirse en el banco de la gastronomía chilena. Lucrecia Salim, directora del segmento Banca de Personas, junto al equipo que trabaja en Alianza y Posicionamiento Estratégico de la empresa, está a cargo de la producción del evento. En octubre lanzarán la segunda versión, Cookings 2018, incluyendo interesantes sorpresas para los ganadores.

Lucrecia explica que el rubro gastronómico los identifica como institución, especialmente, por estar plagado de historias de esfuerzo: “También porque entrega a los comensales un momento de placer, de alegría, de disfrutar con amigos y familia. Queremos acompañar a nuestros clientes en eso, y también hacerlo con la industria”. La ejecutiva agrega que Cookings implica trabajar, además, el concepto de responsabilidad social empresarial: “A través de esto queremos apoyar la gastronomía que representa al país, ya que Chile se está transformando en un polo gastronómico de importancia en Latinoamérica. Creemos que hoy Santiago se presenta como una plaza preparada para recibir turistas, y también a quienes viven y disfrutan de la ciudad. Ocurre lo mismo en otras ciudades de Chile que están creciendo fuerte en gastronomía. De hecho, en la versión pasada de Cookings, tuvimos lindos restaurantes premiados en regiones. Sabemos que a lo largo del país hay talentos e historias asociadas a la gastronomía”.

NUEVAS CATEGORÍAS

Según los organizadores, la primera versión del certamen tuvo buena acogida, y este año el concurso presenta novedades que buscan reforzar su espíritu. La cobertura sigue siendo nacional, es decir, se postulan lugares y personas de todo Chile, pero se suman nuevas categorías. Aquellas que son evaluadas por un jurado especializado serán dadas a conocer cuando comiencen oficialmente las actividades, durante octubre, pero es posible adelantar que, en la instancia dedicada a la votación popular, a las categorías Mejor Picada, Mejor Libro y Mejor Programa de Televisión, se añade Mejor Bloguero, espacio que se incorpora como respuesta a un fenómeno reciente que, cada vez, influye en más personas.

Será la ocasión para que los lectores destaquen a quiénes ayudan con sus recomendaciones. “La votación popular es una instancia muy linda, donde todo el mundo puede convertirse en un jurado Cookings, sentirse parte del concurso”, dice Lucrecia Salim, quien resalta que en cada categoría la postulación es abierta, es decir, cada uno puede presentar y proponer, comentando por qué presenta tal lugar o persona, de la misma forma que se hizo el año pasado.

Lucrecia Salim, directora del segmento Banca de Personas de Scotiabank

UNA GUÍA GASTRONÓMICA

Si bien hay un período específico para las votaciones, el concurso sigue vivo mediante la página web Cookings.cl y el Instagram Cookings Chile. A través de estos canales se cubre la premiación, y todo el año se entregan datos relacionados con la gastronomía en general, desde productos hasta lugares. Por ejemplo, aperturas y lugares donde ofrecen algún producto puntual.

Según Lucrecia, la instancia se quiere plantear como una guía gastronómica, una donde a partir de la elección de los mejores, en diferentes ámbitos, quienes necesiten, por ejemplo, ir a un restaurante recientemente abierto, sepan cuáles son los más calificados según Cookings.

La experiencia parece haber sido positiva este primer año: “Ha sorprendido la cantidad de gente que nos ha seguido, lo mucho que acerca la gastronomía a los clientes y a los no clientes también. Es lindo ver cómo disfrutan de los tips y datos, cómo participan de las votaciones, cómo se involucran”, afirma la ejecutiva.

RIGUROSA VOTACIÓN

Para la nueva versión de Cookings el jurado sumará integrantes, pasando de 26 a 45 personas. Se trata de profesionales cuidadosamente seleccionados, capaces de calificar dada su experiencia y conocimiento. Se trata, entre otros, de chefs, periodistas gastronómicos y sommeliers, grupo siempre abierto a sumar participantes año tras año. Lo que sí es cerrado es la rigurosidad de la evaluación. En la primera versión del concurso se establecieron sesiones de votación presenciales ante notario. Este año, conforme a la digitalización, que es uno de los pilares estratégicos del banco organizador, se pasó a la votación digital a través de una aplicación igualmente estricta que el sistema presencial: sólo los que han sido seleccionados como miembros del jurado acceden, y lo hacen mediante rut y password, entonces se encuentran con las fichas de votación para decidir puntaje, categoría por categoría.

Cada ítem tiene puntuación, y cada una de las categorías posee una ficha de votación diferente con sus respectivos temas, entendiendo, por ejemplo, que no es lo mismo votar en un restaurante de carnes que en uno de mariscos. Se contempla, por ejemplo, si el lugar tiene carta de vino y cuán extensa es, también si cuenta con estacionamiento, es decir, desde detalles concretos de su especialidad hasta aspectos de comodidad.

DEVOLVER LA MANO

Aunque un año es poco tiempo para sacar conclusiones, tras Cookings 2017 la respuesta de quienes forman parte de la industria gastronómica local ha sido positiva, sobre todo al comprender la postura a largo plazo de la premiación. Así lo ven en Scotiabank. Lucrecia Salim explica que esa definición se concreta mediante el trabajo con restaurantes y chefs, por ejemplo en los eventos de fidelización con clientes del banco, y beneficios en los espacios durante fechas especiales: “Hacemos revivir los restaurantes premiados y nominados a lo largo del año. El trabajo del empresario gastronómico es de muchísimo sacrificio, y cuando uno va conociendo las historias que hay detrás, ve que son de emprendimiento, de esfuerzo, de tenacidad, de riesgo. Entonces creo que están contentos de que se reconozca formalmente su labor. Lo que nosotros queremos es darle la categoría que merecen”.

Lo anterior es parte de algo que interesa mucho a Scotiabank: desarrollar la responsabilidad social empresarial, como parte de la esencia de Cookings. “Mientras más demos a conocer los restaurantes, más se llenan, y esa es la mejor manera de ayudar a alguien que lleva esta linda tarea adelante, que todo el trabajo y sacrificio tenga recompensa, con más clientes en sus mesas”, dice Lucrecia Salim.

Siguiendo la misma orientación de responsabilidad social, la más reciente novedad es que el banco prepara un producto especial para los clientes de la industria gastronómica, un sistema mediante el cual emprendedores del rubro podrán hacer sus operaciones bancarias diarias. Se llama Plan Cookings, y todos los beneficios en operaciones y transacciones serán presentados en el desarrollo de Cookings 2018.