NH HOTEL GROUP

NH HOTEL GROUP
Eduardo Bosch

NH Hotel Group

Con los ojos puestos en el nuevo mundo

Altos ejecutivos de la cadena española NH Hotel Group visitaron nuestro país para dar seguimiento a nuevos planes de expansión y potenciar las relaciones comerciales con Latinoamérica, ya que para esta empresa la región representa una gran oportunidad de crecimiento y consolidación de todas sus marcas

Eduardo Bosch

LA CADENA ESPAÑOLA NH HOTEL GROUP cuenta con 400 hoteles en todo el mundo, 60 de ellos en Latinoamérica, compañía que se ha convertido en una excelente alternativa entre otros gigantes de la hotelería internacional.

Claramente este escenario se comienza a sentir en nuestro país, donde NH destaca con cuatro hoteles, dos en Santiago, uno en Iquique y otro en Antofagasta. Además, dos propuestas darán a conocer la visión de nuevas marcas que aún no aterrizan en Chile.

LAS NOVEDADES

Se estima que el primero de ellos, NH Collection, que se ubicará en el mall Casacostanera, será inaugurado en 2018. Este hotel de 90 habitaciones, con un concepto más premium, está pensado para el huésped que está en busca de experiencias diferentes, dispuesto a pagar un poco más por ellas. “Cada cliente que se aloje en un Collection tendrá un trato personalizado. Esto significa que durante todo el proceso, desde la reserva hasta la salida del hotel, debemos ser capaces de adaptarnos a sus necesidades, y que vea esto como un valor diferencial al momento de compararnos con cualquier otra marca donde el tratamiento está estandarizado”, explica Eduardo Bosch, presidente de América NH.

El segundo proyecto en construcción es Hotel Nhow, en el sector de La Dehesa, con un estilo distinto que Bosh asegura dará que hablar: “Esta marca va a generar mucho ruido en el mercado porque no tiene competencia, genera el destino en sí misma. Es una marca fresca que está agregando un valor de experiencia completamente distinto, donde al cliente se le sorprende en cada punto, porque lo que están buscando los huéspedes es salir un poco de la monotonía”.

Nhow es una marca camaleónica, rupturista y disruptiva, una propuesta que cambia, ya que se basa justamente en romper los moldes, un concepto que quieren potenciar. Tanto es así, que durante los próximos dos años están pronosticadas las aperturas de seis de estos hoteles, tres de ellos en Sudamérica, uno que se construye en Santiago, y los otros en Lima, Perú, y Cartagena, Colombia.

La marca que fue lanzada oficialmente en Milán, el 2006, también existe en Berlín y Róterdam. Sin embargo su mayor crecimiento lo está viviendo en la actualidad, preparando también nuevas aperturas en Ámsterdam, Londres y Alemania.

En nuestro país la empresa que llegó el año 2000 se ha ido posicionando de manera importante, pues este es un destino que representa seguridad, tanto para ejecutivos como para inversores. “Hemos sido capaces de diferenciarnos, generando un atractivo para inversionistas. Ahora nos identifican claramente en el mercado como una apuesta muy atractiva. Queremos seguir creciendo aquí por varias razones, una es la estabilidad social del país, el potencial que tiene y la estabilidad económica, que son muy importantes. En los últimos años la estabilidad es muy buena, hay continuo crecimiento y un equilibrio inflacionario que no es fácil de encontrar en América Latina. Pero Chile ha sabido diferenciarse dentro de este mercado, y eso hay que valorarlo. Es como una punta de diamante, uno de los mercados más estables, aunque la visión interna sea más bien crítica”, señala Bosch.

Eduardo Bosch

EL SELLO NH

El desarrollo de esta cadena ha sido sostenido. Tan sólo en 1996 NH tenía 60 hoteles en España, y cuando decidieron salir al mundo no pararon de crecer. Es así como 22 años más tarde ya estaban en 31 países, demostrando un cambio radical en su estrategia.

¿Cuál es el secreto para destacarse entre tanta competencia, y lidiar con realidades distintas en cada uno de los países? Según su ejecutivo, es esencial adaptarse a las características de cada lugar. Su cultura e identidad son fundamentales para garantizar el éxito de cada marca y hotel: “Nos fijamos en inversores locales, ellos buscan empresas que sean capaces de garantizar rentabilidades. Por otro lado están las experiencias distintas, quieren hacer una inversión que tenga una razón de ser, que no sea sólo un negocio más, que sea diferencial dentro de sus carteras. Eso genera la necesidad, por parte nuestra, de ser capaces de adaptarnos a nuestros inversores, a sus lenguajes. Eso se convierte en nuestro mayor valor, adaptándonos también a los países en los que estamos”.

Lo mismo pasa con América Latina, donde cada país representa una realidad distinta. “Uno de los grandes errores es pensar que Latinoamérica es una sola. Es verdad que casi todos hablan español, pero ni siquiera eso es igual entre los países: esa es justamente su mayor riqueza, ser diferentes entre todos. No tiene nada que ver lo que pasa en un país y en otro, son realidades distintas, progresos económicos y políticos distintos, evoluciones culturales distintas. Yo siempre digo que lo primero que se tiene que conocer cuando se llega a un país es su historia. No se puede llegar sin saber la historia de Chile, y eso va para todos”, explica Bosch.

Eduardo Bosch

Gracias a esta adaptación, han podido crecer de la mano de socios locales permitiendo, por ejemplo, en casos como el de Argentina, donde la situación económica durante estos últimos veinte años ha sido difícil, no arrojar nunca pérdidas, sino más bien beneficios. “No sólo fuimos capaces de quedarnos cuando muchos otros se fueron de ese país, sino que además pudimos generar valor para nuestros inversores y accionistas. Esto muestra cómo sabiéndote adaptar, te conviertes en un negocio eficiente y de calidad”, dice el ejecutivo.

Eduardo Bosch

En América Latina no existe otro operador que funcione como NH Hotel Group en relación a su administración: es en forma directa en todas sus ubicaciones: “La competencia, normalmente, trata con grupos locales, con un volumen mucho más pequeño, o la presencia de marcas internacionales sólo a nivel de franquicia, es decir, no gestionan de manera directa. Nosotros no franquiciamos ninguna de nuestras marcas”. Sin duda una decisión que permite que esta compañía controle directamente todas sus acciones, con un estilo más personal en sus administraciones, concentradas en su totalidad en el sector urbano. La estrategia está focalizada mayormente en el sector corporativo de la hotelería, donde la gente quiere conocer las ciudades, vivir las ciudades, donde también se mezclan los negocios y el ocio.

Con esta estrategia, la empresa se encuentra ad portas de cumplir veinte años desde que llegó a Latinoamérica, y nada mejor que celebrarlo como mejor lo sabe hacer, con nuevas aperturas. Además de dos en Chile, está programando seis nuevos hoteles en México, además de Colombia y Perú. “El futuro es prometedor para nosotros en este sector. Europa no es ni el tercio de América Latina en superficie, y a nivel de población es el 2% de la población mundial. Acá el potencial de crecimiento es espectacular en relación a Europa, y hay mucho por hacer. Claro que hay que crecer de manera coherente, trabajamos para clientes, inversionistas y accionistas. El 2018 es un año importante en cuanto a aperturas, pero el objetivo es un plan de crecimiento donde seamos capaces de duplicar nuestro tamaño en América Latina”, dice finalmente Eduardo Bosch.

NH Hotel Group

  • www.nh-hotels.com