PREMIUM TASTING

PREMIUM TASTING

Grandes vinos de Chile en Premium Tasting 2017

Segunda edición Los mejores exponentes de destacadas viñas pertenecientes a la escena vitivinícola nacional, fueron estrellas en la concurrida cata a ciegas desarrollada en el encuentro de vinos, reconocido como uno de los más prestigiosos de Sudamérica

PROMOVER EL CONSUMO DEL VINO Y EDUCAR, son las premisas en las que se sustenta Premium Tasting desde que partió en Argentina en 2011, para degustar en una misma cata junto a los propios enólogos responsables de hacer los vinos, además de sommeliers, representantes de viñas, compradores de vinos, prensa especializada y público general. Por segunda vez el encuentro tuvo lugar en Chile, reuniendo en esta versión a más de 300 personas en los salones del Hotel Hyatt, para probar 35 vinos de reconocidas viñas de nuestro país.

 Así, diversidad de estilos, tiempos de crianza, manejos del viñedo, donde destacan cultivos orgánicos y biodinámicos; origen de proyectos distribuidos en valles de vinos situados entre el norte y sur de Chile; denominaciones pertenecientes a las zonas Andes, entre valles y costa; pequeñas y grandes producciones, fueron sólo parte de las apreciaciones posibles de conocer acerca de los vinos presentados durante la exclusiva degustación, dirigida por el master sommelier Héctor Vergara, el destacado periodista y escritor de vinos Patricio Tapia, y el crítico gastronómico Daniel Greve.

“La idea es unir dos mundos: al consumidor promedio y a los técnicos. Si bien ambos sectores disfrutan de las catas a ciegas, el primero es quien celebra este tipo de actividades donde hay un aprendizaje, en medio de un ambiente de buena onda generalizada”, explicó Nicolás Alemán, organizador de Premium Tasting Chile, destacado profesional del área de marketing y comunicaciones en Argentina, conocido por su paso por importantes bodegas trasandinas, como Zuccardi y Catena Zapata.

Los vinos, de un rango de precios entre $8.000 y $130.000, pulcramente servidos por alumnos de las Escuelas de Sommeliers de Chile y de Argentina, resaltaron entre otras con notas que hablaban de su encantadora frutosidad, algunos por su chispeante desenvoltura en boca, y otros por su elegante fragancia en nariz. Todos con el común denominador de haber sido elegidos de acuerdo a sus excelentes puntuaciones, dadas por influyentes críticos y medios especializados más importantes del mundo: Robert Parker, James Suckling y Tim Atkin; y Wine Spectator, Decanter y Descorchados, respectivamente.

PATRIMONIO CHILENO

Además de entregar características técnicas, los profesionales del vino, después de cada degustación a ciegas, dieron sus impresiones. Entre ellas los cambios advertidos con la cepa Syrah, en sus estilos y buenos resultados de su producción en Chile, con más fruta, frescor y menos barrica. En este punto, Felipe Tosso, enólogo de viña Ventisquero, indicó: “es bueno que se venda poco, eso obliga a hacerlo mejor. El Syrah tiene ductilidad al momento de plantarse, es decir, puede estar en altura, en suelos más salinos o cerca de la costa. Da para estrujarlo más”.

Por su parte, el enólogo argentino de viña Doña Paula, Marco Fernández, durante uno de los flights o rondas de vinos de cepas blancas, señaló que “una de las variedades que más me gusta de Chile es el Sauvignon Blanc, sobre todo cuando muestra ese ají verde o deja esa mineralidad característica en la copa. Es el único país del mundo que creo puede competir de igual a igual en el exterior con Nueva Zelanda, algo que deben aprovechar. En Argentina no podemos lograr calidad como la que hemos visto con esta cepa (…) Pero lo que amo de los vinos chilenos no sólo es la mineralidad, también la frescura desde el punto de vista de la acidez y textura que los hace grasos al mismo tiempo, tanto que son posibles de arrastrar inclusive hasta una carne”. Durante la jornada, Fernández felicitó a sus pares chilenos presentes.

En relación a las producciones de la tradicional cepa tinta Cabernet Sauvignon, destacó entre los exponentes, Cabo de Hornos 2014, recién lanzado al mercado, perteneciente a la línea Grandes Vinos de viña San Pedro. “Después de harto trabajo logramos la primera cosecha de Cachapoal Andes, hecho cien por ciento Cabernet Sauvignon, con menos barrica nueva y guardas más cortas (…) Básicamente un vino frutal y fresco que se desmarca de lo que estamos acostumbrados a probar, donde la idea principal es tratar de expresar lo mejor del valle, en una variedad que sin duda sigue siendo emblemática para Chile, pues por algo ocupa la mayoría de las hectáreas plantadas”, afirmó el enólogo Gonzalo Castro.

La excepcional jornada vinera se coronó con los delicados aromas y dulce sabor en boca de Erasmo Late Harvest Torontel 2011, presentado por el conde Francesco Marone Cinzano, italiano, productor de vinos en la Toscana y Chile, conocido por su notable proyecto La Reserva de Caliboro, en el Maule, concentrado en el secano costero. En su presentación explicó el significado y origen de la cosecha tardía, haciendo un reconocimiento a la viticultura chilena en general: “Años atrás se pensaba arrancar algunas cepas, pero esta noche hemos visto grandes vinos hechos de cepas, como Carignan y País. También hay proyectos de turismo alrededor de éstas, como Maule, Itata y Biobío. Con nuestros vinos estoy orgulloso, junto a los chilenos que trabajamos en Erasmo, de haber contribuido al rescate de este patrimonio”.

Las próximas ediciones de Premium Tasting serán el 10 y 11 de agosto en Mendoza,  y posteriormente en Buenos Aires. Luego el 11 de noviembre será el turno de Lima. “La idea es generar más consumo, y que los jóvenes entren en el mundo del vino de manera responsable. El vino es cultura, y mucho más que una bebida”, concluyó Nicolás Alemán.

 

Viñas participantes:

Almaviva, Bisquertt, Bodegas RE, Bouchon Family Wines, Caliterra, Casa Bauzá, Casa Silva, Lapostolle, Concha y Toro, Cono Sur, El Principal, Emiliana, Erasmo, Garage Wine Co, Grandes Vinos de San Pedro, Koyle, Laberinto, Maycas de Limarí, Miguel Torres, MontGras, Morandé, Odfjell Vineyards, Pérez Cruz, Polkura, Santa Rita, Tabalí, Tres Palacios, Undurraga, Ventisquero, Viña Leyda, Viña Maipo, De Martino y Viñedos de Alcohuaz.